Pastel de carne con puré de patata

Pastel de carne con puré de patata
Esta receta contiene huevoEsta receta contiene lactosa
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
4 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
75 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

  • ½ kg de carne de ternera picada
  • 1 vasito de vino blanco o tinto
  • 1 nuez de mantequilla
  • 4 patatas medianas
  • 200 mL de leche
  • Salsa de tomate
  • 3 zanahorias
  • 1 cebolla
  • 1 huevo
  • Pimienta
  • AOVE
  • Sal

Hoy vamos a preparar un plato al que muchas familias recurren cuando no saben qué comer, y no quieren complicarse mucho. Vamos a hacer un sencillo, y delicioso pastel de carne con puré de patata. Un plato que junta dos deliciosas recetas.

Un plato cuyos ingredientes principales son la carne picada, y las patatas. Podemos emplear la carne que más nos guste: de cerdo, de ternera, de cordero, o incluso hacer un mix. En este caso nosotros hemos optado por usar carne de ternera, que si la mezclamos con carne de cerdo tendremos un pastel más jugoso.

Esta receta viene de un plato de origen británico que recibe el nombre de cottage pie, que significa “pastel del rancho”. Éste se empezó a utilizar a finales del S.XVIII cuando las patatas se convirtieron en un alimento accesible para la clase baja. Sin más dilación, empecemos…

Cómo hacer un pastel de carne con puré de patata:

Preparación de la carne:

Para esta receta debemos cocinar una boloñesa algo más rápida de lo habitual, y más espesa.

  1. Primero, limpiamos la cebolla, y la cortamos en brunoise, en trocitos muy pequeños. Reservamos.
  2. Seguidamente, pelamos las zanahorias, las cortamos también en brunoise, y reservamos.
  3. A continuación, cogemos una sartén con un chorro de aceite, y la colocamos sobre un fuego medio.
  4. En cuanto esté caliente, añadimos la cebolla junto a las zanahorias, y rehogamos. Salpimentamos a gusto de cada uno, y removemos.
  5. Esperamos a que la cebolla se vuelva transparente, y la zanahoria se ablande mientras vamos removiendo. Entretanto seguimos con el puré de patatas.
  6. Cuando las verduras hayan obtenido la textura deseada agregamos la carne de ternera picada.
  7. Mezclamos hasta que la carne se haya hecho por completo, y echamos el vasito del vino que hayamos escogido. Subimos el fuego hasta que se evapore sin parar de remover.
  8. Ahora, iremos agregando la salsa de tomate frito poco a poco según vamos mezclando. Recordad que no tiene que quedar líquido, sino una mezcla más espesa.
  9. Dejamos a fuego medio lento durante unos 10 – 12 minutos, mientras seguimos con el puré.

Preparación del puré de patata:

  1. Ponemos una cacerola con agua y sal en un fuego fuerte. Esperamos a que hierva.
  2. Mientras, preparamos las patatas. Para ello, tenemos varias opciones. Podemos pelar las patatas, cortarlas en 4 o 6 trozos, y cocerlas hasta que se ablanden. O, cocerlas enteras una vez las hayamos pinchado con un tenedor, de nuevo hasta que se ablanden. Si las cortamos en trozos más pequeños tardará menos en estar lista.
  3. En cuanto estén blandas las sacamos del agua, y las agregamos a un cuenco grande. En el caso de que las hayamos cocido enteras debemos pelarlas antes de continuar.
  4. Aplastamos las patatas con la ayuda de un tenedor, o una trituradora de patatas.
  5. Cuando las tengamos medianamente machacada agregamos la mantequilla, 1 huevo batido, la leche, y continuamos aplastando hasta obtener una mezcla homogénea, y lisa. Una vez listo, lo reservamos.

Montaje del pastel de carne con puré de patata:

  1. Precalentamos el horno a 180º con la resistencia por ambos lados, y el modo ventilador.
  2. Escogemos una fuente de horno para montar nuestro pastel salado.
  3. Primero, vamos a poner nuestra boloñesa rápida en la base del recipiente, y lo aplanamos un poco con una espátula de silicona.
  4. Seguidamente ponemos una capa uniforme de puré de patata hasta el borde del molde.
  5. Por último, espolvoreamos con queso rallado, e introducimos en la parte central del horno.
  6. Dejamos hasta que el queso se gratine, y listo.

Si no queremos consumirlo en el momento montamos el pastel de carne en un recipiente, lo cubrimos con papel albal, y lo guardamos en la nevera. Cuando lo vayamos a consumir, le echamos en queso rallado, y lo metemos en el horno.

Yael Nadelar

Graduada en periodismo y comunicación audiovisual, Yael Nadelar es una apasionada de la cocina, especialmente de los postres y dulces.
Amante de los niños y la música, aprovecha cualquier ocasión para viajar y conocer nuevos lugares y culturas, aprendiendo siempre de las costumbres de cada país, importando en su cocina estos conocimientos.