Sopa de verduras

Sopa de verduras
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Tiempo de preparación
60 minutos
Número de raciones
6 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Después de la tempestad viene la calma. Y después de los grandes homenajes típicos de las celebraciones, con sus copiosas y pesadas comidas, tan ricas en grasas y calorías, conviene dar un descanso a nuestro organismo, comiendo de forma más saludable y ligera. Por eso vamos a preparar una sana y rica sopa de verduras.

Baja en calorías y grasa, pero no por ello menos alimenticia, dado su alto aporte de vitaminas y minerales.

Cómo hacer sopa de verduras:

  1. Antes de nada, lavamos bien todas las verduras. Las cortamos en juliana y las reservamos en una fuente.
  2. Preparamos una olla al fuego con un chorreón de aceite, incorporamos la cebolla y la vamos pochando a fuego lento, entre 4 y 5 minutos, con un pellizco de sal.
  3. Cuando esté con ese color marrón característico agregamos un litro de caldo (o en su defecto agua, si no disponemos de caldo hecho) y ponemos a fuego fuerte hasta que empiece a hervir.
  4. Vamos añadiendo paulatinamente el resto de verduras, excepto las patatas y la calabaza. Bajamos a medio fuego, que vaya cociendo lentamente, durante unos 15 minutos aproximadamente, después de los cuales ya metemos las patatas, la calabaza y los fideos (opcionales), manteniendo la cocción otros 5 minutos más. Vamos verificando si requiere más caldo, en cuyo caso, añadiremos.
  5. Probamos el punto de sal, poniendo más en caso necesario, y la pimienta.

Ya tenemos nuestra apetecible sopa de verduras. Generalmente la serviremos como primer plato, complementando con un segundo también saludable, como un lenguado en menier, o un filete de pollo, a la plancha. También podríamos servirlo como plato único añadiendo unas setas shiitake o bien champiñón. Y si queremos dar un aporte proteico, podemos hacerlo con un huevo poché.

Una buena sopa de verduras admite una gran variedad de ellas. A nuestra receta de hoy podríamos añadir acelgas, nabo, coliflor, batata o boniato, espinacas, maíz etc. No deja de ser un plato de aprovechamiento. El resultado será similar aunque variemos ligeramente los ingredientes. Y si preferimos cambiar la textura, lo batimos todo una vez hecha. Así, conseguimos un delicioso puré de verduras.

Para beber, agua natural o con gas, que estamos en plena desintoxicación.

El truco:

  • Lo ideal es emplear caldo de verduras. En su defecto, caldo de cocido.
  • Si no disponemos de caldo y no queremos añadir agua simplemente, ponemos un hueso de codillo junto con la cebolla mientras se está dorando, y quedará un sabor más intenso.
  • Tened en cuenta que la verdura, cuanto más al dente, menos propiedades pierde, aunque siempre irá en gustos.
  • Y si queremos ahorrarnos todo el trabajo de la preparación usaremos preparados deshidratados que hay disponibles en los supermercados.

Alérgenos:

Ésta no es una receta peligrosa para las personas propensas a las reacciones
alérgicas, dados sus ingredientes (sin la pimienta, que la hemos puesto de manera opcional).

Julia Gaitán
Julia Gaitán

Con más de 30 años de experiencia entre los fogones, Julia es una verdadera profesional de la cocina. Un cajón lleno de infinidad de secretos para elaborar las mejores recetas, fuente de sabiduría y con unos platos de resultados excelentes.