Lasaña de espinacas y champiñones

Lasaña de espinacas y champiñones
Esta receta contiene glutenEsta receta contiene soja
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
6 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
75 minutos
Número de raciones
5-6 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

  • 12 placas de lasaña
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 300g de champiñones
  • 300g de espinacas
  • 300 g de tomate frito (opcional)
  • 200 g de queso feta vegano
  • 700 mL de bechamel
  • Sal, AOVE, tomillo seco
  • como hacer lasaña de espinacas

Se nota que el fresquito ya ha llegado, y encender el horno ya no es un suplicio. Por ello hoy os traemos una sabrosa y 100%vegetal lasaña de espinacas y champiñones. La receta que os proponemos es apta para veganos y alérgicos a la lactosa, y estamos seguros de que si la probáis os conquistará. No obstante, podéis sustituir las versiones sin lactosa por los quesos que más os gusten. ¡El resultado será delicioso!

Os animamos, aunque no seáis veganos, a darle una oportunidad a este tipo de recetas. Cambiando un par de ingredientes que hoy en día pueden adquirirse en prácticamente todos los supermercados, tendréis platos con diferentes y mejores propiedades nutricionales.

Si tenéis antojo de otros platos de horno y/o elaborados con verduras, echad un vistazo a los raviolis de calabacín o a la tradicional escalivada de verduras. Sin olvidar las llamativas crepes de espinacas rellenas o uno de los platos franceses más famosos: el ratatouille.

Ahora sí, ¡manos a la obra!

Cómo hacer lasaña de espinacas y champiñones:

En esta ocasión hemos usado nuestro queso feta vegano. Funciona genial en esta receta, en sándwiches calentitos, o como sustituto en otras recetas. Asimismo ocurre con el parmesano vegano. Recordad, ¡la cocina es creatividad! Y si no os apetece hacer vuestro propio “keso” vegano, siempre podéis comprarlo, o utilizar otro que os guste.

Para el relleno…

  1. En primer lugar prepararemos el relleno. Picamos la cebolla y los dientes de ajo, y los sofreímos en una sartén amplia con aceite de oliva y un pellizco generoso de sal.
  2. Cortamos los champiñones mientras se pocha la cebolla. Los incorporamos a la sartén y cocinamos unos minutos con sal, pimienta y tomillo, hasta que se evapore el agua que suelten.
  3. Troceamos un poco las espinacas, aunque sean de bolsa, mientras los champiñones se cocinan.
  4. Cuando estén listos: apagamos el fuego, añadimos las espinacas, removemos y tapamos. Las espinacas pueden (y deben) comerse crudas. Con el calor residual de la sartén ¡es más que suficiente!

Para la bechamel…

Seguiremos los pasos indicados en la receta de bechamel. En este caso hemos hecho una bechamel vegana. Para ello hemos usado 50 g de margarina (¡ojo! Algunas llevan lactosa), 600-700mL de leche de soja sin azúcares añadidos y 60g de harina integral de trigo, para no usar ingredientes refinados. Las especias, ¡igual! Nuez moscada, pimienta, y sal.

Para la pasta…

La cocinaremos siguiendo las instrucciones del fabricante. Hoy en día venden placas de lasaña precocidas (las que hemos usado en esta receta) que podemos usar directamente cuando montemos la lasaña, con salsas líquidas. Si no, se remojan unos minutos en agua caliente. Podéis usar también placas sin gluten, tiras de calabacín o rodajas de calabaza. ¡Esta última idea funciona GENIAL con esta lasaña!

Hora de montar la lasaña de espinacas y champiñones:

  1. En una fuente de horno disponemos de forma intercalada: unas cucharadas de tomate frito y bechamel, la pasta, el relleno de espinacas y champis y parte del queso feta desmigado uniformemente. Otra vez tomate y bechamel, pasta… hasta gastar el relleno y la pasta.
  2. Cubrimos con la bechamel restante e introducimos en el horno precalentado a 200°C función ventilador.
  3. Horneamos en función de la pasta que usemos, en este caso 15-20 minutos. Podemos dar un toque de grill al final para hacer un poco de costra.

Sabemos que son bastantes pasos, pero el resultado merecerá la pena. Podéis acompañar la lasaña de espinacas con una ensalada sencilla de rúcula y tomate aliñada con AOVE y unas gotitas de zumo de limón. El toque ácido y fresco equilibra la cremosidad y la parte grasa de la lasaña.

¡Qué aproveche!

Marta Caballero

Marta es, oficialmente, graduada en Periodismo, pero la cocina vegana y saludable es lo que de verdad le gusta y a lo que se ha dedicado durante los últimos años.
Disfruta mucho veganizando recetas, aprendiendo sobre nutrición y experimentando en la cocina con sabores, texturas, colores…
Otras de sus grandes aficiones son la música (a ser posible en directo), los viajes y los libros.