Patatas a la riojana

Patatas a la riojana
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Tiempo de preparación
75 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Si te gustan los platos de cuchara no puedes perderte unas buenas patatas a la riojana.

Las patatas a la riojana constituyen un plato típico de la región de La Rioja, como indica su nombre.

Esta receta es un guiso modesto y económico, pero con mucho sabor, que si tenemos el arte de cocinarlo adecuadamente y combinarlo con los ingredientes idóneos, podremos triunfar y dar la talla.

Cómo hacer patatas a la riojana:

  1. Comenzamos picando finamente el ajo. Continuamos, pelando y picando la cebolla, el pimiento y cortamos el chorizo en rodajas. Reservamos.
  2. Ahora, ponemos aceite en una cacerola. Calentamos, echamos el ajo en primer lugar y sofreímos; antes de que coja color añadimos la cebolla y dejamos pochar unos 6 minutos hasta que la cebolla esté transparente.
  3. Añadimos el pimiento, sofreímos otros 2 minutos.
  4. Volcamos las patatas, previamente chascadas. Para chascar las patatas debemos meter un cuchillo, y girar hasta que se produzca un ruido tipo chasquido para que la patata se rompa. Así conseguimos que suelte la fécula, obteniendo de esta manera una adecuada consistencia en la salsa.
  5. Incluimos el chorizo y rehogamos con el guiso, dando un par de vueltas. Añadimos el concentrado de tomate, el vino, las hojas de laurel, la pimienta y el pimentón, dejamos un par de minutos para que evapore el vino, y removemos con una cuchara.
  6. Añadimos el caldo de verdura y dejamos a fuego medio-alto hasta que empiece a hervir, bajando hasta que se cocine, unos 25 a 30 minutos, en función de la patata que hayamos elegido.

Ya está. Tenemos nuestro fabuloso guiso de patatas a la riojana. Si te gustan los platos de patatas no te puedes perder esta receta de gratin dauphinois, ni estas excelentes patatas a la importancia, ni estas exquisitas patatas hasselback, o estas patatas gajo con ajo y parmesano.

Acompañamos con unos huevos escalfados y una ensalada de escarola con ajo frito. Para beber, un buen rioja tinto, sin duda.

El truco:

El chorizo podría ser picante, dando así un toque especial. También podríamos usar chistorra opcionalmente. El tomate concentrado nos aportará mayor sabor y una especial textura.

Si empleamos pimentón picante incrementaríamos el sabor y la exclusividad de tu plato.

Existen multitud de variedades de patatas, más de 5.000 distintas. Entre ellas, una de las más versátiles y apropiadas para nuestro plato podría ser  la “Monalisa”, de las más frecuentes en el mercado, especialmente indicada tanto para cocer como para freir.

Valor nutricional:

Hidratos de carbono de la patata y aporte mineral de las verduras; alto valor vitamínico.

Para los alérgicos:

Este plato no contiene componentes peligrosos para los alérgicos, aparte del mínimo aporte de sulfitos del vino añadido. En tal caso, se podría sustituir por una cucharada de vinagre.

Julia Gaitán

Con más de 30 años de experiencia entre los fogones, Julia es una verdadera profesional de la cocina. Un cajón lleno de infinidad de secretos para elaborar las mejores recetas, fuente de sabiduría y con unos platos de resultados excelentes.