Bizcocho vegano de plátano y canela

Bizcocho vegano de plátano y canela
Esta receta contiene gluten
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
7 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
60 minutos
Número de raciones
10 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

¡Que levante la mano quien sea fan del plátano! ¡Que levante la mano quien disfrute de un buen trozo de bizcocho a cualquier hora del día! Genial. Este bizcocho de plátano y canela además de ser para vosotros, es vegano. Porque todos merecemos un bizcocho que sacie nuestro ansia de dulce. Y todos merecemos que a la vez no castigue nuestro cuerpo con ingredientes refinados y de mala calidad. Y las vacas, las gallinas y los que no toman huevo ni leche, tan contentos.

El plátano funciona en muchas ocasiones como sustituto del huevo. En esta ocasión aporta sabor además de humedad. La mezcla con la canela y el jengibre es espectacular. Si no os gustan podéis disminuirlas o quitarlas, aunque perderá sabor. Si os gustan, os animamos a añadir cardamomo, que tiene propiedades cardioestimulantes  y mejora la digestión.

Para un dulce más saludable aún y apto para celíacos echad un vistazo a este pudin de chía con horchata y fresas o a esta granola con chocolate y avellanas. Además, si disfrutáis tanto con la mezcla de jengibre y canela no os podéis perder este increíble bizcocho de yogur con vainilla, canela y jengibre.

Cómo hacer el bizcocho de plátano:

La harina integral hace que este bizcocho sea algo más denso que los bizcochos con harina refinada. Es cuestión de acostumbrarse, pero podéis cambiarla si queréis o hacer una mezcla de ambas. No esperéis una textura idéntica al bizcocho tradicional: esta receta, bizcocho de plátano, en inglés se llama banana bread. Esto es, pan de plátano. Uso leche de arroz porque suele tener un toque dulce que le va bien, pero sirve cualquier leche vegetal. Los plátanos cuanto más maduros y blanditos mejor.

  1. Precalentar el horno a 180°.
  2. Verter en un cuenco la leche de arroz y el vinagre. Reservar.
  3. Mezclar en un recipiente todos los ingredientes secos: harina, levadura, bicarbonato, especias y una pizca de sal.
  4. Añadir al cuenco de la leche el resto de ingredientes líquidos: endulzante, vainilla, aceite y los plátanos troceados. Triturar con batidora o chafar el plátano con tenedor y mezclarlo con unas varillas.
  5. Incorporamos poco a poco los ingredientes secos al cuenco de ingredientes líquidos. Mezclamos bien.
  6. Colocamos papel vegetal sobre un molde de horno rectangular (o no) de unos 22x9cm.
  7. Vertemos la masa sobre el molde. Si espolvoreamos azúcar moreno por encima tendrá una costra crujiente y acaramelada. Mmm…
  8. Introducir en el horno a 180° durante 45-50 minutos. Cuando esté listo, lo sacamos del molde ayudándonos / tirando del papel vegetal. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Este bizcocho mejora con los días. Se conserva bien sobre papel de cocina y dentro de una bolsa de plástico como las de la frutería. Podéis cortarlo en trozos y congelarlo: mantiene al 100% su textura y sabor (a veces incluso tengo la sensación de que mejora).

Ideas para customizar vuestro bizcocho vegano:

Se pueden añadir nueces u otro fruto seco, pasas, chips de chocolate y rodajas de plátano u otra fruta como manzana en el interior. El peso de estos ingredientes puede variar la textura final.

No hace falta que os digamos como comeros un bizcocho, PEEEEERO untar las rebanadas con mantequilla de cacahuete y espolvorear cacao por encima es altamente recomendable. Si no, lo mojáis en leche vegetal, que lo ablanda y es una delicia que nuestro (no tan) niño interior sabrá apreciar.

Marta Caballero

Marta es, oficialmente, graduada en Periodismo, pero la cocina vegana y saludable es lo que de verdad le gusta y a lo que se ha dedicado durante los últimos años.
Disfruta mucho veganizando recetas, aprendiendo sobre nutrición y experimentando en la cocina con sabores, texturas, colores…
Otras de sus grandes aficiones son la música (a ser posible en directo), los viajes y los libros.