Bizcocho de leche condensada

Bizcocho de leche condensada
Esta receta contiene glutenEsta receta contiene huevoEsta receta contiene lactosa
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
15 votos
Cargando…

Información:

Ingredientes:

  • 400 gr de leche condensada
  • 120 gr de harina
  • 4 huevos
  • 50 gr de mantequilla sin sal
  • 1 sobre de levadura en polvo

Hoy vamos a preparar una delicia, ¡un bizcocho de leche condensada!. Hemos hecho esta receta para aprovechar la leche condensada que nos sobró del helado de nutella.

Este bizcocho lo podemos hacer de varios sabores, pero no podemos seguir esta misma receta porque dependiendo del ingrediente necesitará más o menos cantidades del resto de ingredientes. Poco a poco iremos añadiendo más recetas de bizcochos de diferentes sabores, colores y todo.

También podéis aprovechar esta receta de bizcocho para hacer magdalenas o petits fours, como explican en Comino y Canela.

Este tipo de masas para bizcochos podemos hacerlo en un robot especial de cocina o con la mano, ¡como toda la vida!

Elaboración del bizcocho de leche condensada:

  1. Primero repesaremos todos los ingredientes para tenerlos a mano a la hora de ir agregándolos.
  2. Precalentamos el horno a 160º con el calor arriba y abajo.
  3. En un bol vamos a mezclar la leche condensada con los 4 huevos. Tiene que estar muy bien batido, sin que quede partes de clara sin batir. Puede que te cueste un poco porque la leche condensada es muy densa.
  4. Derretimos en el microondas los 50 gr. de mantequilla, lo incorporamos a la mezcla y batimos bien.
  5. Nosotras hemos tamizado la harina y la levadura en polvo, más abajo encontrarás por qué es tan importante tamizarla a la hora de hacer postres o bizcochos. Así que tamizamos la harina y la levadura y mezclamos muy bien hasta formar una masa completamente homogénea.
  6. Cogemos el molde que más nos guste, nosotras en este caso hemos usado uno rectangular de 22 cm de largo. Aquí hay que tener en cuenta el tamaño del molde, cuánto más grande más bajito quedará el bizcocho y viceversa.
  7. Untamos mantequilla por todas las paredes del molde y después salpicamos harina intentado que se reparta bien por todos lados cubriendo la mantequilla.
  8. Vertemos la mezcla en el molde y lo metemos al horno.
  9. Dejaremos cocinar unos 50 minutos. Después de ese tiempo comprobaremos con un pincho de bizcochos que está hecho, si no lo está lo dejaremos 5 minutos y volveremos a comprobar.

    Cuando veamos que ya se ha tostado lo suficiente por arriba es la hora de poner papel de aluminio para que no se queme.

  10. Sacamos del horno y esperaremos a que se enfríe.

Podemos decorar con azúcar glass por encima o con lo que más os guste.

Tamizar la harina, ¿es realmente necesario?

Para los que no sepan que es tamizar la harina. Simplemente es pasar la harina por un colador o tamiz.

Hay que tener en cuenta varias cosas sobre tamizar harina.

  • La primera es, que aporta a los bizcochos un punto más de esponjosidad ya que al separar las partículas de la harina estamos incorporando aire.
  • Evitamos tener pequeños grumos en las masas que vengan en el paquete de la harina.
  • Si tamizamos la harina con la levadura en polvo estaremos mezclando sus partículas y obtendremos mejor textura en el bizcocho. Esto también es aplicable al mezclar otros ingredientes secos con la harina.

¡Listo! ¡Ya tenemos nuestro bizcocho de leche condensada!

Os animamos a que preparéis en casa esta delicia y nos compartáis como os han salido con el hashtag #crujienteyaldente. ¡Que paséis un buen día cocinillas!

 

Yael Nadelar

Graduada en periodismo y comunicación audiovisual, Yael Nadelar es una apasionada de la cocina, especialmente de los postres y dulces. Amante de los niños y la música, Yael aprovecha cualquier ocasión para viajar y conocer nuevos lugares y culturas, aprendiendo siempre de las costumbres de cada país, importando en su cocina estos conocimientos.

Send this to a friend