Patatas rellenas de pisto

Patatas rellenas de pisto
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Tiempo de preparación
60 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Las patatas rellenas constituyen un plato muy variable, según la clase de relleno que aportemos. En este caso hemos elegido hacer patatas rellenas de pisto, pero podrían ser de carne picada (que es lo más habitual), de huevo y atún, de bacon, de sobras de cocido, de pollo asado y un sinfín de variedades… Ésta podría ser perfectamente una receta de aprovechamiento. ¡Imaginación al poder! ¡Y más en la cocina!

Cómo hacer patatas rellenas de pisto:

  1. Hoy vamos a cocer las patatas en el microondas. Para ello no debemos pelarlas, pero sí pincharlas con la ayuda de un palillo de dientes o mondadientes, o con un tenedor.
  2. Posteriormente, envolvemos las patatas en film transparente. Debemos cubrirlas a conciencia para que el vapor de la cocción no se escape. Pondremos unas 3 o 4 capas de papel film.
  3. Las colocamos en el microondas a potencia media (unos 700W), entre 10 y 15 minutos, según la potencia de nuestro microondas, y el tamaño de las patatas. Si se trata de patatas pequeñas lo haremos en varias tandas de 3 minutos separadas por 1 minuto de reposo. En el caso de patatas medianas o grandes haremos tandas de 5 minutos dejándolas reposar 1 minuto entre tandas.
  4. Las sacamos y dejamos enfriar dentro de su envoltorio, para que no pierdan la humedad.
  5. Mientras, vamos pelando el ajo y la cebolla y los picamos.
  6. Lavamos los pimientos, el calabacín y la berenjena y los cortamos con piel en cuadraditos.
  7. Ponemos una sartén a calentar con un buen chorro de aceite de oliva. Volcamos las verduras y las dejamos pochar durante 10 a 15 minutos a fuego lento.
  8. Añadimos el tomate frito, la sal y la pimienta. Removemos un par de minutos. ¡Ya tenemos el pisto!
  9. Añadimos orégano, retiramos y reservamos.
  10. Desenvolvemos las patatas, las cortamos por la mitad (con la piel incluida) y las vaciamos con una cuchara (con cuidado de no romper la piel), dejándolas huecas, y  rellenamos con el pisto.
  11. Las ponemos en la bandeja de horno, espolvoreamos con el queso rallado y lo ponemos a gratinar entre 5 y 7 minutos.
  12. Sacamos y, al servir en cada plato, espolvoreamos con el cebollino finamente picado.

Ya podemos degustar nuestras apetecibles patatas rellenas de pisto. Nos ha salido barato, pero no por ello poco alimenticio o incompleto, dadas las excelentes cualidades de los componentes (patatas, verduras, etc). Si no tienes microondas puedes optar por cocer las patatas tradicionalmente, en una olla con agua, o en el horno. El vaciado de patata lo podemos emplear para un posterior puré de patata, por ejemplo. ¡No lo tiréis!

Un exótico complemento podrían ser unos huevos fritos de codorniz para acompañar o, si preferís,  una fresca y vitamínica ensalada de aguacate, mango y tomate, o una ensalada de col, manzana y zanahoria.

El truco: si tienes invitados y quieres ganar en vistosidad  puedes hacerlo con patata “vitelotte” (violeta).

Alérgenos:

Las patatas rellenas de pisto no son especialmente delicadas para alérgicos, aunque sí algunos de sus componentes: podríamos omitir el orégano, la pimienta y el queso tendría que ser sin lactosa.

Julia Gaitán
Julia Gaitán

Con más de 30 años de experiencia entre los fogones, Julia es una verdadera profesional de la cocina. Un cajón lleno de infinidad de secretos para elaborar las mejores recetas, fuente de sabiduría y con unos platos de resultados excelentes.