Crema de zanahoria

Crema de zanahoria
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
4 votos
Tiempo de preparación
55 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Hoy vamos a degustar de primer plato una nutritiva crema de zanahoria. Entrante de preparación sencilla, sabroso, ligero, y fácil de complementar con un segundo, bien de carne, de pescado, o de verdura.

Además, muy alimenticio, gracias a las propiedades de la zanahoria, rica en potasio y fósforo, con sus importantes beneficios para el sistema nervioso y fortalecimiento de los tejidos capilares, entre otros, amén de combatir el estreñimiento y ser muy diurética.

Si en invierno no te separas de los platos de cuchara no puedes dejar de probar este potaje de garbanzos y judías, o esta increíble sopa castellana o sopa de ajo, o esta maravillosa sopa de cebolla, y ni qué hablar de esta crema de espárragos… mmm.

Cómo hacer crema de zanahoria:

  1. Pelamos la cebolla, la cortamos por la mitad y luego en trozos, no muy grandes.
  2. Ponemos al fuego la olla con un poco de aceite. Cuando esté caliente añadimos la cebolla con un poco de sal, manteniendo hasta dorarla unos 3 a 4 minutos. Bajamos el fuego.
  3. Cortamos el puerro por la mitad y en rodajas, empleando solo la parte más blanca, reservando la parte verde para otras recetas.
  4. Añadimos el puerro a la olla, mezclamos con la cebolla y seguimos cocinando unos 3 ó 4 minutos más.
  5. Mientras, pelamos las zanahorias y las cortamos en rodajas más bien finas.
  6. Pelamos las patatas en trozos igualmente no muy grandes. Las añadimos a la olla y seguimos cocinando unos pocos minutos (de 3 a 5).
  7. Añadimos el agua hasta cubrir a nivel. Salpimentamos, a gusto de cada uno. Subimos el fuego para que hierva.
  8. Una vez empieza a hervir bajamos la temperatura y tapamos, dejando cocer media hora aproximadamente, hasta que podamos comprobar que las verduras están tiernas (lo verificamos pinchando con un palillo o tenedor la patata o la zanahoria).
  9. Retiramos y pasamos por la batidora, triturando bien, hasta conseguir una mezcla homogénea y cremosa. Si quedara demasiado espesa podríamos añadir más caldo, agua o leche para aclarar un poco.
  10. Ahora es el momento de probar para comprobar el punto de sal, añadiendo en caso necesario.

Ya tenemos nuestra crema de zanahoria. Serviremos bien caliente. El yogur lo batimos bien y lo rociaremos por encima de cada plato. Y si queremos añadir un toque de sofisticación muy sencillo podemos acompañarlo con unos picatostes, hechos con el pan del día anterior, o con unas semillas o pipas.

Podríamos sustituir la patata por calabacín para dar consistencia a la crema.

El truco: podemos utilizar caldo de verduras en lugar de agua. Incluso podríamos cocer las verduras con una mayor proporción de agua y reservar parte de este caldo para futuras utilizaciones.

Alérgenos: el yogur es de origen lácteo. Para los alérgicos deberíamos eliminarlo o sustituirlo por algún yogur sin lactosa, de soja o similar.

Julia Gaitán

Con más de 30 años de experiencia entre los fogones, Julia es una verdadera profesional de la cocina. Un cajón lleno de infinidad de secretos para elaborar las mejores recetas, fuente de sabiduría y con unos platos de resultados excelentes.