Pollo relleno de manzana, jamón serrano y queso emmental

Pollo relleno de manzana, jamón serrano y queso emmental
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
3 votos
Tiempo de preparación
40 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Hoy vamos a hacer una receta muy fácil y super sabrosa. Vamos a preparar un plato cotidiano pero de manera diferente. En esta ocasión vamos a preparar una receta con pechugas de pollo para realizar un pollo relleno de manzana, jamón serrano y queso emmental. ¿Cómo os suena?

No sé si os pasa que compráis siempre lo mismo por inercia, o porque no sabéis qué cocinar. Pues hoy quería darle una vuelta y hacer un plato con cosas que solemos tener en la nevera, pero que juntas no te las hubieses imaginado. Tiene un toque divertido y diferente, además es una receta que suele gustar mucho a los peques. ¡Así que si tenéis niños es una buena idea!

Vamos a hacer una receta muy fácil, utilizando las pechugas de pollo, no el pollo entero.

También podéis inspiraros con esta receta de pollo a la naranja,  o las favoritas de los peques, chupa chups de pollo o este pollo frito estilo KFC.

Cómo hacer pollo relleno de manzana, jamón serrano y queso emmental:

Muchas recetas de pollo relleno suelen utilizar el pollo entero, pero nosotros en esta ocasión vamos a preparar una versión más sencilla y muy rápida.

  1. Vamos a utilizar las pechugas de pollo limpias. Lo único que tendremos que hacer será cortarlas por la mitad, y abrirlas con un cuchillo afilado, para que queden finitas y podamos enrollarlas. Para ello, vamos cortando en horizontal la carne, abriéndola poco a poco. Esto incluso podemos pedírselo al carnicero directamente para no entretenernos.
  2. Una vez tengamos nuestras pechugas cortadas, precalentamos el horno a 200 grados.
  3. Abrimos el queso y el jamón para que se aireen, especialmente si vienen envasados.
  4. Ahora, lavamos, y pelamos la manzana verde. Seguidamente, la cortamos en rodajas finas, y reservamos. Podemos echarle unas gotas de zumo de limón para evitar que la manzana se oxide.
  5. Luego, pelamos y cortamos la cebolla en juliana, y reservamos.
  6. ¡Ya es el momento de rellenar las pechugas de pollo! Con la pechuga abierta horizontalmente, ponemos una rodaja de manzana, de arriba a abajo. Sobre la manzana colocaremos un poco de cebolla distribuida, y sobre esta un par de lonchas de queso emmental. Por último, añadimos un poco de jamón serrano, una o dos lonchas, dependiendo del tamaño.
  7. Por último, cerramos la pechuga de pollo, enrollándolo como si fuera un burrito.
  8. Repetimos el proceso hasta rellenar todos los filetes de pollo, uno por persona.
  9. Después forramos una bandeja de horno con papel sulfurizado, o de horno, y ponemos el pollo relleno sobre la bandeja.
  10. Metemos la bandeja en el horno, en la parte central, entre 20 / 35 minutos, o hasta que esté hecho, a 180 grados, y listo.
  11. Sacamos con cuidado de no quemarnos, y servimos.

Si a la hora de cerrarlos observamos que se nos va a desmontar, podemos ponerle unos palillos, para que queden bien cerrados.

Para esta receta no necesitamos sal, ya que el jamón le da el toque salado. Queda muy jugoso debido al queso y a los jugos que sueltan la manzana y la cebolla.

Como veis, es una receta muy fácil, y además muy sana al hacerla al horno. Perfecta para una dieta equilibrada.

¡Esperamos que os guste!

Ver más recetas con: Pollo
Elena Gimeno

Elena se licenció en historia del arte y después se especializó en fotografía. Se define como: fotógrafa, amante de la cocina y viajera empedernida.
Ahora dedica buena parte del año a viajar por el mundo y unir las tres facetas.