Guisantes con jamón

Guisantes con jamón
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Tiempo de preparación
45 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Vamos a preparar una receta ligera, muy sencilla y excelente primer plato para deleitar a nuestros comensales más exigentes. Hoy preparamos unos deliciosos guisantes con jamón.

Los guisantes son legumbres ligeras, con bajo aporte energético, pero ricos en proteínas y vitaminas, añadiendo una elevada cantidad de fibra. Por tanto, podemos incluirlos en una de nuestras recetas más saludables, pertenecientes además a las denominadas dietas mediterráneas.

El añadido nutricional que aporta el jamón nos va a ayudar a completar este ligero plato, dando además un delicioso sabor.

Si te gustan los platos fáciles, rápidos y sabrosos no puedes dejar de probar estas habitas con jamón y huevo trufado, o esta caponata tradicional de Sicilia, o este delicioso pisto con huevo nube

Cómo hacer guisantes con jamón:

  1. Pelamos la cebolla y la cortamos en brunoise.
  2. Ponemos a pochar la cebolla a fuego lento en una sartén, con 3 cucharadas de aceite de oliva.
  3. Mientras, vamos cociendo los guisantes. En una olla con agua suficiente hasta cubrir los guisantes, durante unos 12 minutos si son congelados, ó 7/8 minutos si son frescos. (Si son en conserva, no se cuecen, nos ahorramos este paso).
  4. Cuando la cebolla esté transparente, agregamos el jamón serrano en tacos. Lo ideal es que los tacos de jamón contengan algo de tocino, ganaremos jugosidad.
  5. Añadimos la harina, 2 cucharones del agua de cocer de los guisantes y vamos removiendo, ligando la salsa. ¡Ojo, no añadimos sal!, ya tenemos suficiente con la aportada por el jamón.
  6. Por último, incluimos los guisantes y salteamos unos minutos.

Ya está listo nuestro sabroso plato de guisantes con jamón. Si queremos que sea un primero más contundente, podríamos complementarlo con unos huevos escalfados o cocidos, por ejemplo. Plato ideal como entrante para un buen pescado.

Para beber: vino, cerveza, agua con o sin gas…. Se lleva bien con todo.

El truco:

Antes de cocer los guisantes, preparamos un bol con agua fría y los incorporamos en dicho bol. Con esto conseguiremos que los guisantes no pierdan el color verde vivo, y además permanecerán con mayor tersura. Los dejamos sumergidos unos minutos antes de hervir.

Alérgenos:

La harina se debería sustituir por la correspondiente sin gluten, para los alérgicos a este compuesto.

Julia Gaitán
Julia Gaitán

Con más de 30 años de experiencia entre los fogones, Julia es una verdadera profesional de la cocina. Un cajón lleno de infinidad de secretos para elaborar las mejores recetas, fuente de sabiduría y con unos platos de resultados excelentes.