Mayonesa vegana

Mayonesa vegana
Esta receta contiene soja
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
9 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
8 minutos
Número de raciones
6 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

En este post os contamos cómo hacer mayonesa vegana casera, también llamada veganesa. Esta receta es increíblemente fácil y rápida, y de mucha utilidad tanto si eres vegano como si eres o tienes algún conocido alérgico al huevo o a la lactosa.

Lo divertido de esta salsa es que es un lienzo en blanco donde dar rienda suelta a nuestra imaginación. Podemos añadirle ajo para obtener un alioli, o ajo negro para darle un toque anisado y oscuro. También especias que nos gusten, como Ras el Hanout para un toque marroquí, pimentón… O algo más tradicional cómo: un buen puñado de perejil o cilantro fresco bien picado, ¡cantidades al gusto del chef! Aunque lo mejor es ir añadiendo poco a poco hasta que demos con el punto que nos haga salivar.

Una ventaja de la veganesa frente a la mayonesa tradicional es que al no llevar huevo nos ahorramos, sobre todo en verano, el riesgo de salmonelosis. También es una buena opción para personas con colesterol elevado, ya que el colesterol “malo” se encuentra única y exclusivamente en productos de origen animal. Seas vegano o no, ¡anímate a probarla!

Cómo hacer mayonesa vegana:

Vamos a elaborar esta receta con una batidora de mano, por lo que necesitaremos un vaso que se ajuste a ella. Es muy importante que los ingredientes se encuentren a temperatura ambiente. De lo contrario nuestra veganesa podría cortarse. Si fuera necesario podemos templar la leche de soja unos segundos en el microondas.

  1. Introducimos en el vaso la leche de soja, el aceite de girasol u oliva dependiendo de si queremos un sabor más suave o más fuerte, el zumo de limón, y la sal.
  2. Metemos la batidora hasta el fondo del vaso y empezamos a batir, sin mover la batidora, hasta que empiece a coger textura. Cuando esté en ese punto podemos empezar a subir y bajar muy despacio el brazo, sin llegar arriba del todo.
  3. Vertemos nuestra mayonesa vegana casera en un tarro y ¡a la nevera!

Para darle algo de color, podemos añadir una pizca de cúrcuma, que lo teñirá de amarillo sin alterar el sabor. Asimismo, podemos poner medio diente de ajo para darle algo más de vidilla. Para obtener una textura más espesa, añadir más aceite. Para una textura más ligera… seguro que lo adivinas… menos aceite (o más leche).

Qué hacer con nuestra mayonesa vegana:

Tal vez resulte un poco evidente, pero nunca está de más. Podemos sustituir la mayonesa tradicional por nuestra veganesa en una ensaladilla rusa. Si sustituimos el atún por alga nori en copos la ensaladilla seguirá teniendo saborcillo a mar y a la vez será apta para vegetarianos y veganos. Lo que es más, tendrá un aporte nutricional mayor debido a las propiedades remineralizantes de este alga: calcio (entre ocho y diez veces más que la leche de vaca), fósforo, yodo, sodio, vitaminas del grupo B…

Aparte de esto, para ser felices y un poco más gordis podemos embadurnar cualquier cosa que se nos ocurra con veganesa: verduras a la plancha, bocadillos, tortilla, hamburguesas veganas (o no) con sus correspondientes patatas fritas, brochetas en una barbacoa, wraps… sky’s the limit!

Marta Caballero

Marta es, oficialmente, graduada en Periodismo, pero la cocina vegana y saludable es lo que de verdad le gusta y a lo que se ha dedicado durante los últimos años.
Disfruta mucho veganizando recetas, aprendiendo sobre nutrición y experimentando en la cocina con sabores, texturas, colores…
Otras de sus grandes aficiones son la música (a ser posible en directo), los viajes y los libros.