Pizza carbonara casera

Pizza carbonara casera
Esta receta contiene glutenEsta receta contiene huevoEsta receta contiene lactosa
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
2 votos
Tiempo de preparación
25 minutos
Número de raciones
2 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Hoy vamos a hacer una pizza carbonara casera, que hará las delicias de todos los comensales.

La carbonara tradicional es una pasta italiana, generalmente espaguetis. La receta original proviene de Roma. Normalmente se compone de: huevos, queso parmesano, bacon o panceta, aceite de oliva virgen extra y pimienta negra. Nosotros lo que vamos a hacer es trasladar todos estos ingredientes, y en vez de hacer pasta haremos una deliciosa pizza carbonara.

Hacer esta pizza es muy sencillo, y es un plan genial para un fin de semana en casa, y si es con una peli ya se convierte en el maridaje perfecto.

Como siempre, os recomendamos hacer vosotros mismos la masa de la pizza, ya que es muy fácil y está más rica. Además, te aseguras de darle el grosor que más te guste. Os dejamos aquí la mejor receta de masa de pizza casera para hacerla paso a paso. Aunque, si no tenéis tiempo o no os apetece, se puede comprar una masa de pizza fresca. Esta vez os recomendamos hacer o comprar una masa que no sea excesivamente fina (o no estirarla demasiado) ya que la pizza carbonara lleva bastante salsa, y necesitamos que la contenga bien.

Si sois tan frikis de las pizzas caseras como nosotros no podéis dejar de probar esta pizza barbacoa, esta deliciosa pizza caprese, y para una opción sin productos animales, esta maravillosa pizza vegana con queso cremoso de anacardos.

Cómo hacer pizza carbonara casera:

  1. Lo primero es preparar nuestra masa. Tanto si la hemos hecho como si la hemos comprado, cuando la saquemos de la nevera, debemos dejarla airear una vez estirada, unos 10 minutos antes de ponerle el resto de ingredientes. Así que en ese tiempo, vamos a ir preparando los ingredientes que necesitamos.
  2. Cogemos media cebolla grande, a ser posible de las dulces, y la cortamos en juliana, lo más fina posible. La reservamos.
  3. Sacamos el bacon y lo cortamos en tiras.
  4. En un bol pequeño, rallamos el queso parmesano, hasta tener 3 o 4 cucharadas.
  5. Ahora, sacamos una bandeja de horno, y ponemos la masa encima sobre un papel de horno. Precalentamos el horno a 200 grados.
  6. Seguidamente, doblamos un poco hacia adentro los bordes de la masa, de esta manera creamos el borde de la pizza carbonara. En esta pizza casera es especialmente importante para que la salsa no se salga. ¡Así que ponerle cuidado al hacerlo!
  7. Después, ponemos la nata líquida en la base. Aunque la verdadera pasta carbonara no lleva nata, la base de la pizza sí, al contrario que el resto de tipos de pizza que suelen llevar una base de tomate. En este caso hemos elegido una nata de cocinar espesa, para que la pizza quede súper cremosa.
  8. A continuación, añadimos el queso parmesano sobre la nata, repartiéndolo bien por todos lados. Después, espolvoreamos un poco de orégano seco por encima del parmesano.
  9. Ahora, colocamos la cebolla, y las tiras de bacon que teníamos reservadas. Todo bien repartido.
  10. La metemos en el horno entre 10 / 12 minutos, dependiendo del horno, o hasta que los bordes de la pizza se hayan dorado.

¿Preferís la pizza carbonara con o sin huevo? En el caso de que os guste más con huevo cuando le queden unos 5 minutos de cocción agregaremos el huevo. Podemos cascarlo directamente sobre la pizza carbonara casera. Aunque, si no os atrevéis, hacerlo previamente en un cuenco, y luego directamente al centro de la pizza. Salpimentamos un poco el huevo, y de nuevo al horno para que se haga bien la clara.

¡Listo! ¡Todos a la mesa… o al sofá, y a disfrutar!

Elena Gimeno

Elena se licenció en historia del arte y después se especializó en fotografía. Se define como: fotógrafa, amante de la cocina y viajera empedernida.
Ahora dedica buena parte del año a viajar por el mundo y unir las tres facetas.