Mousse de chocolate y tomillo con piña caramelizada

Mousse de chocolate y tomillo con piña caramelizada
Esta receta contiene lactosa
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
7 votos
Cargando…

Información:

Ingredientes:

  • 300 ml de nata para montar
  • 120 gr chocolate negro, 70%
  • 40 gr azúcar
  • 1 rama de tomillo fresco
  • 50 ml leche
  • 3 láminas de gelatina, 6 gr
  • 2 rodajas de piña en almíbar
  • Miel

Hoy os dejamos un postre único, una maravillosa mousse de chocolate y tomillo con piña caramelizada. Además en esta receta aprenderemos a hacer una mousse de chocolate sin huevo.
Frente a esta receta alguno pensará ¿chocolate y tomillo, juntos? Pues sí, el chocolate admite una gran variedad de hierbas aromáticas, como en el caso de la cantidad de postres que hay con chocolate y menta.
Veréis que el tomillo le da un toque diferente a nuestro postre y a más de uno le pillará por sorpresa.

Elaboración de la mousse de chocolate y tomillo con piña caramelizada:

  1. Para empezar os diré que el secreto de que esta mousse tenga gusto a tomillo, reside en infusionar la nata.
  2. Pondremos la nata en un cazo junto con la rama de tomillo y lo pondremos a fuego bajo durante unos 10-12 minutos, hasta que notemos como desprende aroma a tomillo.
  3. Retiraremos del fuego, la colaremos y dejamos reposar hasta que pierda la temperatura suficiente para que podamos meterla en la nevera para que este bien fría.
  4. A continuación hidrataremos las gelatinas poniéndolas en remojo en agua fría.
  5. Mientras tanto, fundiremos el chocolate junto con la leche en el microondas, parando y removiendo cada 30 segundos para evitar que el chocolate se queme.
  6. Una vez fundido le agregaremos la gelatina bien escurrida, y removeremos hasta que todo esté completamente integrado.
  7. Cuando tengamos la nata con aroma a tomillo bien fría, la montaremos añadiendo el azúcar poco a poco.
  8. Incorporamos el chocolate muy despacio a la nata con la ayuda de una espátula haciendo movimientos envolventes para que el cambio de temperatura no sea brusco.
  9. Una vez obtengamos una mezcla homogénea, la colocaremos en los vasos o recipientes donde queramos presentarlo y dejamos enfriar.

Para caramelizar la piña:

  1. Cortaremos nuestras rodajas en trozos no muy pequeños, los untaremos con un poco de miel y marcaremos en una plancha a fuego muy fuerte.
  2. Si se dispone de un soplete de cocina, es más cómodo caramelizar nuestra piña utilizándolo directamente sobre nuestros trocitos untados previamente en miel.

Decoramos la mousse de chocolate y tomillo con la piña y una ramita de tomillo.

Con esta técnica podemos infusionar la nata y por lo tanto dar el sabor de la hierba aromática o especia que queramos.

Esta mousse es en base de nata, además al llevar la gelatina, hará que nos aguante más días en la nevera, si queremos una mousse tradicional de chocolate con base de huevo podéis echar un ojo a esta receta: mousse de chocolate.

Porcentajes de cacao en los chocolates

Vamos a hablar un poco de ese gran amado por todos, o casi todos, el chocolate.
Como todos sabéis hay diferentes tipos de chocolate, el negro, con leche y el blanco.
Las diferencias entre estos, principalmente se basan, no sólo en el porcentaje de cacao que contengan, aunque es la principal diferencia, sino que también se distinguen por la cantidad de manteca de cacao y azúcar que contengan.

El chocolate negro, para ser denominado como tal necesita Mousse de chocolate y tomilloal menos contener un 43% de pasta de cacao y manteca de cacao, aunque los hay de hasta el 99%, y por supuesto, no contener leche, o por lo menos no debería.

El chocolate con leche a diferencia del negro puede contener menos de un 43% de pasta y manteca de cacao, por lo que lleva más cantidad de azúcar y leche, lógicamente, es por esto que es mucho más dulce en comparación con el amargor del chocolate negro.

Por último el chocolate blanco, no deberíamos ni denominarlo chocolate, puesto que no contiene pasta de cacao, únicamente contiene manteca de cacao, un alto porcentaje de azúcar y leche, pero, lo llamáramos como lo llamáramos, hay que reconocer que está delicioso.

Animaos a preparar esta receta, no os decepcionará, eso seguro, y como siempre esperamos que nos hagáis llegar el resultado usando el hashtag #crujienteyaldente. ¡Nos vemos en la próxima receta!

Carlos Garcés

Técnico superior en restauración, y cocinero vocacional desde pequeño, Carlos siempre ha estado metido entre fogones. Inquieto por naturaleza, emigró a los Países Bajos donde estuvo trabajando como cocinero dos años, siempre está buscando y experimentando con nuevos sabores. Una de sus grandes aficiones es la pastelería, sector en el cual ha estado trabajando también unos años.