Magret de pato con melocotón y yuca

Magret de pato con melocotón y yuca
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
6 votos
Cargando…

Información:

Ingredientes:

  • 800 gr de magret de pato, 2 piezas de 400 gr
  • 2 melocotones
  • 1 yuca
  • Sal en escamas
  • Aceite de oliva o de girasol
  • Confitura de frutos rojos, opcional

Si te gusta la carne de pato pero no sabes cómo prepararla, te recomendamos esta maravilla de receta que dejará boquiabiertos a tus invitados, os presentamos el magret de pato con melocotón y yuca, algo poco convencional y delicioso, sin duda.

Elaboración de la yuca frita:

  1. Comenzaremos preparando nuestra guarnición, para ello vamos a explicaros cómo hacer yuca frita.
  2. Lo que vamos a hacer es pelar la yuca con ayuda de un pelador, no importa si es grande, puesto que podemos hacer cantidad de sobra y luego tenerlo como snack o como acompañamiento para infinidad de platos, por ejemplo sustitúyelo por las patatas acompañando a nuestra hamburguesa rellena de queso.
  3. Una vez que la hayamos retirado la piel, con el mismo pelador iremos sacando tiras de la yuca, de manera que consigamos unas cintas finas.
  4. Cuando tengamos la yuca en tiras, la escurrimos, con ayuda de un paño, para quitarle el exceso de humedad que pudiera tener.
  5. Después de esto calentamos el aceite, si hemos elegido aceite de oliva que no sea de acidez superior a 0.4º ya que si no dará mucho sabor a nuestra yuca, una vez que veamos que empieza a dorarse, retiramos del aceite, colocamos sobre un papel absorbente, salamos y reservamos.

Elaboración del magret de pato con melocotón y yuca:

  1. Lo primero y más importante que debemos hacer es tener fuera de la nevera, a temperatura ambiente, nuestros magrets de pato unas 2 horas antes de empezar a cocinarlos, si no la grasa estará muy dura.
  2. Limpiaremos los magrets, retirándoles algún tendón si aún tuvieran venitas, etc… Importante: no hay que quitarle la piel ni la grasa.
  3. A continuación haremos unos cortes cruzados no muy profundos en la piel, en forma de rombos, esto es para facilitar que la grasa se funda y evitar que la piel se tueste y no permita salir la grasa.
  4. Los colocaremos en la sartén o plancha aun fría y por la parte de la piel, sin agregar aceite, y los cocinaremos unos 3-4 minutos a fuego medio.
  5. Si observaremos que sueltan mucha grasa, iremos retirando el exceso.

    Es importante colocar el magret de pato sobre la sartén aún fría para evitar que la piel se tueste demasiado deprisa e impida que la grasa se derrita progresivamente, que es la clave para que el magret quede jugoso.

  6. Cuando veamos que la piel está dorada, daremos la vuelta y cocinaremos unos 3 minutos más, lo retiraremos del fuego.
  7. Lo envolveremos en papel de aluminio y lo introduciremos al horno a 190º unos 7 minutos para que se termine de cocinar.
  8. En la misma sartén, aprovechando la grasa del pato, marcaremos, a fuego fuerte, los trozos de melocotón a la plancha previamente pelados y deshuesados.

Emplatamos el magret sobre los trozos de melocotón, y acompañamos con los chips de yuca, terminamos con nuestras escamas de sal.

Recordemos que opcionalmente podemos acompañarlo con confitura de frutos rojos que, en mi opinión personal, le va genial.

Podemos presentarlo tal cual o fileteado, que es como suele presentarse.

Magret de pato con melocoton y yuca

¿Qué parte es el magret de pato?

Magret viene del francés y significa magro, carente de grasa.
El magret es una parte de la pechuga del pato, la cual se corta conservando la grasa y la piel que recubre el músculo.

s por eso que se suele cocinar a fuego lento para que se cocine en su propia grasa y queda tan crujiente, jugoso y apetecible.

Si queremos destacar alguna de las propiedades de la carne de pato, a parte que su cantidad de proteínas, cabría señalar la cantidad de vitamina B5 que posee, esta vitamina ayuda a combatir el estrés y las migrañas.

¿Qué es la yuca?

La yuca es un tubérculo originario de zonas tropicales, es parecido a la batata por su sabor dulzón y su composición,

Contiene poca grasa, alto contenido en hidratos de carbono complejos o de absorción lenta, además de vitamina C y B6.
Hay diversas formas de cocinarla, frita como en el caso de esta receta, al horno, aunque también suele presentarse cocida o guisada como guarnición de una gran variedad de platos.

Seguro que esta receta no os decepcionará y podréis sorprender a vuestros invitados con un plato sencillo y original, y no lo olvidéis, hacednos saber cómo os ha quedado usando el hashtag #crujienteyaldente. ¡Nos vemos en la próxima receta!

Carlos Garcés

Técnico superior en restauración, y cocinero vocacional desde pequeño, Carlos siempre ha estado metido entre fogones. Inquieto por naturaleza, emigró a los Países Bajos donde estuvo trabajando como cocinero dos años, siempre está buscando y experimentando con nuevos sabores. Una de sus grandes aficiones es la pastelería, sector en el cual ha estado trabajando también unos años.

Send this to a friend