Tarta de fresa sin horno

Tarta de fresa sin horno
Esta receta contiene frutos de cáscara
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
7 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
30 minutos
Número de raciones
8-10 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

¿Alguien por la sala con ganas de tarta y sin ganas de encender el horno? Pues sigue leyendo porque el postre que os traemos hoy es justo eso: una cremosa tarta de fresa que además es vegana, sin gluten y 100% libre de azúcar. Y no sólo eso. Esta tarta nos aporta grasas saludables, mucha energía en forma de frutos secos y vitamina C y antioxidantes en las fresas.

Casi todas las recetas, salvo las que son pura química y necesitan precisión a la hora de medir los ingredientes, pueden ser fácilmente modificadas. En el caso de esta tarta de fresa puedes cambiar las almendras de la base por avellanas, nueces o pistachos.  Puedes omitir el cardamomo (aunque combina a la perfección) y usar canela y/o jengibre. En lugar de anacardos puedes usar nueces de macadamia, aunque los primeros aportan una textura especial, como pasa en el queso vegano de nuestra pizza vegana con aceite de cayena.

La tarta de fresa es estupenda para cualquier evento siempre que se coma recién sacada de la nevera o pueda conservarse en frío. Si buscas otras ideas de postres veganos y sin gluten, echa un vistazo a las jugosas ciruelas asadas (increíbles con helado de vainilla), la ensalada de frutas a la parrilla o al exótico lassi de mango. ¿Prefieres un postre más clásico? El strudel de manzana estará listo en menos de una hora.

Cómo hacer tarta de fresa sin horno:

Sólo usaremos la parte sólida de la leche de coco. En invierno las capas se suelen separar a temperatura ambiente. Si haces la tarta en verano, o tienes la calefacción alta, ponlas en la nevera un rato antes. Puedes leer los beneficios que nos aporta esta leche en la receta de crema de maíz. Los anacardos han de estar remojados un mínimo de 3-4 horas, o por la noche. Este proceso se llama “activación” y permite aprovechar al máximo los nutrientes de frutos secos y legumbres.

La base de esta tarta puede elaborarse con la pulpa sobrante de elaborar tu propia leche vegetal casera. ¡Aquí no se tira nada! Para ello, guarda en una bolsa en el congelador la pulpa. Cuando tengas una cantidad generosa espárcela sobre una bandeja. Puedes deshidratarla al sol en verano o encima de la calefacción en invierno, removiendo de vez en cuando hasta que esté completamente seca.

Como preparar la base de la tarta de fresa

  1. Introducimos en un procesador de alimentos las almendras, el coco rallado, y el interior de las vainas de cardamomo. Trituramos hasta que todo esté integrado y arenoso.
  2. Incorporamos entonces los dátiles deshuesados y una cucharada del sirope de agave. Trituramos hasta que la pasta se pegue cuando apretemos con los dedos.
  3. Extendemos esta pasta sobre la base con papel vegetal de un molde de unos 20-22 cm de diámetro. Reservamos.

Como preparar el relleno de la tarta de fresa

  1. Introducimos en el procesador de alimentos los anacardos escurridos, la leche de coco, la vainilla, el zumo de limón y el agave. Trituramos hasta obtener una textura muy sedosa. Puede tardar unos minutos, y tendréis que bajar con una espátula lo que queda en los lados.
  2. Incorporamos a la crema 360g de las fresas y trituramos bien. Añadimos 150mL del aceite de coco derretido y trituramos un poco más. Vertemos esto sobre la base de la tarta.

Hora de decorar

  1. Incorporamos a un vaso de batidora 180g de fresas y el aceite de coco restante. Trituramos bien.
  2. Vertemos de forma irregular cucharadas de esta mezcla, más intensa que la anterior, sobre la tarta. Con la ayuda de un cuchillo o del mango de un tenedor, “dibujamos” sobre la tarta para crear un efecto marmolado. ¡Es divertido y el resultado precioso!
  3. Dejar reposar la tarta en la nevera toda la noche o al menos 6 horas. Servir con fresas por encima, ¡o como más os guste!

*Podéis meter la tarta en el congelador una media hora antes de servirla. De este modo será más fácil desmoldarla. No obstante, no es necesario.

Esperamos que os animéis a probar esta deliciosa y saludable tarta de fresa. La gente alucinará con su sabor, su textura ¡y su color!

Marta Caballero

Marta es, oficialmente, graduada en Periodismo, pero la cocina vegana y saludable es lo que de verdad le gusta y a lo que se ha dedicado durante los últimos años.
Disfruta mucho veganizando recetas, aprendiendo sobre nutrición y experimentando en la cocina con sabores, texturas, colores…
Otras de sus grandes aficiones son la música (a ser posible en directo), los viajes y los libros.