Crema de calabacín

Crema de calabacín
Esta receta contiene lactosa
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
18 votos
Tiempo de preparación
25 minutos
Número de raciones
3 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Hoy vamos a preparar una receta muy fácil que viene estupenda para el invierno, pero que también se puede consumir en verano y en cualquier época del año, ya que se puede consumir caliente o fría. Vamos a hacer una deliciosa crema de calabacín.

Este es el típico puré al que te vuelves adicto los días de frío, por su sencillez a la hora de elaborarlo, por lo saludable que es, porque gusta a todo el mundo y simplemente por lo bueno que está.

Puede que sepáis todos los nutrientes que aporta el calabacín, pero, por si no los recordáis, contiene calcio para fortalecer los huesos, proteínas, fibra, y una multitud de vitaminas beneficiosas para el cuerpo. Ya que esta verdura es baja en sodio, es recomendable que las personas que sufren de tener el colesterol alto o hipertensión la consuman.

La receta de crema de calabacín se puede preparar de muchas formas, podemos enriquecer la receta más o menos, dependiendo de nuestro gusto. Éste puré se puede servir con unos picatostes de pan.

Una vez que tengamos los ingredientes preparados, nos ponemos manos a la obra:

Cómo hacer crema de calabacín:

  1. Lo primero que hay que hacer para realizar esta receta es lavar bien los calabacines, posteriormente procederemos a pelarlos teniendo en cuenta que no se les debe quitar toda la piel, ya que en ella albergan la mayoría de nutrientes.

    Si le dejamos toda la piel al calabacín, la crema obtendrá un color muy verde y un sabor más amargo.

  2. Luego, los cortamos en taquitos y los metemos en una cacerola, junto a la patata una vez pelada y cortada.
  3. Cogemos la cacerola y la llenamos de agua hasta sobrepasar todos los ingredientes.
  4. Colocamos la cacerola en el fuego, y le agregamos la pastilla de caldo de pollo.
  5. Dejamos que hierva hasta que el calabacín y la patata queden blandos.
  6. Apagamos el fuego, y pasamos una batidora eléctrica, minipimer, por la crema hasta que todo quede bien triturado.
  7. Agregamos 2 o 3 quesitos y la sal a gusto de cada uno.
  8. Por último, volvemos a pasar la minipimer.

Si queréis que el puré obtenga una textura más cremosa, se le puede agregar nata líquida para cocinar.

¡Listo! Ahora ya sabes cómo preparar una riquísima crema de calabacín.

Podemos mantener la sopa durante 2 o 3 días en el frigorífico para tomarla cuando más nos apetezca. Este plato viene perfecto para cenar, ya que por cada 100 gramos tan sólo aporta 15 calorías, también se puede servir como entrante.

Yael Nadelar

Graduada en periodismo y comunicación audiovisual, Yael Nadelar es una apasionada de la cocina, especialmente de los postres y dulces.
Amante de los niños y la música, aprovecha cualquier ocasión para viajar y conocer nuevos lugares y culturas, aprendiendo siempre de las costumbres de cada país, importando en su cocina estos conocimientos.