Hamburguesas de salmón

Hamburguesas de salmón
Esta receta contiene glutenEsta receta contiene huevoEsta receta contiene lactosaEsta receta contiene mostazaEsta receta contiene pescado
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
4 votos
Tiempo de preparación
50 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

¿A quién no le gusta una buena hamburguesa? Sí, a casi todo el mundo mundial, pero ¿qué pasa con los que prefieren el pescado a la carne? Pues aquí vamos a mostrar la solución con unas riquísimas hamburguesas de salmón y, de paso, mejorar nuestra salud.

El salmón, como hemos explicado en otras recetas, posee excelentes propiedades nutricionales para el organismo, como el aporte vitamínico (B12 principalmente), una gran fuente proteínica, minerales y ácidos grasos omega 3.

Cómo hacer hamburguesas de salmón

  1. Cortamos el salmón en cuadrados pequeños en un bol. Hacemos lo mismo con una de las cebollas rojas.
  2. Ponemos la miga de pan a remojar en la leche durante 5 minutos. Después la escurrimos con un colador.
  3. Incluimos en el bol la miga de pan escurrida, junto con el huevo sin batir.
  4. Añadimos el perejil bien picado, un pellizco de sal y la mostaza.
  5. Removemos toda la mezcla a mano, preferiblemente con guantes.
  6. Echamos la ralladura de lima (que dará frescor) y el pan rallado, que nos va a aportar consistencia y facilitar el ligado de la masa.
  7.  Damos forma a las hamburguesas: se pueden hacer a mano, con el tamaño que queramos, o bien emplear un útil especial de cocina.
  8. Ponemos en el fuego una sartén antiadherente o una parrilla. Cuando esté bien caliente ponemos las hamburguesas de dos en dos, un par de minutos por cada lado. Importante no poner aceite, con la grasa que aporta el salmón es más que suficiente para que queden bien doradas.
  9. Abrimos los panecillos de cerveza y los pasamos por la misma parrilla o sartén en que hemos dorado las hamburguesas; así quedarán crujientes.
  10. Montamos en cada pan una cama de rúcula, la hamburguesa, unos aros de cebolla (de la otra que teníamos apartada) y la salsa tártara por encima.

Y a comer, os chuparéis los dedos, seguro. Si no tenéis salsa tártara podríamos sustituirla por una buena mayonesa casera, aunque perderá algo de sabor. En tal caso podríamos incluir unos encurtidos agridulces.

El truco:

Al añadir la miga de pan remojada en leche nos va a quedar la hamburguesa mucho más jugosa. Es fundamental no pasarnos en el tiempo de parrilla, pues quedarían secas.

Para los alérgicos: la mostaza puede ocasionar reacciones alérgicas a las personas sensibles a los frutos secos. Tanto el salmón como el huevo y la leche son susceptibles de ocasionar trastornos a los alérgicos, así como el pan para quien no tolera el gluten.

Julia Gaitán
Julia Gaitán

Con más de 30 años de experiencia entre los fogones, Julia es una verdadera profesional de la cocina. Un cajón lleno de infinidad de secretos para elaborar las mejores recetas, fuente de sabiduría y con unos platos de resultados excelentes.