Canelones a la boloñesa

Canelones a la boloñesa
Esta receta contiene glutenEsta receta contiene lactosa
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
3 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
60 minutos
Número de raciones
2 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Los canelones a la boloñesa son todo un clásico de la cocina italiana, así como la lasaña. De hecho, la forma de cocinarse es muy parecida, solo que a las placas de los canelones se les da forma de tubo, para “guardar” el relleno.

Lo curioso es que esta especialidad se consume más en España que en Italia, concretamente en Cataluña. Y esto es debido a las relaciones comerciales que tenía esta región con el sur de Italia en el siglo XIX. Después este plato se popularizó por toda España, para nunca más salir de nuestra gastronomía.

Los italianos nos han dado muchos regalos para el paladar, y desde aquí les agradecemos profundamente el festín de sabores tan delicioso que han probado nuestros paladares. Si queréis arriesgar un poco prueba estos canelones de pollo con dátiles, o estos canelones de setas al pesto. Te animamos a que pruebes estos otros canelones de berenjena sin pasta ¡Una mezcla brutal!

Podéis preparar la receta de boloñesa tradicional, o continuar con las instrucciones que explicamos a continuación, vosotros decidís. Si no sabes preparar una bechamel casera no dudes en leer nuestra receta.

Cómo hacer canelones a la boloñesa:

Preparación del relleno para los canelones a la boloñesa:

  1. Vamos a empezar por el relleno. Pelamos la cebolla, y la cortamos por la mitad. Guardamos una mitad en el frigorífico, o congelador, y cortamos la otra mitad en brunoise, o trocitos pequeños.
  2. Con un pelador, quitamos la piel de la zanahoria, y la cortamos en rodajas, y luego en cubitos, o cuadraditos. Así tendremos la zanahoria en trocitos pequeños para que se haga más rápidamente.
  3. Seguidamente, pelamos y picamos el diente de ajo. ¡No os olvidéis de retirarle la raíz!
  4. Ponemos al fuego una sartén mediana con un un chorro de aceite de oliva virgen, y cuando esté caliente empezamos a sofreír el ajo.
  5. En cuanto coja color, añadimos la cebolla y la zanahoria.
  6. Cuando la cebolla adquiera una textura transparente, echamos la carne picada, y salpimentamos.
  7. Removemos, y dejamos que la carne picada se haga. Esto lo hacemos a fuego medio asegurándonos de que la carne quede bien hecha.
  8. Después, bajamos el fuego y añadimos la salsa de tomate y un poco de orégano (opcional).
  9. Movemos todo bien y dejamos reducir a fuego lento, mientras se integran los sabores. ¡Os aconsejamos que pongáis bastante salsa de tomate, para que los canelones no queden secos. Además, al guisar con la carne a fuego lento se reduce bastante.
  10. Mientras el relleno de los canelones a la boloñesa se va reduciendo pasamos a preparar las placas.

Preparación de las placas para canelones:

  1. Algunas marcas nos dicen que no hace falta cocerlas, que se hacen solo en el horno. Pero si el relleno no es muy “salsoso” o no queda bien repartido, puede haber canelones que queden duros. Por eso nosotros recomendamos siempre cocer las placas primero.
  2. Ponemos una olla con agua a hervir, y añadimos unas gotas de aceite de oliva para que las placas no se peguen.
  3. Cuando el agua rompa a hervir, añadimos las placas, que iremos soltando de una en una. Las cocemos durante 10 minutos.
  4. Aprovechamos para preparar un recipiente con agua fría. Pasado el tiempo de cocción, sacamos las placas y las metemos inmediatamente en el recipiente, de esta manera cortamos la cocción.

Cómo rellenar y hornear canelones:

  1. Ahora ya podemos rellenar los canelones. Precalentamos el horno a 180 grados, y preparamos una bandeja de horno.
  2. Secamos las placas con papel de cocina, y las vamos rellenando. Para ello, cogemos 1 placa en una mano, y con una cuchara añadimos relleno en el centro, y le damos forma cerrando la placa. También podemos utilizar una manga pastelera para que nos sea más sencillo, sobretodo si el relleno se ha enfriado o templado. ¡Es preferible que el canelón quede justo para que no se abra!
  3. Los vamos colocando sobre la bandeja boca abajo para que no se abra. Repetimos el proceso hasta tener listos todos los canelones.
  4. Después, vertimos la bechamel por encima, haciendo que cubra también por los laterales.
  5. Rallamos un poco de queso parmesano, o el que prefiráis, por encima, y ¡listo para meter en el horno!
  6. Horneamos nuestros canelones a la boloñesa durante 20 minutos a 180 grados. O si nos gusta tostado por arriba, lo pondremos 15 minutos a 180 grados, y de 5 a 10 minutos gratinando.

Una vez dorado sacamos del horno con mucho cuidado de no quemarnos. ¡A COMEER!

Elena Gimeno

Elena se licenció en historia del arte y después se especializó en fotografía. Se define como: fotógrafa, amante de la cocina y viajera empedernida.
Ahora dedica buena parte del año a viajar por el mundo y unir las tres facetas.