Mayonesa casera

Mayonesa casera
Esta receta contiene huevoEsta receta contiene lactosaEsta receta contiene mostaza
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
3 votos
Tiempo de preparación
5 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Olvídate del bote del supermercado y anímate a hacer tu propia mayonesa casera. En sólo dos minutos tendrás en tus manos una salsa buenísima que le dará mil vueltas en sabor y textura. Deja de un lado tu miedo a la salmonela o a que se te corte la mayonesa. Enseguida te contamos todos los trucos y secretos.

Recuerda que puedes usarla de muchas maneras, como aderezo para una ensalada, por ejemplo la ensalada Neptuno, pescados o verduras; o como base para otras salsas, como la salsa tártara o el ali-oli. Nosotros os proponemos mezclar esta mayonesa con una cucharada de aceite al chile verde, conseguiréis dar un toque profesional a vuestros pinchos y aperitivos. Espumificarla es un nivel superior, pero alucinaréis.

A continuación, os presentamos nuestra forma de hacerla fácil y sencilla. Cada uno con su mandil, mientras se mantenga la proporción de huevo y aceite seguirá siendo mayonesa. Atención y manos a la mayonesa que empezamos.

Si sois veganos, ¡no os preocupéis! también podéis consumir esta maravillosa salsa, prueba nuestra receta de mayonesa vegana. ¡La receta de siempre apta para todos!

Cómo hacer mayonesa casera

  1. En un vaso de batidora agregamos un huevo fresco, 75 mL de aceite de oliva virgen extra, 1/2 cucharada de postre de mostaza Dijon, 2 cucharadas de postre de zumo de limón y 1/2 cucharada de postre de sal.
  2. Introducimos la batidora hasta el fondo del recipiente. Sin moverla de esta posición, batimos a velocidad media hasta conseguir que todos los ingredientes se mezclen y comiencen a emulsionar. No serán más de 10 segundos.
  3. A continuación, agregamos poco a poco el resto del aceite al vaso mientras batimos a velocidad máxima. En este caso sí que moveremos la batidora de abajo hacia arriba para conseguir la consistencia y textura deseada.

Es cierto que se trata de una receta que es muy relativa en cantidades. Hemos intentado guiarte, ahora eres tú el que debe decidir para que vas a utilizar tu mayonesa. Más líquida para una ensaladilla rusa, más densa para acompañar unos buenos espárragos. Gustos y colores, mil.

Cómo evitar una mayonesa cortada

No será ni la primera ni la última vez que tendremos la mala suerte de que se nos corte la mayonesa. Os contamos varios trucos de cómo evitarlo:

  1. Usad producto fresco y de calidad. Coger el huevo perdido de la nevera para hacer mayonesa es jugar a la ruleta rusa.
  2. No pongáis todo el aceite desde el principio. Id agregándolo poco a poco. La imagen tradicional de nuestras abuelas cocinando mayonesa siempre fue ésta.
  3. Usad aceite de oliva virgen extra ya que emulsiona mejor que otros aceites. Oro español.
  4. No batáis los ingredientes demasiado rápido. Como os hemos contado en los pasos de la preparación de la mayonesa, primero se debe utilizar la velocidad media de la máquina y finalmente la máxima.

Trucos para arreglar una mayonesa cortada

Si los pasos anteriores no os han servido y tenéis entre vuestras manos una mayonesa cortada, no os preocupéis, sigue habiendo solución:

  1. Solución clásica: añadir otro huevo entero. O más bien, empezar una mayonesa nueva en un recipiente nuevo, con un huevo nuevo donde añadiremos nuestra mayonesa cortada como si de aceite se tratase. Jugad finalmente con un poco más de aceite para obtener la textura deseada.
  2. Solución intermedia: sólo añadir la yema de un huevo en el mismo recipiente donde se nos ha cortado la mayonesa y batir hasta que emulsione. De nuevo, jugad finalmente con un poco más de aceite para obtener la consistencia deseada.
  3. Solución definitiva: vaciad el recipiente de mayonesa cortada sin esmeraros mucho. Echad un chorrito de agua en el fondo y batid a velocidad media. A los 15 segundos, agregad la mayonesa cortada poco a poco y seguid batiendo. Puede que quede más líquida, dependiendo de cuan cortos os hubierais quedado en la mayonesa original de aceite. Agregad un pelín de aceite y buscad la consistencia deseada.

Disfrutad de vuestra mayonesa casera. Le cogeréis vicio seguro. ¡Hasta la próxima cocinillas!

Chip y Chop

Chip es doble graduada en derecho y administración y dirección de empresas.
Chop es ingeniero mecánico computacional.
Son la mezcla perfecta que añade el toque sabroso y técnico que todo amante de la cocina debe tener, siempre dentro de lo que marque la ley de los fogones, o no...