Croutons o picatostes caseros

Croutons o picatostes caseros
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
4 votos
Tiempo de preparación
25 minutos
Número de raciones
6-8 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Hoy compartimos con vosotros no tanto una receta, sino más bien un truco o una alternativa de uso al pan que empieza a estar duro o chicloso. Los picatostes caseros son geniales por diferentes motivos. El primero y más evidente porque le damos una segunda vida a un alimento que empezaba a morir. Y porque haciéndolos conocemos al 100% la procedencia del aceite que usamos, así como del propio pan.

Otra cosa que nos encanta es que con el simple proceso de tostar pan cambia totalmente su sabor, además de su textura. Si echamos mano del maravilloso mundo de las especias podemos hacer picatostes de diferentes sabores. El orégano les dará un toque a pizza. Con curry o semillas de cilantro tendríamos un toque exótico. Con pimentón unos picatostes más castellanos. ¿Y qué tal especias “dulces”? Como canela o cardamomo para hacer sopa de pan dulce, con alguna leche vegetal casera. Puedes echar un vistazo a nuestra sección de platos de cuchara para elegir una deliciosa crema donde usar tus picatostes caseros.

También podemos usar pan sin gluten apto para celíacos, pan de pueblo para platos más tradicionales, o panes integrales y de diversos cereales o semillas para una versión más saludable.

Y si pensáis que el mundo de los picatostes no da para más, os equivocáis. Porque también podéis darles diferentes formas. Desde bastones alargados a formas que hagáis usando moldes para galletas. Eso sí, cortando solo la parte blanda, sin la corteza.

Cómo hacer picatostes caseros al horno:

Resulta un poco más fácil/rápido elaborar los picatostes con pan de hogaza que con una barra normal. No obstante estamos hablando de pan tostado. No tienen por qué ser cuadraditos diminutos y simétricos. Es más, personalmente, me gusta cuando los trozos son irregulares e imperfectos. Así adquieren diferentes tonos de tostado, se nota que son artesanales y a la gente le encanta.

  1. En primer lugar precalentamos el horno a 180°.
  2. Con un buen cuchillo y sobre una tabla amplia cortaremos rebanadas de pan de un dedo de grosor aproximadamente. Después cortaremos estas rebanadas en bastones, y los bastones en cuadrados. Habrá trozos que sean solo miga, otros que serán corteza, y otros que serán una combinación de ambos.
  3. Colocamos un papel vegetal sobre la bandeja de horno, y colocamos encima los cuadrados de pan.
  4. Vertemos por encima un buen chorro de aceite de oliva. Añadimos también un pellizco generoso de sal, una cucharada rasa de ajo en polvo y otra más generosa de tomillo seco. Removemos con las manos para que todo el pan quede impregnado de aceite y especias. Todos los trozos deberían estar ligeramente humedecidos, pero no empapados.
  5. Los extendemos sobre la bandeja de forma que los cuadrados no queden amontonados, sino que haya una sola capa de pan sobre la bandeja.
  6. Horneamos unos 15 minutos, o hasta que se sequen y se doren. Remover a mitad del horneado para unificar el tostado.
  7. Cuando estén listos los sacamos del horno y dejamos enfriar sobre la bandeja. Al enfriarse terminarán de endurecerse.

Guardaremos nuestros picatostes caseros en un recipiente hermético, donde pueden durar hasta dos meses. Aunque por experiencia os digo que desaparecerán antes. Estos ojos han  visto a gente comérselos como si fueran pipas. Y no me extraña, porque lo elaborado de forma artesanal tiene algo que no tienen las cosas de bolsa. Aunque sea “sólo” pan.

¡Que aproveche!

Marta Caballero

Marta es, oficialmente, graduada en Periodismo, pero la cocina vegana y saludable es lo que de verdad le gusta y a lo que se ha dedicado durante los últimos años.
Disfruta mucho veganizando recetas, aprendiendo sobre nutrición y experimentando en la cocina con sabores, texturas, colores…
Otras de sus grandes aficiones son la música (a ser posible en directo), los viajes y los libros.