Patatas revolconas

Patatas revolconas
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Tiempo de preparación
60 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Aperitivo o entrante, unas buenas patatas revolconas entusiasman a cualquiera. ¡Venga, acompáñanos, vamos a darnos el gustazo!

Este humilde plato recibe mucho nombres como: patatas meneás, patatas meneadas, patatas revueltas o patatas removidas.

Las patatas revolconas constituyen un plato básico, barato, de origen humilde (típico de las zonas rurales) y energético. Hoy es un manjar, indispensable en la carta de cualquier restaurante de comida casera que se precie. Y se sirve de las más variadas formas: como tapa, como acompañamiento de otros aperitivos, en tosta con un huevo de codorniz encima, etc.

Cómo hacer patatas revolconas:

  1. Pelamos las patatas (preferiblemente con pelador), las lavamos y troceamos en cachos más bien grandes.
  2. Las ponemos en una olla grande, añadiendo agua hasta cubrir (no más), las hojas de laurel, sal y un chorrito de vinagre.
  3. Calentamos a fuego medio-alto hasta que empiece a hervir. En ese momento bajamos el fuego y dejamos cocer unos 20 ó 25 minutos, hasta que estén hechas (acordaos, la prueba de la punta del cuchillo).
  4. Mientras, cortamos los dientes de ajo en láminas finas, la panceta en pequeños trozos y el chorizo en rodajitas.
  5. Ponemos una sartén a calentar con el aceite y freímos primero la panceta (hasta que esté dorada), la reservamos, y hacemos la misma operación con el chorizo, reservando conjuntamente.
  6. En la misma sartén sofreímos los ajos, con cuidado de no quemarlos. Apagamos el fuego y añadimos el pimentón (de los 2 tipos), removiendo cuidadosamente. Reservamos aparte.
  7. Ponemos las patatas en una ensaladera, incluimos el aceite con el pimentón y los ajos que teníamos reservados, y removemos para mezclar todo de manera homogénea.
  8. Para terminar, ponemos por encima “los sacramentos”: la panceta y el chorizo.

Ya podemos degustar nuestras deliciosas patatas revolvonas.

Recomendamos acompañar con una cerveza bien fría, si lo tomamos como aperitivo, o un buen vino tinto de Toro (o un Cariñena, por ejemplo) si constituye el entrante o primer plato.

Un cuenco con unas buenas revolconas sería un buen complemento de unas verduras a la plancha, una menestra de verduras, o una escalivada de verduras al horno, por ejemplo, como entrante de un rico menú.

El truco:

Si sustituimos el aceite de oliva por manteca de cerdo obtendremos un sabor más tradicional y una textura más compacta.
Como hemos explicado en nuestra receta de patatas rellenas de pisto, hay una opción de cocer
las patatas en microondas. Más rápido y menos engorroso.
El chorizo es uno de los ingredientes opcionales que no todo el mundo aprecia; es más, los más ortodoxos lo rehúsan en este plato, pero a nosotros nos encanta, nos parece que casa muy bien. Cuestión de gustos….

Alérgenos:

Para los alérgicos: las patatas revolconas no representan riesgo de mención especial para alérgicos.

Julia Gaitán
Julia Gaitán

Con más de 30 años de experiencia entre los fogones, Julia es una verdadera profesional de la cocina. Un cajón lleno de infinidad de secretos para elaborar las mejores recetas, fuente de sabiduría y con unos platos de resultados excelentes.