Solomillo Wellington

Solomillo Wellington
Esta receta contiene glutenEsta receta contiene huevoEsta receta contiene mostaza
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Tiempo de preparación
75 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

No es necesario que seas un gran chef para preparar un delicioso solomillo Wellington, basta con un poco de ilusión, ganas y algo de tiempo.

Un clásico entre los clásicos, plato principal muy apreciado por casi todo el mundo (vegetarianos y veganos aparte) el solomillo Wellington constituye un plato muy completo y una importante fuente alimenticia, dada la calidad y variedad de sus componentes. Pese a su nombre, que algunos atribuyen al Duque de Wellington, tiene un origen incierto, aunque es muy popular tanto en las islas británicas como en tierras de nuestros vecinos franceses.

En la elaboración del solomillo Wellington es bastante habitual emplear solomillo de cerdo en vez de ternera: sale casi igual de sabroso y resulta bastante más económico; de hecho hay quien opina que es un derroche usar solomillo de vaca para el Wellington. Nosotros hemos decidido prepararlo fiel al original.

Cómo hacer solomillo wellington

  1. Salpimentamos el solomillo.
  2. Lo ponemos en una sartén a fuego fuerte sin aceite, para sellar el solomillo (vuelta y vuelta), que quede dorado por fuera, pero crudo por dentro.
  3. Retiramos y reservamos, dejando enfriar.
  4. Pelamos y cortamos finamente las chalotas y, en la misma sartén, las ponemos a pochar con un par de cucharadas de aceite, a fuego lento, que se vaya dorando, durante unos 7 minutos.
  5. Picamos las setas y las volcamos a la sartén, una vez ya pochada la chalota. Dejamos 3 ó 4 minutos.
  6. Añadimos el vino y dejamos evaporar el alcohol. Echamos sal y pimienta, removemos ligeramente y retiramos del fuego, dejando enfriar.
  7. Untamos el solomillo con el foie y con la mostaza, abundante y homogéneamente.
  8. Colocamos la masa de hojaldre extendida en una bandeja de horno. Ponemos éste a precalentar a 200º. Incluimos el solomillo sobre la masa de hojaldre.
  9. Ponemos la farsa preparada anteriormente (las verduras, etc.) por encima y por los lados del solomillo.
  10. Envolvemos con la masa, dejándolo bien cerrado, sin aire. Batimos el huevo y pintamos con una brocha.
  11. Introducimos en el horno, manteniendo unos 20 a 25 minutos, hasta ver que quede bien dorado.

Listo para comer.

Lo podemos acompañar con unos ricos espárragos a la plancha y mermelada de frambuesa o mermelada de pimiento rojo, por ejemplo.

La mejor bebida para complementar este plato es un buen vino tinto de barrica al gusto de cada cual (nosotros hemos elegido un Ribera de 2016).

El truco: es muy importante que el solomillo esté frío cuando lo envolvamos en la masa, para que el hojaldre no se reblandezca.

Podemos recubrir previamente  la bandeja con un papel de horno para evitar que se pegue al fondo.

Si no tenemos vino de Oporto lo podríamos sustituir por vino blanco de la tierra. La mostaza, en vez de dijon,  puede ser a la antigua, a la miel, etc.

Alérgenos:

Para los alérgicos: ojo con las intolerancias a la mostaza, al gluten (por el hojaldre), al huevo, o incluso a la pimienta. Podríamos prescindir de estos componentes, sustituyendo el hojaldre por uno específico sin gluten, pero ya no será lo mismo.

Julia Gaitán
Julia Gaitán

Con más de 30 años de experiencia entre los fogones, Julia es una verdadera profesional de la cocina. Un cajón lleno de infinidad de secretos para elaborar las mejores recetas, fuente de sabiduría y con unos platos de resultados excelentes.