Panna cotta de maracuyá

Panna cotta de maracuyá
Esta receta contiene lactosa
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
5 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
30 minutos
Número de raciones
8 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

  • 3 hojas de gelatina
  • 100 g de azúcar glass
  • 300 ml de nata líquida (35% m.g.)
  • 250 ml de leche entera
  • 9 frutas de la pasión o maracuyá
  • 6 hojas de menta fresca (opcional)

Vamos a preparar un postre fácil, refrescante, delicioso, y os podemos asegurar que encantará tanto a los más peques, como a los más grandes de casa. Hoy vamos a hacer una panna cotta de maracuyá.

Podríamos decir que este postre de origen italiano se parece mucho al flan, ya que tiene una cremosidad parecida, y la flacidez propia de este dulce. Os recomendamos que lo preparéis de un día para otro, ya que a pesar de ser híper sencillo de realizar necesita muchas horas de refrigeración.

Si os gustan los postres fáciles y deliciosos no podéis dejar de probar nuestra mousse dulce de queso Idiazábal, ni nuestra charlota de crema de yogur y melocotón ¡os encantarán!

Elaboración de la panna cotta de maracuyá:

  1. Lo primero que debemos hacer es cortar la parte superior de 6 maracuyás. Sacamos la pulpa con la ayuda de una cucharilla, y reservamos. Nosotros hemos guardado las cascaras para posteriormente servirlo en ellas, y la verdad es que quedan ideales, pero se pueden servir en cualquier otro frasco de forma individual.
  2. Cogemos una olla pequeña antiadherente, la colocamos sobre un fuego medio y vertemos la pulpa de la fruta de la pasión.
  3. Removemos, y llevamos a ebullición.
  4. En cuanto haya empezado a hervir retiramos, y pasamos la pulpa por un colador haciendo fuerza con una cuchara, o con una mano de mortero para sacar el mayor jugo posible. Reservamos el jugo, por un lado, y las pepitas para el emplatado, si no sois fans de las pepitas podéis tirarlas.
  5. A continuación, cogemos otra cacerola, la colocamos sobre un fuego fuerte y le echamos la nata, la leche, y el azúcar glass. Removemos bien hasta que se haya unificado todo. Si habéis escogido hacerlo con algunas hojas de menta, es el momento de agregarlas a la olla.
  6. Mientras esperamos a que rompa a hervir sumergimos en un envase con agua las hojas de gelatina durante 5 minutos.
  7. Cuando haya empezado a hervir escurrimos con alegría las hojas de gelatina, las echamos en la olla, y removemos.
  8. Cogemos una jarra y le colocamos por encima un colador. Retiramos la cacerola del fuego, y pasamos nuestra mezcla por el colador para así evitar que se cuele ningún grumo.
  9. Reservamos.

Emplatado:

  1. Lavamos bien las cascaras de la fruta de la pasión quitándoles el mayor número de hebras / pelillos…
  2. Colocamos las cascaras sobre una bandeja. Si no se mantienen en pie podemos cortarles una parte de la base para que se mantengan en pie.
  3. Vertemos con mucho cuidado la mezcla de la panna cotta o pannacotta sobre las cáscaras. Si se nos escapa un poco por los bordes lo limpiamos con un poco de papel de cocina.
  4. Cuando estén todas rellenas las guardamos en la nevera por un mínimo de 6 horas.
  5. En cuanto haya pasado el tiempo pertinente cortamos el resto de los maracuyás, y sacamos la pulpa.
  6. Sacamos nuestras panna cottas hechas, y agregamos a cada una de ellas un poquito de pulpa.

¡Listo! Ya tenemos lista nuestra maravillosa panacota, o panna cotta de maracuyá.

Inicio » Recetas » Dulces » Panna cotta de maracuyá
Yael Nadelar

Graduada en periodismo y comunicación audiovisual, Yael Nadelar es una apasionada de la cocina, especialmente de los postres y dulces. Amante de los niños y la música, Yael aprovecha cualquier ocasión para viajar y conocer nuevos lugares y culturas, aprendiendo siempre de las costumbres de cada país, importando en su cocina estos conocimientos.