Caponata

Caponata
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
5 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
65 minutos
Número de raciones
6 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Hoy vamos a preparar un plato de origen siciliano, que recuerda mucho al pisto. Vamos a cocinar una deliciosa y sencilla caponata. Guiso que va a base de berenjenas, tomates, apio y aceitunas.

Es un plato muy fácil de cocinar, pero requiere tiempo, y paciencia. Siempre es buena época del año para prepararlo ya que se puede consumir tanto frío, como caliente, y puede acompañar a platos de carne, o de pescado, aunque en nuestro caso lo hemos hecho a modo de entrante.

Dependiendo de dónde lo pidas lo pueden preparar de una forma u otra. En algunos casos le añaden piñones, almendras, o incluso miel. Si te gustan este tipo de recetas no te puedes perder nuestro increíble pisto con huevo nube.

Cómo hacer caponata:

  1. Lo primero que debemos hacer es lavar bien todas las verduras.
  2. Seguidamente cortamos las berenjenas en cubos de más o menos 2 centímetros, y las colocamos en un cuenco mediano. Les echamos un puñado de sal gorda, removemos, y dejamos reposar durante 1 hora.
  3. Mientras vamos a escaldando los tomates, para ello cogemos una olla, la llenamos de agua, y la colocamos sobre un fuego fuerte.
  4. Cogemos los tomates y les hacemos un corte en forma de cruz en la punta.
  5. En cuanto rompa a hervir añadimos los tomates, y puñadito de sal gorda.
  6. Los dejamos entre 30 segundos y 1 minuto, pasado el tiempo los sacamos rápidamente, y colocamos bajo un grifo de agua fría.
  7. Ahora pelamos los tomates, los troceamos, machacamos y reservamos.
  8. Cogemos el apio y le quitamos todas las hebras posibles. Posteriormente lo cortamos y reservamos.
  9. A continuación, cortamos la cebolla en brunoise, y reservamos.
  10. Seguidamente cogemos una sartén, echamos un chorrito de aceite, y colocamos sobre un fuego fuerte.
  11. Cuando el aceite esté caliente vertemos la cebolla, removemos, y esperamos a que obtenga una textura transparente. ¡No olvidaros de mover de vez en cuando para que no se pegue!
  12. Rápidamente añadimos los dientes de ajo, pelados, y aplastados con la ayuda de un cuchillo. Los dejamos de esta manera para que suelten todo su sabor, y poderlos quitar después.
  13. Vertemos los tomates machacados, el apio, el vinagre, el azúcar, las aceitunas, y si habéis escogido las alcaparras es el momento de echarlas. Seguimos con pimienta y un poquito de sal, removemos, y lo dejamos cocer a fuego bajo alrededor de 20 minutos.
  14. Mientras esperamos, cogemos las berenjenas cortadas que habíamos reservado, las enjuagamos con abundante agua, y las escurrimos.
  15. Cogemos una sartén, le añadimos aceite de girasol y esperamos a que se caliente.
  16. Secamos bien las berenjenas, y en cuanto el aceite esté caliente las agregamos.
  17. Las freímos hasta que se queden doraditas, y las sacamos.
  18. Las colocamos sobre papel de cocina para que absorba todo el aceite sobrante.
  19. A continución, vertemos las berenjenas a la sartén con nuestra salsa, mezclamos todo bien, y dejamos cocinar durante más o menos 15 minutos, moviendo de vez en cuando.
  20. Pasados los 15 minutos lo retiramos del fuego y esperamos que se enfríe un poco.

¡Listo! Ya tenemos nuestra deliciosa caponata. Es hora de emplatarla y de disfrutar de esta deliciosa receta.

Emplatado:

  1. Cogemos una fuente grande y colocamos las dos piezas de burrata fresca en el centro.
  2. Seguidamente cogemos la sartén y con la ayuda de una cuchara vamos colocando nuestra caponata alrededor de la burrata.
  3. Para terminar, les hacemos a la burrata unos cortes en forma de cruz con la ayuda de un cuchillo.

Preferimos utilizar burrata ya que es mucho más cremosa que la mozzarella, además le da un toque exquisito a esta receta.

También podemos servir este plato a modo de tapa sobre unas tostadas junto a un huevo poché.

Yael Nadelar

Graduada en periodismo y comunicación audiovisual, Yael Nadelar es una apasionada de la cocina, especialmente de los postres y dulces.
Amante de los niños y la música, aprovecha cualquier ocasión para viajar y conocer nuevos lugares y culturas, aprendiendo siempre de las costumbres de cada país, importando en su cocina estos conocimientos.