Alitas y muslos de pollo

Alitas y muslos de pollo
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
19 votos
Tiempo de preparación
60 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Hoy os vamos a enseñar cómo preparar una receta de alitas y muslos de pollo, un plato riquísimo que no requiere mucho esfuerzo.

Este plato es una receta con la que quedarás estupendamente con tus invitados. ¡Se chuparán hasta los dedos!

La ventaja de esta receta es que no es necesario tener grandes conocimientos de cocina, ya que es bastante sencillo de elaborar. Es un plato muy recomendable para principiantes.

Para esta receta no hay medidas exactas de ingredientes a incluir, ya que se hace un poco a ojo. Podemos calcular la cantidad de pollo a cocinar según el número de comensales que vayamos a ser. Lo que tenemos que tener presente es que la clave está en que el pollo quede bien barnizado para que al final quede crujiente.

Más o menos contamos con 4 alitas más un muslito de pollo por persona. Si os parece poco siempre se puede agregar algún muslito que otro más.

Preparar unas alitas de pollo es realmente sencillo de cocinar y les encanta a los más pequeños de la casa.

Elaboración de las alitas de pollo:

  1. Precalentamos el horno a máxima temperatura.
  2. Llenamos medio cuenquito para cereales de aceite de oliva y agregamos los polvos de Avecrem. Mezclamos bien hasta obtener una pasta homogénea, y lo reservamos (lo dejamos a un lado).
  3. Colocamos en una bandeja de horno el pollo que vayamos a cocinar, y usamos un pincel para barnizarlo con la mezcla que habíamos reservado.

    Truco: Si no tenemos un pincel o no te quieres manchar los dedos. Metemos la mezcla junto con el pollo en una bolsa con cierre hermético y la agitamos.

  4. Una vez el pollo esté bien barnizado lo metemos en el horno a una temperatura de 170 grados (para que no se seque por dentro) durante 30/45 minutos aproximadamente.
  5. Cuando observemos que el pollo esté dorado podemos proceder a retirarlo del horno.

Es recomendable no dejar reposando el pollo dentro del horno ya que de ésta manera es como llega a secarse por dentro. Esta es una receta que queda genial tanto caliente como frío.

Et voilà! Ya tenemos nuestro riquísimo pollo listo para disfrutar.

Lo podéis acompañar con nuestra sabrosa receta de gratin dauphinois y con las espectacular salsa de mostaza casera.

Esperamos que os haya gustado muchísimo nuestra receta. Si queréis podéis compartir con nosotras cómo os han salido. Os invitamos a que nos dejéis comentarios o subir fotos a las redes sociales con el hashtag #crujienteyaldente

Ver más recetas con: Pollo

Información nutricional

Por cada 100 gramos esta receta contiene:

207,7
Energía (Kcal)
0,11
Hidratos de carbono (g)
17,3
Grasas totales (g)
12,83
Proteínas (g)
0
Fibra (g)

*La información nutricional facilitada ha sido elaborada por la dietista-nutricionista Bárbara Hernández Rodríguez. Los valores nutricionales de cada receta pueden variar en función de las cantidades de los ingredientes, el modo de preparación así como las fuentes de aprovisionamiento.

Cantidad por 100 gramos
Calorías 207,7 Kcal
Grasas totales 17,3 g
Ácidos grasos saturados 4,03 g
Ácidos grasos poliinsaturados 2,72 g
Ácidos grasos monoinsaturados 8,89 g
Colesterol 52,44 mg
Sodio 429,9 mg
Hidratos de carbono 0,11 g
Fibra 0 g
Azúcares 0,02 g
Proteínas 12,83 g

*La información nutricional facilitada ha sido elaborada por la dietista-nutricionista Bárbara Hernández Rodríguez. Los valores nutricionales de cada receta pueden variar en función de las cantidades de los ingredientes, el modo de preparación así como las fuentes de aprovisionamiento.

Yael Nadelar

Graduada en periodismo y comunicación audiovisual, Yael Nadelar es una apasionada de la cocina, especialmente de los postres y dulces.
Amante de los niños y la música, aprovecha cualquier ocasión para viajar y conocer nuevos lugares y culturas, aprendiendo siempre de las costumbres de cada país, importando en su cocina estos conocimientos.