Mermelada de kiwi

Mermelada de kiwi
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
3 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
55 minutos
Número de raciones
7 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

  • ½ limón
  • 1 kg de kiwis
  • 400 g de azúcar blanca

¿A quién no le gusta empezar un duro día de trabajo con unas tostadas con mermelada casera? Hoy vamos a preparar una receta que te acompañará todas las mañanas, vamos a cocinar una mermelada de kiwi.

Para realizar este exquisito dulce vamos a seguir una serie pasos muy sencillos. Hay tantas formas de crear una rica mermelada como cocinillas.

A cada uno nos gusta darle un toque diferente, puede variar la cantidad de azúcar, o el tipo, el zumo de limón o naranja, láminas de gelatina, también se le puede agregar otra fruta… En esta ocasión os hemos querido deleitar con una mermelada hecha con un ingrediente que ya de por sí es dulce, pero se pueden crear mermeladas de ingredientes que no lo son, o que no te imaginarías que fueran aptos para esta receta.

Pues bien, os animamos a que probéis esta maravillosa mermelada de tomate, o esta riquísima mermelada de pimiento, ¿os atrevéis? ¡Dadle un toque dulce a vuestros platos más especiales!

¡Sin más rodeos nos ponemos manos a la obra con la mermelada casera de kiwi!

Cómo hacer mermelada de kiwi:

  1. Lo primero que debemos hacer es exprimir el medio limón, y reservamos el zumo.
  2. A continuación, pelamos los kiwis. Para ello podemos hacerlo de dos formas diferentes:
    • Se les puede quitar la piel de manera fácil con un pelador de verduras. Es posible que tardemos más con esta manera.
    • También, podemos cortar los kiwis por la mitad y con la ayuda de una cuchara o unas varillas manuales sacarles la carne.
  3. Cortamos en trocitos los kiwis, no hace falta que sean pequeños, y los metemos en un bol mediano, o grande. Reservamos.
  4. Seguidamente, añadimos el azúcar, y el zumo de limón reservado.
  5. Trituramos todo con un tenedor, o con un machacador de patatas, da igual que queden trozos más grandes que otros así jugaremos con las texturas de la mermelada.
  6. En cuanto esté bien machacado, lo cubrimos con papel film transparente, y lo metemos en la nevera.
  7. Lo dejamos reposar dependiendo del tiempo que tengamos entre 2 – 3 horas, o incluso, toda la noche. Si tenemos mucha prisa podemos prepararla directamente y saltarnos el paso del frigorífico.
  8. Una vez haya pasado el tiempo de reposo cogemos una cacerola mediana y la colocamos sobre un fuego fuerte.
  9. Seguidamente vertemos el contenido del bol con el kiwi a la olla y removemos.
  10. En cuanto rompa a hervir bajamos a fuego medio, y lo dejamos entre 45 minutos – 1 hora, removiendo de vez en cuando. El tiempo de cocción dependerá de la consistencia que queramos conseguir.
  11. Una vez pasado el tiempo vertemos en diferentes tarros la mermelada y los tapamos con sus respectivas tapas.
  12. Rápidamente, y con la mermelada caliente, les damos la vuelta a los tarros y los dejamos enfriar de esta manera. Así, conseguimos cerrar de forma hermética los tarros. Se conserva durante más o menos un mes como recién hecha.

¡No lo dudes! ¡Desayuna con esta súper receta de mermelada de kiwi casera! ¡Te encantará!

Inicio » Recetas » Desayunos y meriendas » Mermelada de kiwi
Yael Nadelar

Graduada en periodismo y comunicación audiovisual, Yael Nadelar es una apasionada de la cocina, especialmente de los postres y dulces. Amante de los niños y la música, Yael aprovecha cualquier ocasión para viajar y conocer nuevos lugares y culturas, aprendiendo siempre de las costumbres de cada país, importando en su cocina estos conocimientos.