Sopa de melón

Sopa de melón
Esta receta contiene frutos de cáscara
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
10 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Cuando llega el verano siempre es útil tener en nuestro recetario recetas ligeras y refrescantes como es el caso de la sopa de melón. Aun así la forma de cocinarla y presentarla siempre puede suponer un claro cambio en la percepción que tenemos de este sencillo y rico plato de verano. Así, puede ser utilizado en cualquier época del año.

Preséntalo en forma de chupito entre los entrantes y el primer plato como punto de inflexión y regeneración de la percepción de sabores en nuestra boca dentro de un menú. Ferrán Adriá hizo famosa su interpretación de este refrescante plato en forma de esferificación.

La preparación es muy similar a la de la sopa de sandía  y persigue la intención de otras recetas similares como el gazpacho de sandía, refrescar y agradar al comensal. El ingrediente principal ha de ser siempre un melón fresco, de temporada, puramente dulce y acuoso. El toque dulce mezclado con la punta de sal y el jamón rallado en virutas provocará una mezcla de sabores brutal.

La mejor opción para aprovechar el sabor de un buen melón es utilizarlo en su época de cultivo óptimo, finales de primavera y a lo largo de todo el verano. Será entonces cuando añadiremos a nuestra cesta de la compra un producto perfectamente balanceado entre contenido de azúcar y agua.

Si conocemos diferentes tipos de melón, con multitud de variedades dentro de cada tipo, podemos aprovechar las diferentes propiedades y sabores para aplicarlos en nuestra sopa de melón. Así, en esta receta buscaremos encontrar un alto contraste dulce y salado junto con un color sorprendente. Por ello, nuestro melón seleccionado será el melón Galia por su mayor contenido en azúcar y su color anaranjado. Pero… sois libres de escoger el tipo que más os guste.

Cómo hacer sopa de melón:

Paso 1: Sopa de melón

Es importante partir de un melón enfriado en la nevera. De esta forma, acortaremos los tiempos de cocinado.

  1. Comenzamos obteniendo toda la pulpa del melón. Cortamos los “culos” del melón para comenzar a hacer las tradicionales cuñas de melón. Retiramos las pipas y la piel, troceamos y agregamos al vaso de la batidora.
  2. Añadimos a este mismo vaso las almendras molidas, sal, pimienta con mucho cuidado para no saturar el sabor de la sopa de melón.
  3. Batimos hasta obtener una textura fina.
  4. En ultimo lugar, agregamos una cucharada sopera de aceite de oliva y emulsionamos.
  5. Si queréis obtener una sopa de melón ligera, y fina podemos pasarla por un colador o un chino.
  6. Reservamos enfriando en la nevera mientras preparamos la guarnición.

Paso 2: Deshidratación del jamón ibérico

Tal y como os contamos en la receta de ensalada de pollo al cúrcuma, para deshidratar el jamón podemos optar por dos vías: horno o microondas. Como en aquella ocasión os explicamos cómo hacerlo en el micro,  hoy lo haremos en el horno. El resultado final será prácticamente el mismo.

  1. Precalentamos el horno a 160ºC.
  2. Mientras esperamos a que se caliente, vamos colocando el jamón ibérico en lonchas sobre una bandeja de horno.

    Utilizad papel de horno para evitar que se puedan pegar.

  3. Introducimos la bandeja con el jamón en el horno durante unos 5 minutos. Vigilamos que el proceso de deshidratación no se convierta en una pira por San Juan.
  4. Cuando estén listas, retiramos del horno y dejamos enfriar.
  5. En una tabla con un cuchillo bien afilado, aprovechamos la textura crujiente del jamón deshidratado para convertirlo en virutas crujientes.

Paso 3: Emplatado

  1. Aprovechando que la sopa está fresquita (8ºC como mucho), servimos en un cuenco o plato hondo.
  2. Espolvoreamos en la parte central las virutas de jamón.
  3. Con la ayuda de una pipeta de cocina, agregamos unas gotas de aceite por encima de la sopa a modo decorativo.
  4. Si queremos subir un peldaño más de calidad, además de usar la pipeta para agregar aceite normal podemos agregar más toques de color jugando con el aceite al chile verde o incluso aceite de tomate. La presentación del plato lo agradecerá.

Espero que disfrutéis de esta rápida receta perfecta para el verano o las ocasiones especiales donde queráis sorprender con un plato diferente.

¡¡¡Todos a la mesa!!!

Chip y Chop

Chip es doble graduada en derecho y administración y dirección de empresas.
Chop es ingeniero mecánico computacional.
Son la mezcla perfecta que añade el toque sabroso y técnico que todo amante de la cocina debe tener, siempre dentro de lo que marque la ley de los fogones, o no...