Galletas de brownie

Galletas de brownie
Esta receta contiene huevo
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
4 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
35 minutos
Número de raciones
5 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

  • 150 g de chocolate negro o con leche
  • ½ cucharadita de levadura en polvo
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 100 g de pepitas de chocolate
  • 80 g de azúcar moreno
  • ½ cucharadita de sal
  • 90 g cacao en polvo
  • 120 g mantequilla
  • 200 g de azúcar
  • 185 g harina
  • 3 huevos

Hoy aterrizan en el blog las mejores galletas de brownie que os podáis imaginar. ¿No os lo creéis? ¡Crujientes por fuera, esponjosas y cremosas por dentro? ¿Cómo os suena?

Os aseguramos que no habéis probado galletas como estas ni de lejos. Podéis disfrutar, y hacer esta receta con los más peques de la casa. ¡Las amarán!

Si eres tan goloso como nosotros, y te gusta hacer tus propias galletas caseras no dudes en probar la receta de galletas con oreo y chocolate blanco ¡te volverán loco! Y si eres algo más tradicional, no te olvides de la mítica receta de cookies con pepitas de chocolate.

Cómo hacer galletas de brownie:

Preparación de la masa para galletas de brownie:

  1. Primero debemos derretir el chocolate. Para ello cogemos un cacito y lo llenamos con agua un 1/3 de su capacidad.
  2. Seguidamente, lo colocamos sobre un fuego medio, y ponemos un cuenco encima con la mantequilla, y el chocolate negro o con leche. En esta ocasión hemos utilizado un chocolate con leche, ya que igualmente iban a tener un sabor intenso por la mezcla del cacao en polvo con el resto de ingredientes.
  3. En cuanto se vayan derritiendo removemos para unificar ambos ingredientes.
  4. Una vez esté listo, y derretido el chocolate, lo reservamos, y pasamos a preparar el resto de la masa.
  5. Cogemos un cuenco grande, preferiblemente de cristal, y le incorporamos los dos tipos de azúcar, y los huevos.
  6. Mezclamos con la ayuda de unas varillas eléctricas hasta obtener una masa blanquecina y homogénea.
  7. Agregamos la esencia o extracto de vainilla, y volvemos a batir hasta que se haya unificado. Reservamos.
  8. En otro cuenco grande echamos todos los ingredientes secos: la harina, el cacao, la sal, y la ½ cucharadita de levadura. En esta ocasión, removemos con unas varillas de mano, o con un tenedor para mezclar un poco los ingredientes, y reservamos.
  9. Volvemos a coger el cuenco de los huevos, y le echamos el chocolate derretido. De nuevo, cogemos las varillas eléctricas para integrar de manera correcta todos los ingredientes.
  10. Ahora, debemos unir los contenidos de los cuencos. Cogemos un colador grande, lo colocamos sobre la mezcla del chocolate, sin que toque la masa, y le echamos encima todos los ingredientes secos.
  11. Debemos tamizar los ingredientes secos sobre la masa del chocolate dándole pequeños golpecitos con la mano en el lateral al colador. De esta manera la rejilla separa y deja pasar las partículas más finas para evitar que se apelmacen, y se creen grumos en nuestras galletas de brownie.
  12. Mezclamos, y removemos nuestra masa de galletas de chocolate con una espátula de silicona hasta obtener una masa espesa y unificada.
  13. A continuación, agregamos las pepitas de chocolate, y volvemos a remover.
  14. Cubrimos la masa con papel film transparente, y la dejamos reposar en la nevera de 30 minutos a 1 / 2 horas.

Cómo hornear galletas de brownie:

Dado que queremos obtener unas galletas crujientes por fuera, y fudgy por dentro es súper importante dejar que la masa repose en la nevera para que se quede fría, y algo dura. Esto pasa porque la mantequilla vuelve a endurecerse. ¡OJO! ¡Es lo que buscamos!

  1. Cuando le queden unos 15 / 10 minutos a la masa de las galletas, encendemos el horno a 170º. Utilizamos la resistencia por ambos lados, con modo ventilador.
  2. Cogemos una bandeja de horno, y la forramos con papel sulfurizado.
  3. Ahora, con una cuchara para servir helados cogemos masa de galletas, nos la pasamos a las manos y la redondeamos un poco más.
  4. La colocamos sobre la bandeja, y repetimos el proceso dejando unos 3 o 4 cm de separación entre cada deliciosa galleta. Podemos aplastar las bolitas un poquito para hacerlas algo más finas. ¡Pero no es importante!
  5. Metemos en el horno de 8 a 10 minutos, para obtener un resultado crujiente por fuera, y blandito por dentro. ¡NO debemos dejarlas más en el horno! Si lo hiciéramos tendríamos unas galletas secas.
  6. Sacamos con cuidado, y dejamos reposar hasta que se enfríen.

Podemos ir haciéndolas al horno en tandas para que el resultado sea optimo. ¡A disfrutar! ¡Y nunca mejor dicho! Se os hará la boca agua en cada bocado descubriendo las pepitas de chocolate. ¿A qué esperas para preparar las mejores galletas de brownie?

Yael Nadelar

Graduada en periodismo y comunicación audiovisual, Yael Nadelar es una apasionada de la cocina, especialmente de los postres y dulces.
Amante de los niños y la música, aprovecha cualquier ocasión para viajar y conocer nuevos lugares y culturas, aprendiendo siempre de las costumbres de cada país, importando en su cocina estos conocimientos.