Chutney de pera

Chutney de pera
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
5 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
45 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

  • 4 peras limoneras
  • ½ cebolla
  • 1 ramita de canela
  • Pimienta negra
  • Sal
  • Cayena molida
  • 2 clavos de olor
  • 100 g de azúcar
  • 100 mL de Vinagre de Jerez o Vinagre de Módena

¿Quién se atreve con un chutney de pera? Os aseguramos desde ya que vale la pena, porque está para chuparse los dedos. Vais a querer ponérselo a todo 🙂 Pero empecemos por el principio.

Los chutneys, originarios de la India, son una especie de mermelada agridulce y especiada. Pero son bastante más fáciles de preparar, ya que no necesitamos que tengan esa consistencia típica de la mermelada, sino que podemos dejarlos al gusto.

Los chutneys son muy variados y potentes: dulces, picantes, ácidos, salados, y siempre aromáticos. Lo primero que necesitamos es elegir qué fruta o vegetal queremos utilizar como base, y a partir de ahí elegir los aromas que combinan bien con ella. Debemos incluir siempre un ingrediente ácido (como el limón o el vinagre, por ejemplo) y uno dulce (puede ser miel, azúcar…) También es habitual que lleven picante, pero eso es al gusto de cada uno.

Nosotros hemos elegido hacer un chutney de pera como ingrediente principal, y la vamos a complementar con cebolla, canela, clavo, vinagre de Jerez, pimienta negra, cayena molida y azúcar.

Cómo hacer chutney de pera:

  1. Primero vamos a pelar y cortar la cebolla. La cortamos en juliana pero muy finita.
  2. Elegimos una olla pequeña, ponemos un chorro de aceite de oliva, y ponemos la cebolla a fuego bajo. Que se vaya pochando despacio y soltando sus jugos, para ello le agregamos un poquito de sal.
  3. Ahora vamos a lavar, pelar y cortar las peras en trozos no demasiado grandes. Nosotros hemos elegido pera limonera porque es muy dulce y jugosa, y eso le va a aportar a nuestro plato. Al cortarla nos aseguramos de quitarle el corazón y las pepitas. Reservamos.
  4. Cuando la cebolla esté ya blanqueando, echamos la pera, la canela, la pimienta, un poco de cayena molida, y los clavos de aroma. Removemos bien, y sofreímos unos minutos para que se mezclen bien los aromas.
  5. Después echamos el vinagre de Jerez, y añadimos medio vaso de agua, para suavizar un poco el sabor.
  6. Agregamos el azúcar, y dejamos cocer todo a fuego lento durante 30 minutos. Es mejor que cueza con tapa, para que todos los aromas queden dentro. Así tendrá más potencia. Pero debemos vigilarlo y removerlo cada poco tiempo para que no se nos pegue.
  7. ¡Veréis que poco a poco va cogiendo consistencia! La pera se irá deshaciendo, y la salsa caramelizando. Nos quedará una especie de mermelada con trozos más grandes, y muy aromática.

La podemos servir con carnes, como este rabillo de ternera, pescados, quesos… Nosotros hemos elegido hacer una tosta con mouse de queso, y estaba para chuparse los dedos.

Cómo conservar el chutney:

Los chutneys tienen una larga conservación, ¡¡hasta 2 años!! Y además mejoran con el tiempo, como el buen vino. Así que, es una receta perfecta para aprovechar exceso de fruta o alimentos que vayan a perecer, y conservarla durante mucho tiempo para poder usarla con lo que más nos guste. Eso sí, para conservarla tiene que estar bien cerrado al vacío y en lugar fresco.

¡Qué disfrutéis mucho!

Elena Gimeno

Elena se licenció en historia del arte y después se especializó en fotografía. Se define como: fotógrafa, amante de la cocina y viajera empedernida.
Ahora dedica buena parte del año a viajar por el mundo y unir las tres facetas.