Sopa de tomate

Sopa de tomate
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Tiempo de preparación
85 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Llevaba bastante tiempo queriendo hacer el plato de cuchara que os vamos a enseñar. Queríamos presentar la receta perfecta, y para ello hacen falta hacer unas cuantas pruebas. Agregando, y cambiando ingredientes, hasta que finalmente dimos con la que creemos que es la mejor versión de la sopa de tomate, o crema de tomate.

Se trata de una crema muy fina, llena de matices, aroma y sabor. ¡Os aseguramos que esta receta hará que tus papilas gustativas bailen al son de esta maravillosa sopa!

Podéis servir esta crema de tomate como primero, y de segundo un bacalao al pil pil, o rico un pollo en pepitoria, o una receta de solomillo a la pimienta, o una sana lubina a la sal… las posibilidades son infinitas.

Cómo hacer sopa de tomate:

  1. Lo primero que debemos hacer es pelar, y cortar en brunoise las cebollas, los dientes de ajo, y los tomates secos previamente escurridos. Recordad quitarles las raíces a los dientes de ajo.
  2. A continuación, debemos coger una cacerola amplia ponerla sobre un fuego medio y echarle un bueno chorro de AOVE.
  3. Una vez caliente vertemos la cebolla, y los dientes de ajo picados. Echamos un puñadito de sal, removemos, cubrimos la cacerola, y bajamos a fuego lento. Empleamos el fuego lento y la sal para ayudar a que la cebolla suelte su jugo y se haga en el mismo. Removemos de vez en cuando, y si hace falta subimos a fuego medio.
  4. Cuando la cebolla esté transparente echamos los tomates secos troceados y el tomate concentrado. Mezclamos. Dejamos que se integre bien, y se unifiquen los sabores durante unos 5-10 minutos.
  5. Ahora, agregamos la harina, y dejamos que se cocine durante unos 2 minutos removiendo continuamente.
  6. En este punto, agregamos el resto de ingredientes: el tomate triturado, la leche de coco, el caldo de verduras, las hojas de albahaca, y el bicarbonato. Mezclamos.
  7. Subimos el fuego y en cuanto empiece a hervir, lo bajamos a medio – bajo. Cocinamos durante 1 h, más o menos, mezclando de vez en cuando.
  8. Pasado el tiempo, vertemos el contenido de la cacerola en un robot de cocina, o utilizamos una batidora de mano para triturar la crema hasta que no queden grumos. Para que quede más fina se puede pasar por un colador o chino.

Sirve esta deliciosa sopa de tomate en un cuenco con unas hojas de albahaca y acompáñalo con un poquito de pan tostado. También puedes servirlo con una cucharadita de queso crema por encima. ¡De chuparse los dedos!

Apuntes:

  • Podemos usar cebolla morada, dulce… depende del gusto de cada uno
  • Empleamos la harina para darle consistencia a la crema de tomate, pero se puede eliminar de la receta.
  • Se puede sustituir el bicarbonato por unas cucharaditas de azúcar, sirope de agave o cualquier endulzante. Se emplea para contrarrestar la acidez del tomate.
  • Si no tenéis leche de coco se puede utilizar cualquier otro tipo de leche vegetal, pero en este caso la leche de coco le aporta una cremosidad extra a la sopa de tomate.
  • Si no tenéis un bote de tomates triturados, y tenéis tomates muy maduros, podemos retirarles las pepitas, pelarlos y cortarlos, o rallarlos.
  • Para triturar la sopa podemos utilizar un robot de cocina, tipo Thermomix, para que salga una crema súper suave.

¡Qué la disfrutéis! 🙂

Ver más recetas hechas con: Batidora
Yael Nadelar
Yael Nadelar

Graduada en periodismo y comunicación audiovisual, Yael Nadelar es una apasionada de la cocina, especialmente de los postres y dulces.
Amante de los niños y la música, aprovecha cualquier ocasión para viajar y conocer nuevos lugares y culturas, aprendiendo siempre de las costumbres de cada país, importando en su cocina estos conocimientos.