Oatmeal con plátano y almendras

Oatmeal con plátano y almendras
Esta receta contiene frutos de cáscaraEsta receta contiene glutenEsta receta contiene lactosa
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
16 votos
Cargando…

Información:

Ingredientes:

  • 1 vaso de leche
  • 3 - 4 cucharadas de copos de avena
  • 1 cucharadita de canela o esencia de vainilla
  • 1 plátano
  • Arándanos deshidratados
  • Almendras naturales
  • 1 cucharada de miel

¿Quieres preparar el desayuno más completo? ¿O quizá eres de los que no tienen hambre por las mañanas? Hoy os traemos un desayuno muy nutritivo: Oatmeal con plátano y almendras. Un plato digno de Nutriente y al Diente, para aquellos que se preocupan por lo que deben tomar en su primera comida del día. Si aún no sabes cómo afecta a tu cuerpo desayunar o no, no te pierdas este artículo de Bárbara Hernández dónde te cuenta con detalle la verdad sobre este tema.

En este desayuno de origen británico tan sólo se necesitan dos ingredientes base: copos de avena y un poco de leche o agua. Se puede realizar con el tipo de leche que consuma cada uno en su casa, aunque si utilizamos leches vegetales nos saldrá con más sabor. Si te interesa saber qué diferencias hay entre leche entera, desnatada y semidesnatada, y qué tipos de leche vegetal existen no dudes en leer este artículo.

Elaboración del oatmeal:

  1. Cogemos una cacerola pequeña le echamos el vaso de leche, y seguidamente dejamos que se caliente.
  2. En cuanto la leche llegue a su punto de ebullición, le agregamos los copos de avena, y removemos. Vamos a observar cómo se va formando una especie de pasta.
  3. Seguimos removiendo, y le añadimos una cucharadita de canela. Si a alguien no le gusta esta especie se puede sustituir por una cucharadita de esencia de vainilla.
  4. Removemos y retiramos la cacerola del fuego. Ya tenemos la base lista.
  5. Sólo falta emplatarlo con la fruta, y los frutos secos que más nos gusten.

Emplatado del oatmeal con plátano y almendras:

  1. Cogemos un bol y le incorporamos unas cucharadas de la pasta de leche y copos de avena. Podemos esperar a que se enfríe o bien, se puede consumir caliente.
  2. En nuestro caso hemos decidido cortar un plátano en rodajas, y lo colocamos por encima de la pasta de copos de avena.
  3. A continuación, le echamos unas pocas almendras, unos arándanos deshidratados, y un poquito más de canela, aunque dependerá del gusto de cada uno.
  4. Por último, le agregaremos un chorrito de miel por encima.

¡Ya tenemos preparada esta deliciosa, y nutritiva merienda!

He de comentar que este desayuno que se ha puesto tan de moda se lleva preparando desde hace años, debido a que es un plato que sacia bastante y se conserva durante varios días en la nevera.

Posibles variaciones de las gachas de avena:

Las gachas o el porridge, en general van acompañados de diversos tipos de fruta y frutos secos, éstos le dan a nuestra deliciosa merienda un toque de color, y a la vez lo endulzan. La mayoría de las veces se suele utilizar plátano, pero también podemos combinarlo con distintos frutos rojos, o con coco… Asimismo, podemos agregarle unas cuantas nueces y almendras, o se puede realizar la combinación de frutos secos que se prefiera.

Si somos muy golosos y queremos endulzar nuestro desayuno pero que siga siendo igual de sano, podemos sustituir el azúcar por unas gotas de edulcorante, o bien podemos utilizar miel, o un poco de sirope de arce, además podemos agregarle chocolate negro rallado, o unos dátiles. Dependiendo de lo que le guste a cada uno.

Ha crecido tanto la fama de este súper nutritivo desayuno que en Escocia han decidido crear Campeonatos Mundiales de Elaboración de Porridge.

Os animamos a que preparéis en casa esta receta y compartáis con nosotros cómo os ha salido a través del hashtag #crujienteyaldente.

Yael Nadelar

Graduada en periodismo y comunicación audiovisual, Yael Nadelar es una apasionada de la cocina, especialmente de los postres y dulces. Amante de los niños y la música, Yael aprovecha cualquier ocasión para viajar y conocer nuevos lugares y culturas, aprendiendo siempre de las costumbres de cada país, importando en su cocina estos conocimientos.

Send this to a friend