Granola con chocolate y avellanas

Granola con chocolate y avellanas
Esta receta contiene frutos de cáscaraEsta receta contiene sésamo
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
6 votos
Tiempo de preparación
30 minutos
Número de raciones
10-12 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

En el mundo hay algunas Verdades Universales. Por ejemplo, que el chocolate y las avellanas quedan bien juntos. El chocolate y el plátano también quedan riquísimos juntos. El chocolate con más chocolate que te vamos a comentar… Si a esto le añadimos los beneficios de las semillas, en este caso sésamo, y los carbohidratos saludables y sin gluten del trigo sarraceno, obtenemos como resultado un snack delicioso y nutritivo: ¡granola casera!

La granola es una mezcla equilibrada de cereales (tradicionalmente avena), frutos secos, semillas y frutas deshidratadas creada a mediados del s.XIX por un médico americano. Es un snack ideal para deportistas o personas que necesiten un aporte energético grande (estudiantes, personas en etapa de crecimiento, etc).

Al pesar poco y no necesitar frío, la granola es una buena opción cuando vamos de excursión o de viaje, o para acompañarnos en el desayuno con un delicioso smoothie bowl de frutos rojos.

Cómo hacer granola casera con chocolate y avellanas:

En herboristerías y algunas tiendas a granel podéis encontrar los copos de trigo sarraceno. Si no, podéis usar otro cereal, como copos de avena, arroz inflado…

  1. El primer paso es dejar las avellanas a remojo una hora. Esto hará que el tostado en el horno sea más uniforme y gradual. No obstante, no es un paso imprescindible.
  2. Precalentamos el horno a 180ºC.
  3. En un cuenco mezclamos los ingredientes secos: los copos de trigo sarraceno, las avellanas, el sésamo, el cacao en polvo la sal y la canela (¡si os gusta!)
  4. Derretimos el aceite de coco unos segundos en el microondas y lo mezclamos con el sirope de agave. El aceite de coco se solidifica en frío, por lo que en invierno tendréis que derretirlo, pero en verano probablemente ya estará líquido a temperatura ambiente.
  5. Mezclamos los ingredientes líquidos con los secos hasta que estén bien integrados.
  6. Cubrimos una bandeja de horno con papel vegetal y extendemos la granola por encima. Horneamos unos 20-25 minutos a 180ºC, removiendo un par de veces la granola para que se tueste todo por igual. Una vez lista dejar enfriar a temperatura ambiente.
  7. Cortar o rallar el chocolate y añadirlo a la granola junto al plátano y el coco deshidratados, en la proporción que nos guste.

Esta combinación de alimentos proporciona: ácidos grasos esenciales, proteínas, hierro y magnesio (en el cacao, sobre todo el CRUDO, y en las avellanas), buenas dosis de fibra, triptófano (en el plátano y el sésamo) que ayuda a regular el sueño y mejorar el estado de ánimo… además de vitaminas A, E, C, y del grupo B. ¡Solo cosas buenas! Y quitándonos de encima las grasas hidrogenadas y los azúcares que se encuentran en los cereales y granolas industriales, por muy “sanos” que parezcan.

¡Inventa tu propia granola!

Como podéis observar, la granola es algo muy versátil. Hay infinidad de combinaciones entre cereales, frutos secos, semillas, especias, frutas deshidratadas… ¡Saca tu lado creativo y personalízala con lo que más te guste! Siempre respetando, más o menos, las proporciones que tenéis arriba. Aquí van algunas sugerencias:

Cereales: copos de avena, quinoa, arroz, mijo o maíz inflados…
Frutos secos: nueces, cacahuetes, almendras, nueces de macadamia…
Semillas: pipas de girasol o calabaza, chía, lino, cáñamo…
Endulzantes: sirope de arce, melaza de arroz, azúcar integral de caña o panela…
Frutas deshidratadas: frutos rojos, dátiles, pasas, manzana, mango, piña…
Grasas: aceite de oliva, mantequilla de cacahuete, tahini
Especias: canela, jengibre, piel seca de limón o naranja…

La granola dura mucho tiempo en un recipiente hermético. Podéis comerla sola, con leches vegetales o como topping en smoothies como el smoothie de piña y mango. ¡Que aproveche!

Marta Caballero

Marta es, oficialmente, graduada en Periodismo, pero la cocina vegana y saludable es lo que de verdad le gusta y a lo que se ha dedicado durante los últimos años.
Disfruta mucho veganizando recetas, aprendiendo sobre nutrición y experimentando en la cocina con sabores, texturas, colores…
Otras de sus grandes aficiones son la música (a ser posible en directo), los viajes y los libros.