Risotto de espárragos

Risotto de espárragos
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
4 votos
Tiempo de preparación
60 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

El risotto de espárragos es un plato riquísimo y muy fácil de preparar. Es un poco más laborioso que el risotto tradicional, pero no necesitaréis tener un nivel alto en la cocina. El ingrediente característico de esta receta es el espárrago, un exquisito vegetal con propiedades anticancerígenas, recomendable para cualquier persona y de fácil combinación con otros alimentos.

Cómo hacer risotto de espárragos

Lo primero de todo es decidir si vamos a utilizar un caldo de verduras casero o si lo vamos a comprar. Si decidimos hacerlo pondremos a cocer una cebolla, dos zanahorias, un nabo, y un puerro y lo dejamos hervir 20 minutos. Una vez tenemos nuestro caldo empezamos con el risotto:

  1. Cogemos una cacerola y la llenamos de agua, la colocamos en el fuego al máximo y esperamos a que hierva.
  2. Mientras esperamos a que hierva el agua, lavamos los espárragos, les quitamos la parte más dura (la de abajo) y los cortamos en trozos dejando la punta en un solo trozo.
  3. Cuando el agua esté hirviendo metemos los trozos de espárragos, al echarlos veréis que el agua dejará de hervir, hay que esperar a que vuelva a hervir.
  4. En cuanto haya vuelto a hervir esperamos 3 minutos y echamos los espárragos a un cuenco con hielo para que cese la cocción.
  5. Cogemos todos los trozos de los espárragos excepto las puntas, y las metemos en un recipiente para triturarlos con la minipimer. Si nos cuesta mucho triturarlo, podemos añadir un poco de caldo de verduras. Seguimos triturando hasta que la textura sea líquida (añadiendo caldo si veis que es necesario).
  6. Lo que hemos triturado lo pasamos por un colador o un pasapuré, y el caldo que obtengamos lo reservamos, sin tirar en ningún momento la pulpa que nos haya quedado de los espárragos.
  7. A continuación cortamos la cebolla en brunoise (en trozos muy pequeños).
  8. Cogemos una sartén o cacerola y le echamos un chorrito de aceite, lo colocamos en el fuego y esperamos a que se caliente.
  9. Cuando esté caliente añadimos la cebolla y removemos hasta que quede transparente.
  10. Añadimos el arroz y removemos durante un par de minutos.
  11. Ahora añadimos el vaso de vino blanco y subimos el fuego para que se evapore.
  12. Una vez consumido el vino, vamos echamos el caldo de los espárragos que obtuvimos anteriormente para que el arroz vaya cogiendo el color verde.
  13. En cuanto el arroz haya absorbido el caldo de espárragos vamos añadiendo el caldo de verduras poco a poco, y es importante que sea poco a poco, y vayamos añadiendo de nuevo una vez se absorba.
  14. Vamos probando el arroz, y cuando veamos que le queda poco para estár en su punto, añadimos el queso parmesano y removemos, y seguidamente le echamos las puntas de espárrago que habiamos reservado. Opcionalmente, podemos pasar las puntas de los espárragos por una sartén antes de añadirlo. También podeis reservar un par de puntas de espárragos para emplatarlas al final.

Listo, como se puede apreciar, el risotto de espárragos tiene unos pasos más que el risotto tradicional, pero no es una receta complicada.

Yael Nadelar

Graduada en periodismo y comunicación audiovisual, Yael Nadelar es una apasionada de la cocina, especialmente de los postres y dulces.
Amante de los niños y la música, aprovecha cualquier ocasión para viajar y conocer nuevos lugares y culturas, aprendiendo siempre de las costumbres de cada país, importando en su cocina estos conocimientos.