Gazpacho de remolacha

Gazpacho de remolacha
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
19 votos
Cargando…

Información:

Ingredientes:

  • 500 gr de remolachas
  • 3 tomates
  • 1/2 diente de ajo
  • 1/2 pepino
  • 1/4 de pimiento verde 
  • 1/2 cebolla pequeña
  • 1 rebanada de pan del día anterior
  • 1 cucharada de postre de vinagre de vino blanco
  • 50 ml de aceite de oliva
  • Sal gorda

Os queremos enseñar a hacer un plato súper refrescante para este verano, un gazpacho de remolacha. Este frío plato de cuchara es un éxito asegurado si tenéis invitados, su toque dulzón suele agradar a todos, además de darle un color único a la mesa.

Si queréis hacerlo para alguna reunión o fiesta lo podéis servir en vasos de chupito, así os cundirá mucho más. También os enseñamos la variante más popular de esta sopa, el delicioso gazpacho andaluz. Como bien sabéis cada cocinero le da su toque especial a cada receta, haciéndola única.

Para llevar a cabo el gazpacho de remolacha podéis utilizar remolacha cruda y cocerla, como os explicamos más adelante, o bien si queréis dejaros de complicaciones y hacerlo más sencillo podéis comprar directamente en el supermercado la remolacha hervida.

Elaboración de la remolacha:

  1. Para preparar esta deliciosa sopa fría, primero, debemos ablandar la remolacha. Para ello llenamos de agua una cacerola y esperamos a que hierva. Lavamos las remolachas crudas, y en cuanto rompa a hervir, las metemos. Esperamos unos 45 minutos, dependiendo del tamaño, o hasta que las pinchemos con un cuchillo y estén tiernas por dentro.
  2. Las quitamos de la olla y las incorporamos a un bol con agua y hielo, para cortar así la cocción.
  3. En cuanto estén frías les quitamos la primera capa de piel. Las cortamos en cuatro trozos y reservamos.

También se pueden ablandar al vapor, o bien al horno. Si preferís asarlas, tened en cuenta que el sabor de nuestro gazpacho cambiará.

Elaboración del gazpacho de remolacha:

  1. Mientras se va cociendo la remolacha vamos lavando el resto de la verdura.
  2. Seguidamente, cortamos en dos los tomates y nos deshacemos del tallo y de la parte blanca. Los volvemos a cortar para obtener cuatro trozos de cada tomate.gazpacho de remolacha
  3. A continuación, pelamos medio pepino y lo cortamos en rodajas. Reservamos. No le llegamos a quitar del todo toda la piel. Ya que se nos podría repetir con mayor facilidad nuestro gazpacho de remolacha.
  4. Posteriormente, lavamos un cuarto de pimiento verde, y le retiramos todas las semillas. Lo cortamos en tiras, y reservamos.
  5. Pelamos la media cebolla, y el medio ajo. Seguidamente, cortamos la cebolla, y reservamos todo.
  6. Por último, cogemos una rebanada de pan del día anterior. Si no tenemos, cogemos un trozo de pan del día, y lo tostamos. También nos servirá.
  7. Una vez tengamos todas las verduras cortadas y limpias sacamos el vaso de la batidora e incorporamos todos los ingredientes reservados con antelación, la rebanada de pan, y la remolacha. Agregamos una cucharada sopera de aceite, una de postre de vinagre de vino, y una pizca de sal.
  8. Trituramos todo durante aproximadamente unos 5 minutos, para que todo quede bien mezclado, y sin grumos. Repetiremos el proceso las veces que haga falta, hasta quedarnos sin ingredientes.
  9. Para asegurarnos de que nuestra deliciosa sopa de remolacha quede lo más fina posible, pasaremos todo el gazpacho por un chino, o bien un colador.
  10. Corregimos el punto de sal si es necesario.
  11. Echamos nuestro gazpacho de remolacha en un envase y metemos en la nevera durante más o menos 2 horas.

¡Ya tenemos nuestro gazpacho de remolacha listo para disfrutar! ¡Recordad que es importante servirla bien fría!

A la hora de servir esta sopa fría se pueden combinar diferentes ingredientes para resaltar el color de la remolacha.

Os invitamos a que lo emplatéis con un chorrito de vinagre de frambuesa, o con unas hojitas de menta, o albahaca, con unos picatostes de pan frito, o como va el gazpacho tradicional con trocitos de diferentes verduras, como puede ser: pepino, pimiento verde, o amarillo, cebolla. Incluso también podéis probarlo con queso fresco, o feta. ¡Todo a lo que os llegue la imaginación!

Os animamos a que preparéis en casa esta delicia y compartáis con nosotras como os han salido a través del hashtag #crujienteyaldente.

Información nutricional

Por cada 100 gramos esta receta contiene:

66,26
Energía (Kcal)
5,18
Hidratos de carbono (g)
4,22
Grasas totales (g)
1,06
Proteínas (g)
1,56
Fibra (g)

*La información nutricional facilitada ha sido elaborada por la dietista-nutricionista Bárbara Hernández Rodríguez. Los valores nutricionales de cada receta pueden variar en función de las cantidades de los ingredientes, el modo de preparación así como las fuentes de aprovisionamiento.

Cantidad por 100 gramos
Calorías 66,26 Kcal
Grasas totales 4,22 g
Ácidos grasos saturados 0,62 g
Ácidos grasos poliinsaturados 0,41 g
Ácidos grasos monoinsaturados 3,13 g
Colesterol 0 mg
Sodio 62,6 mg
Hidratos de carbono 5,18 g
Fibra 1,56 g
Azúcares 4,32 g
Proteínas 1,06 g

*La información nutricional facilitada ha sido elaborada por la dietista-nutricionista Bárbara Hernández Rodríguez. Los valores nutricionales de cada receta pueden variar en función de las cantidades de los ingredientes, el modo de preparación así como las fuentes de aprovisionamiento.

Yael Nadelar

Graduada en periodismo y comunicación audiovisual, Yael Nadelar es una apasionada de la cocina, especialmente de los postres y dulces. Amante de los niños y la música, Yael aprovecha cualquier ocasión para viajar y conocer nuevos lugares y culturas, aprendiendo siempre de las costumbres de cada país, importando en su cocina estos conocimientos.

Send this to a friend