Budín o pudin de pan… sin pan

Budín o pudin de pan… sin pan
Esta receta contiene gluten
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
4 votos
Tiempo de preparación
40 minutos
Número de raciones
5-6 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

La palabra “postre” nos encanta. La palabra “desayuno” nos encanta. Imaginad entonces cómo nos sentimos al presentaros un postre con sabor a desayuno. Así es. Hoy os enseñamos a preparar el clásico pudin o budín de pan… solo que en esta ocasión el ingrediente principal no será el pan, sino unos ricos cruasanes (o croissants, como gustéis) que se habían quedado duros. ¿Quién puede decir NO a esto?

La receta original, el pudin de pan, es un postre que se elabora en muchos países. Y en cada uno de ellos se prepara y sirve de maneras diferentes: con dulce de leche, con caramelo, con salsa de vainilla… En España, por ejemplo, solemos referirnos a él como pan de Calatrava.

Lo cierto es que nuestra versión no cumple con algunos requisitos que podrían considerarse básicos (no usaremos precisamente el ingrediente que le da nombre, tampoco azúcar…), pero el resultado es una auténtica delicia con sabor a canela y vainilla. ¡Ah! Y además este budín está elaborado con ingredientes 100% vegetales: no lleva huevos, lactosa… y los cruasanes eran de espelta e integrales. ¡Salud y sabor no están reñidos, amigos!

Cómo hacer pudin de pan… con croissants

Yo utilicé leche de arroz, que tiene un toque dulce. Probad vuestra mezcla antes de verterla sobre los cruasanes, ya que es posible que tengáis que ajustar la cantidad de endulzante en función de la leche que uséis. Si no tenéis sirope de agave o arce usad panela o azúcar morena (tendréis que añadir un poco más de leche también). Las pasas y avellanas son opcionales.

  1. Templamos un tercio de la leche y añadimos las pasas para hidratarlas un poco. Podemos hidratarlas también en ron o coñac. Le da un toque especial al postre.
  2. Precalentamos el horno a 180°, función ventilador.
  3. Cortamos los cruasanes en 6-8 trozos cada uno, en función del tamaño que tengan.
  4. Mezclamos el resto de la leche vegetal con: el endulzante que usemos, la canela, el interior de la vaina de vainilla (raspada con un cuchillo), la ralladura de cítrico, y la maicena. Removemos bien con unas varillas.
  5. Hora de disponerlo todo en una fuente apta para horno: coloca una capa de cruasanes, rellena los huecos con las migas sobrantes. Esparce una parte de las pasas, escurridas. Coloca otra capa de cruasanes y esparce el resto de las pasas.
  6. Añade la leche de las pasas a la otra mezcla y remueve. Vierte esta mezcla sobre la bandeja de los cruasanes, intentando mojar tanta superficie como sea posible.
  7. Aprieta un poco con las manos para asegurarte de que todo se empapa. Déjalo reposar un par de minutos.
  8. Pica las avellanas y ponlas por encima de nuestro pudin de pan mejorado.
  9. Hornéalo durante 25 minutos y ¡listo!

Puedes servir el  budín de pan templado o frío. Sea como sea, te aconsejamos que lo acompañes de una bola de helado de vainilla, de la rica nata de coco que encontrarás junto al bizcocho de calabaza, o de un poco de mermelada de fresa. Éxito asegurado.

Si esta versión del clásico te ha conquistado, no te pierdas otros postres exquisitos y saludables que te esperan: el strudel de manzana, la tarta de fresa sin horno o las ciruelas asadas con crujiente de frutos secos.

¿Con qué delicia sorprenderás a tus amigos este finde?

Marta Caballero

Marta es, oficialmente, graduada en Periodismo, pero la cocina vegana y saludable es lo que de verdad le gusta y a lo que se ha dedicado durante los últimos años.
Disfruta mucho veganizando recetas, aprendiendo sobre nutrición y experimentando en la cocina con sabores, texturas, colores…
Otras de sus grandes aficiones son la música (a ser posible en directo), los viajes y los libros.