Paella valenciana

Paella valenciana
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
2 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
45 minutos
Número de raciones
3 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

La paella es uno de los platos más famosos y preciados de la cocina española. Ha dado la vuelta al mundo, y se ha establecido en todos los continentes. Hoy vamos a disfrutar de la auténtica paella valenciana. Ya sabéis que la paella tiene muchas variantes, como la mixta, de marisco, vegetariana, etc.

Para poder decir que es la verdadera paella valenciana, deberá llevar al menos estos diez ingredientes: arroz, pollo, conejo, garrofón, judía verde, tomate, aceite de oliva, azafrán, agua y sal.

Si sois fanáticos de los platos con arroz, debéis probar este fantástico arroz negro, o alguno más cremoso, como un increíble risotto de calabaza, o este original y delicioso risotto negro.

¿Listos? ¡Vamos a por la auténtica paella valenciana!

Cómo hacer paella valenciana:

Para cocinar una buena paella debemos utilizar arroz bomba, esta variedad de arroz absorbe muy bien los sabores. También podéis usar otras variedades como el Calasparra.

Bien, lo primero es tener a mano nuestra paellera. Debemos elegir el tamaño en función de los comensales. Lo mejor es cocinarla al fuego, ya que es importante que el calor se reparta igual por toda la superficie. Por ello como mejor salen es en cocinas de gas o en la barbacoa, también podemos utilizar un paellero de gas.

Si queréis prepararla y tenéis vitro o inducción, procurad que el recipiente se adapte perfectamente al tamaño. Sino habrá partes que no cocinarán adecuadamente.

  1. Ponemos nuestra paella al fuego, echamos un chorro de aceite de oliva, y sofreímos el pollo, junto con el conejo. Si queremos podemos hacerlo con un poquito de ajo (opcional). Debemos dejar la carne bastante dorada, esto será una de las claves para que quede sabrosa.
  2. Mientras se va haciendo, pelamos las judías verdes y las cortamos. Reservamos.
  3. Rallamos el tomate, y reservamos.
  4. Cuando la carne está hecha, añadimos las verduras, y el garrofón. En esta ocasión nosotros le hemos echado unos guisantes verdes.
  5. Sofreímos todo junto, y cuando la verdura esté hecha, hacemos un hueco en el centro de la paellera y echamos el tomate rallado.
  6. Le añadimos un pellizco de sal.
  7. Cuando tengamos listo el sofrito, le añadimos agua para que cueza, hasta el nivel de los remaches.
  8. Cuando esté hirviendo, añadimos el arroz, haciendo una cruz en la paella y hasta que el arroz sobresalga un poco del agua. Esa será la medida justa para la paella.
  9. Encima le añadimos un par de hebras de azafrán. Un truco para conseguir toda la potencia del azafrán, es sumergir una hebras en un poquito de agua caliente durante unos 5 minutos. Seguidamente, lo agregamos a nuestra paella.
  10. Distribuimos bien el arroz y todos los ingredientes, ya que después ¡no debemos removerlo! Esa cantidad de agua suele ser perfecta para esa cantidad de arroz. Si por lo que sea vemos que necesitamos añadir más agua, deberá estar caliente, ya que sino hará que el arroz libere almidón y se abra.
  11. Cocinaremos aproximadamente 20 minutos. Pero atención, para que quede perfecta, debemos tenerla a fuego bien fuerte los primeros 10 minutos, después bajarla a medio bajo durante otros 7 minutos, y al final volver a ponerlo fuerte para hacer un poquito de “socarrat”.
  12. Vigilar que no se nos pase de cocción. El grano debe quedar entero y suelto.
  13. A continuación, dejamos que nuestra paella valenciana repose unos 5 minutos tapado con un trapo. Así el arroz absorberá el caldo que pueda quedar.

Curiosidades de la paella:

“Paella” se refiere tanto al plato, como al recipiente en el que lo cocinamos. De hecho, en catalán paella significa sartén.

El arroz llega a España procedente de Asia, antes de Cristo. Pero no había cultivos y uso regular del arroz hasta el periodo Andalusí, cuando se mejoraron los sistemas de riego en la costa mediterránea.

Elena Gimeno

Elena se licenció en historia del arte y después se especializó en fotografía. Se define como: fotógrafa, amante de la cocina y viajera empedernida.
Ahora dedica buena parte del año a viajar por el mundo y unir las tres facetas.