Arroz negro

Arroz negro
Esta receta contiene huevoEsta receta contiene moluscosEsta receta contiene pescado
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
3 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
45 minutos
Número de raciones
3 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 tomate
  • 1 calamar grande
  • 300g de arroz redondo
  • 2 dientes de ajo para ali-oli
  • 2 huevos
  • 1/2 limón
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • 3 bolsitas de tinta de calamar
  • 150mL aceite de girasol
  • 1L de caldo de pescado

Hoy vamos a preparar un plato típicamente mediterráneo: el arroz negro. Su origen está en los pueblos de pescadores de Levante y Cataluña. Y sus primeros cocineros, estos pescadores, usaban calamares para preparar el arroz y la tinta de los mismos.

Es importante hacer el arroz en un recipiente especial para paellas (paellera), para que el calor se distribuya de manera uniforme, ya que el arroz no se remueve. También nos sirve para calcular las cantidades de arroz por persona. Por si no lo sabíais, todas las paelleras tienes remaches, que sirven para señalar la altura del agua o caldo para la cocción.

Si os gustan estos arroces típicos de la costa, podéis ver esta fideuá, o a este arroz con pollo.

Cómo hacer arroz negro:

Para que la paella quede rica, debemos hacer un buen sofrito, es la clave.

  1. Primero cortamos el ajo, la cebolla y el pimiento verde, todo bien picadito.
  2. Lavamos los calamares, y los limpiamos por dentro, quitándoles la espina (esa que es como un plástico) y vaciándolos.
  3. Después cortamos los calamares en trozos y reservamos.
  4. Echamos en nuestra paellera dos cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra.
  5. En cuanto esté caliente sofreímos el ajo, el pimiento y la cebolla.
  6. Cuando empiecen a estar hechos, añadimos un poco de pimentón dulce, removiendo bien para que no se queme.
  7. Después añadimos los trozos de calamar y seguimos sofriendo a fuego medio.
  8. Tras sofreír todo durante unos 5 minutos, añadiremos el tomate natural rallado, o en su defecto dos cucharadas de tomate frito.
  9. Sofreímos todo junto otros 5 minutos, hasta que el calamar esté bien hecho.
  10. Seguidamente echamos el arroz y sofreímos un par de minutos.
  11. Ahora, calentamos un vaso de agua, y añadimos las bolsitas de tintas dentro. Lo mezclamos y vertemos en nuestra paella. Dejamos que se consuma, y mientras tanto vamos a calentar nuestro caldo de pescado.
  12. Cuando se haya consumido el agua de tinta de calamar, cubrimos el arroz con el caldo de pescado y ponemos la paella a fuego fuerte durante 10 minutos. El arroz de la paella, a diferencia del rissotto, por ejemplo, no se toca.
  13. Cuando este caldo se haya consumido añadimos un poco más y bajamos un poco el fuego, controlando la cocción. Dependiendo del arroz y del tipo de fuego que tengamos (gas, vitro, inducción, etc…) el tiempo de cocción puede variar un poco. Hay que estar atentos en esta última etapa, e ir agregando el caldo poco a poco, si lo necesita, hasta que quede en su punto. El arroz tiene que quedar seco. Después le suele sentar muy bien reposar 5 minutos tapado con un trapo.

Debemos acompañar este maravilloso arroz negro con un ali-oli. Es una combinación riquísima. Preparar un ali-oli casero es tan sencillo como hacer una mayonesa casera. ¡Te quedará para chuparte los dedos!

Cómo hacer ali-oli casero:

  1. Pelamos los dientes de ajo, y les retiramos la raíz. Esto es importante ya que evitará que tengamos el sabor del ali-oli todo el día en la boca.
  2. Ponemos en un vaso de batidora 2 huevos, 150 mL de aceite de girasol, el zumo de medio limón (opcional), 2 dientes de ajo y una pizca de sal.
  3. Batimos con batidora, sin despegarla de la base al principio, para que no se nos corte, y hasta que todo tenga la textura cremosa de la mayonesa.

Para hacer este ali-oli casero hemos empleado aceite de girasol ya que le aporta un sabor mucho más suave. Aunque hay mucha gente que prefiere hacerlo con aceite de oliva, o incluso mezclando los aceites, eso ya depende de vosotros.

¿Fácil, no? Servimos nuestra paella negra junto con un poquito de ali-oli, y ¡a disfrutar! ¡No os olvidéis de lavaros bien los dientes cuando hayáis terminado de comer! 🙂

Elena Gimeno

Elena se licenció en historia del arte y después se especializó en fotografía. Se define como: fotógrafa, amante de la cocina y viajera empedernida.
Ahora dedica buena parte del año a viajar por el mundo y unir las tres facetas.