Rosbif (Roast beef)

Rosbif (Roast beef)
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Tiempo de preparación
60 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Plato principal, tentempié frío, sándwich de merienda-cena. ¿Te apetece un rosbif (roast beef)? Pues sigue leyendo, querrás prepararlo ¡¡de inmediato!!

El rosbif (procedente del inglés Roast Beef) es un plato originario de Inglaterra, muy típico en todos los países anglosajones, elaborado con carne vacuna (originalmente buey). Nosotros hoy vamos a emplear ternera, por su mayor difusión y precio más asequible.
No es difícil, pero hemos de cocinar este plato con tacto, empleando los cinco sentidos. Un buen rosbif tiene que estar crujiente por su parte exterior, como si fuera una corteza, y muy jugoso y de color rosa en el interior. Vamos a prepararlo:

Cómo hacer rosbif o roast beef:

  1. Atamos la carne con un cordón.
  2. Salpimentamos. La pimienta puede ser negra o blanca, a nuestro gusto.
  3. Ponemos una sartén al fuego con la mantequilla y una cucharada de aceite de oliva, añadimos la carne y doramos por toda la superficie, que haga una costra.
  4. Retiramos una vez sellada, reservando el jugo, y la depositamos en una bandeja de horno, junto con la cebolla y los ajos crudos.
  5. Echamos por encima las hierbas aromáticas (las variedades que incluyamos serán siempre a nuestro gusto: romero, tomillo, etc.) y el jugo reservado.
  6. Metemos en el horno previamente calentado a 200 grados y mantenemos durante 20 minutos.
  7. A mitad de cocción pinchamos la carne para que salgan los jugos y añadimos medio vaso de agua en la bandeja para que se vaya mezclando. Rociamos la carne por encima con el jugo obtenido.
  8. Añadimos el vino de jerez y el brandy, y mantenemos 5 minutos más la cocción.
  9. Retiramos. Recuperamos los jugos, junto con los ajos y la cebolla (que habrá quedado semi caramelizada) y lo pasamos por la batidora, obteniendo así la salsa.

Ya está lista para comer. Cortamos en rodajas, y podemos degustarlo en caliente con su salsa, en frío, en modo de fiambre, dentro de un sándwich, etc. Lo podemos acompañar con unas patatas fritas, o una buena ensalada de col, por ejemplo.
La mejor bebida para complementar este plato es un buen vino tinto de crianza o reserva, al gusto de cada cual (nosotros hemos elegido un vino de Toro de 2017).

El truco:

El rosbif ha de estar de color rosa en su interior, que quede bien jugoso, para lo cual es vital vigilar la temperatura del horno y obtener el punto exacto de la carne; lo ideal es disponer de un termómetro y tomar la temperatura con frecuencia durante la cocción, evitando que exceda de 50 grados. En cualquier caso, más vale quedarnos cortos en la cocción a
pasarnos, siempre podríamos dar una última vuelta a la plancha.

Alérgenos:

La mantequilla se podría omitir para los alérgicos a la lactosa. La pimienta también podríamos eliminarla.

Julia Gaitán
Julia Gaitán

Con más de 30 años de experiencia entre los fogones, Julia es una verdadera profesional de la cocina. Un cajón lleno de infinidad de secretos para elaborar las mejores recetas, fuente de sabiduría y con unos platos de resultados excelentes.