Queso feta vegano

Queso feta vegano
Esta receta contiene soja
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
9 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
250 minutos
Número de raciones
6 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

La receta de hoy va a alegrar el día a algunas personas, estamos seguros. A esas personas que amaban el queso pero ahora no lo incluyen en su alimentación. O a esas personas que aman el queso tanto que no se deciden a dar el paso hacia una alimentación vegana. Este queso feta vegano es una opción maravillosa para satisfacer vuestras necesidades queseras de forma 100% vegetal y libre de explotación animal.

Hay muchas formas de referirse a los quesos veganos. Hay quienes  se refieren a ellos como “no queso” o “Keso” (así, con K). Esto es porque a algunas personas les molesta usar términos tradicionalmente asociados a productos de origen animal. Hay muchos argumentos para rebatir esta idea, pero no profundizaremos en esto ahora. Lo que nos atañe es darnos el gusto con algo que podemos usar de manera similar a un queso de leche animal.

Como sugerencia, podéis sustituir la mozzarella por nuestro queso feta vegano en esta ensalada de berenjena y tomate. O cambiar el queso de cabra en estos canutillos con cebolla caramelizada.

Qué esperar de este queso feta vegano:

El mundo de los quesos veganos es muy amplio. Hay quesos que buscan imitar el sabor, quesos que buscan imitar la textura, quesos que consiguen ambas, y quesos que no consiguen ninguna. Hay quesos vegetales que se elaboran de la misma manera que uno animal. Usan fermentos como el ácido láctico, el miso o el rejuvelac (bebida maravillosa de la que intentaré hablaros en otro momento). También son sometidos a procesos de curación de semanas o incluso meses. Os invitamos a abrir vuestra mente y no rechazarlos de primeras.

El queso de hoy es un buen comienzo. No es exactamente igual en sabor a un queso feta animal, pero está increíble de todas formas. Sí es parecido en textura. Puedes partirlo en dados y desmigarlo con las manos. O meterlo en un tarro con aceite, ajo y hierbas aromáticas para macerarlo. El sabor es saladito e intenso, y por si fuera poco se funde gracias al aceite de coco. Por este motivo, nuestro feta vegano funciona genial en pizzas, sándwiches, hojaldres… También en ensaladas, o servido con mermelada de tomate o mermelada de pimiento.

Cómo hacer el queso feta vegano:

Esta receta es una adaptación del feta mediterráneo de The gentle chef (Skye Michael Conroy), publicada en el libro “The non-dairy evolution cookbook”. La receta original usa ácido láctico, que no proviene de la leche, pero que puede ser difícil encontrar. En su lugar usaremos zumo de limón para el toque ácido/fermentado.

Las hierbas que recomiendo son: orégano, tomillo, albahaca y/o mejorana. Podéis omitir el líquido de aceitunas. Si lo usáis, sirven aceitunas de Aragón o estilo cacereñas.

  1. El primer paso es escurrir al máximo el bloque de tofu. Para ello lo colocaremos entre capas de papel de cocina y pondremos algo pesado encima un tiempo. Podemos cambiar el papel cuando esté bastante mojado. Otra opción es apretarlo bien con las manos, o ponerlo en un colador con peso encima. No pasa nada si se desmenuza, ya que vamos a triturarlo. (El peso escurrido será de algo más de 200g aprox.)
  2. Forramos un molde con tapa de la forma que nos guste con papel film.
  3. En un procesador de alimentos (o el accesorio de picar alimentos que viene con algunas batidoras de pie) introducimos todos los ingredientes excepto las hierbas aromáticas. Trituramos todo hasta que tenga una textura sedosa. Es posible que a mitad tengáis que bajar con una espátula o cuchara lo que se queda en las paredes. Este paso tarda unos minutos.
  4. Añadir las especias y triturar unos segundos para mezclarlo.
  5. Vertemos nuestro queso vegano en el molde forrado y lo tapamos. Lo metemos en la nevera un mínimo de 4-6 horas. Cuanto más tiempo esté, más se asentarán los sabores.

Esperamos que os animéis a probarlo, por vosotros o por vuestros compas veganos o intolerantes a la lactosa. Dura en la nevera más de una semana, aunque no puedo decir que lo haya comprobado porque SIEMPRE ME LO COMO ANTES. ¡Eso es todo amigos!

Marta Caballero

Marta es, oficialmente, graduada en Periodismo, pero la cocina vegana y saludable es lo que de verdad le gusta y a lo que se ha dedicado durante los últimos años.
Disfruta mucho veganizando recetas, aprendiendo sobre nutrición y experimentando en la cocina con sabores, texturas, colores…
Otras de sus grandes aficiones son la música (a ser posible en directo), los viajes y los libros.