Natillas caseras

Natillas caseras
Esta receta contiene lactosa
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Tiempo de preparación
45 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Te presentamos hoy otro postre universal, equiparable al arroz con leche, la tarta de queso, o el tocino de cielo. Vamos a degustar unas riquísimas y jugosas natillas caseras, que entusiasman tanto a pequeños, como a mayores.

Así que, ¿por qué no atreverse a hacerlas, sin comprar las típicas envasadas de tipo industrial? Mejor sabor, y sin duda mucho más sanas. Adelante con nuestra especial receta de natillas caseras CASERAS de verdad. ¿Preparados?

Si sigues habitualmente nuestro blog de crujienteyaldente verás que esta receta tiene bastante similitud con la crema pastelera, añadiendo ligeras modificaciones en las proporciones de los ingredientes. Vamos ya manos a la obra:

Cómo hacer natillas caseras:

  1. Lo primero es aromatizar la leche, junto con la nata, la vainilla, la canela y la piel del limón, o una naranja. Para ello, colocamos parte de la leche (unos 175 mL) en un cazo, con el resto de ingredientes, y calentamos hasta que hierva. Apagamos, retiramos, dejando reposar unos minutos. Una vez haya reposado, vertemos la mezcla en un bol pasándola por un colador. Reservamos, y dejamos que siga reposando, cuanto más tiempo mejor
    (incluso de un día para otro).
  2. Por un lado, en un bol aparte, batimos enérgicamente las yemas con el azúcar, hasta “blanquearlas” (que lleguen a adoptar un color blanquecino) y aumenten su volumen. Lo ideal es hacerlo con una batidora o varillas, a velocidad baja.
  3. Por otro lado, ponemos la maicena con 50 mL de leche fría en un vaso y los batimos con una cuchara, hasta disolver.
  4. Seguidamente, iremos vertiendo la mezcla de leche fría y maicena lentamente sobre las yemas, batiendo constantemente, para que se vaya mezclando bien.
  5. A continuación, ponemos una olla grande con agua al fuego para hacer las natillas al baño maría. Para ello, introducimos nuestro bol que teníamos reservado con la leche aromatizada, incorporando la mezcla de las yemas con la maicena. Calentamos la olla y vamos removiendo constantemente con una pala de madera, poniendo especial cuidado
    para deshacer cualquier grumo que se pueda haber formado, y evitando que se formen burbujas, y sin que llegue a hervir en ningún momento.
  6. Seguimos cociendo unos 5 minutos, de manera que no quede espuma en la superficie, hasta que esté bien cuajada.
  7. Retiramos del fuego y vamos depositando en recipientes individuales, tapando con film transparente. Dejamos enfriar y metemos en el frigorífico, al menos durante 2 horas.

Ya tenemos nuestras natillas caseras preparadas. Podemos acompañarlas con almendras tostadas por encima, o galletas maría, y espolvorear con un poquito de azúcar glas, o canela, dependiendo del gusto de cada uno.

El truco:

  • Con ligeras modificaciones en las proporciones en los ingredientes, elaboraremos una esencial crema pastelera.
  • Añadiendo a la mezcla de la leche aromatizada un vaso de Baileys y media tableta de turrón de Jijona obtendremos un delicado sabor a almendra y café, aportando ese toque de sofisticación que será bien apreciado por los paladares más exigentes.

Alérgenos:

La maicena, la leche y la vainilla podrían causar reacción a alérgicos a dichas sustancias. Podrían sustituirse por harina de trigo (ojo a los celiacos), leche sin lactosa y canela, respectivamente.

Julia Gaitán
Julia Gaitán

Con más de 30 años de experiencia entre los fogones, Julia es una verdadera profesional de la cocina. Un cajón lleno de infinidad de secretos para elaborar las mejores recetas, fuente de sabiduría y con unos platos de resultados excelentes.