Flan de pescado

Flan de pescado
Esta receta contiene lactosaEsta receta contiene pescado
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
2 votos
Tiempo de preparación
95 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

El flan de pescado, o pudin de pescado (pudding de pescado en su origen etimológico anglosajón), también denominado más vulgarmente pastel de pescado, es un plato cuya receta data de tiempos inmemoriales. Aunque en algunos círculos culinarios de moda se atribuya a cocineros vanguardistas, constituye un plato tradicional, quizás, poco extendido hace años, pero hoy cotidiano, constituyendo parte del menú habitual de la mayoría de restaurantes.

En nuestra receta de hoy, vamos a elaborar un buen flan de pescado hecho con merluza, elección de género más extendida de esta especialidad.

Cómo hacer flan de pescado:

  1. Ponemos un litro de agua en una cacerola a hervir durante una hora, a fuego medio, con una cebolla pelada, las zanahorias, el puerro, la rama de perejil y los dientes de ajo enteros. De esta manera conseguimos hacer un caldo.
  2. Seguidamente, introducimos la merluza en dos trozos, sin la cabeza.
  3. Lo dejamos hervir durante 15 minutos para que el pescado no se quede seco. Sacamos la merluza a un plato aparte y, cuando se enfríe un poco, procedemos a desmigarla, teniendo cuidado de quitar todas las espinas.
  4. A continuación, picamos finamente las otras dos cebollas, y las ponemos a pochar en una sartén con el aceite durante 15 minutos a fuego lento. Cuando esté dorado, echamos el pescado en la sartén y lo mezclamos, sin apagar el fuego.
  5. Ahora, añadimos tres cucharadas soperas de tomate y así cogerá un color rosado. Dejamos enfriar.
  6. En un recipiente aparte, batimos los seis huevos, añadiendo la nata líquida, la sal, la pimienta, y el preparado de la merluza con el tomate.
  7. Cubrimos de mantequilla la flanera o bol antes de verter el preparado, para evitar que se pegue a desmoldar. Ponemos al baño maría en el horno durante ¾ de hora a 160º.
  8. Dejamos enfriar y desmoldamos.

Sírvelo acompañado de mayonesa casera o salsa rosa y, opcionalmente, un poco de lechuga.

Recordad que se puede degustar frío o templado, pero suele estar mejor y más asentado para el siguiente día. 

El truco: si la merluza es demasiado cara podemos optar por la congelada o, mejor aún, la podríamos sustituir por cabracho. En este caso ojo con las espinas y el precio, ya que es más caro.

Si os gustan las recetas con merluza no os podéis perder esta deliciosa merluza en papillote con ají amarillo y maíz chulpi, ni esta increíble receta de merluza con polvo de aceitunas negras y espinacas, y ni qué hablar de esta merluza en salsa verde.

Para los alérgicos: el pescado en general y la merluza en particular es susceptible de reacción alérgica, fundamentalmente por los anisakis. En tal caso, siempre se deberá congelar previamente, al menos durante cinco días, por debajo de 20 grados bajo cero.

La mantequilla y la nata son elaborados lácteos, habría que eliminarlos para los alérgicos a tales productos.

Julia Gaitán

Con más de 30 años de experiencia entre los fogones, Julia es una verdadera profesional de la cocina. Un cajón lleno de infinidad de secretos para elaborar las mejores recetas, fuente de sabiduría y con unos platos de resultados excelentes.