Lubina a la sal

Lubina a la sal
Esta receta contiene pescado
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
3 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
25 minutos
Número de raciones
2 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

  • 1 kg de lubina
  • 2 kg de sal marina gruesa

El plato de hoy es, además de un clásico, una receta súper sana, súper sabrosa y nutritiva. Hoy vamos a preparar lubina a la sal.

Es muy importante comer pescado, y éste en concreto es muy agradecido. No tiene nada de grasa, su sabor es muy fino y suave, y además es muy fácil de preparar. Ideal para todos.

Podemos optar por comprar una lubina normal, de piscifactoría, o lubina salvaje. Obviamente esta última es mucho mejor y más rica, pero también mucho más cara. Pero no os asustéis, porque una lubina normal también está muy buena y podréis disfrutar de este plato como el que más.

Si sois de comer mucho pescado y os gusta ir innovando os dejamos otras deliciosas recetas. Un tradicional bacalao al pil pil, o un original salmón en salsa teriyaki, o una maravillosa merluza en papillote con ají amarillo y maíz chulpi.

Podemos acompañar esta receta con un delicioso gratin dauphinois, o una ratatouille casera, unas riquísimas espinacas a la crema.

Cómo hacer lubina a la sal:

Compraremos 1 kilo de pescado por cada dos personas. Se puede comprar una grande de 1 kilo, o dos individuales. Al comprarla, le diremos al pescadero que le limpie las tripas y las aletas, pero que nos deje las escamas. Así quedará más jugosa.

Vamos a utilizar sal marina gruesa. Para 1 kilo de pescado necesitaremos aproximadamente 1,5 kilos de sal, para cubrirla bien.

  1. Elegimos un recipiente para el pescado, y precalentamos el horno a 200º.
  2. Ponemos una cama de sal en el recipiente, colocamos nuestra o nuestros trozos de lubina, y las cubrimos completamente con más sal. ¡Deben quedar cubiertas por los laterales!
  3. Después echamos unas gotas de agua por encima para humedecer un poco la sal. Ayudará a que la sal se compacte mejor.
  4. Introducimos el pescado en el horno unos 20 minutos.
  5. El tiempo de horneado es muy importante para que no queda seca, ni cruda, pero depende mucho del tamaño del pescado. Una lubina de 1 kilo tarda unos 20 o 22 minutos en estar en su punto. Si son dos individuales, a partir de los 15 minutos puede estar lista. Y si es más grande, necesitará más tiempo.
  6. Al sacarla, veremos que la sal se ha endurecido, formando una costra. Dejamos reposar 3 o 4 minutos fuera del horno, y después retiramos la sal con dos cucharas, antes de pelar y servir el pescado.
  7. Al servir, podemos añadir un poco de ajo y perejil en crudo, y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. O tomar con una salsa de ali-oli casero, también lo podéis probar con nuestro aceite al chile verde.

Con cualquiera de las opciones estará espectacular.

Los orígenes de los pescados a la sal:

Parece que el origen de este tipo de preparación está en los pueblos del Mar Muerto.

Antes de cocinar con sal, preparaban el pescado envolviéndolo en arcilla, y cociéndolo. El pescado se hacía en el interior de este molde perfecto de barro, donde conservaba todos sus jugos, al igual que la sal.

Desde hace mucho tiempo, los pescadores ya cocinaban algunos peces recién pescados en sus propios barcos de esta manera. Los cubrían de sal, y los cocinaba sobre una piedra, al fuego.

Como veis, nada más fresco que esto. Es bonito conocer y conservar las tradiciones culinarias, que aportan tanto a lo que somos y comemos hoy en día.

¡Qué aproveche!

Inicio » Recetas » Carnes y pescados » Lubina a la sal
Elena Gimeno

Elena se licenció en historia del arte y después se especializó en fotografía. Se define como: fotógrafa, amante de la cocina y viajera empedernida. Ahora dedica buena parte del año a viajar por el mundo y unir las tres facetas.