Escalope milanesa

Escalope milanesa
Esta receta contiene glutenEsta receta contiene huevo
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
1 votos
Tiempo de preparación
30 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Hoy vamos a cocinar un plato casero muy sencillo, apto para cualquier nivel culinario, y con premio: su éxito está asegurado. El ESCALOPE MILANESA, con mayúsculas.

La ternera, base de nuestra receta, posee unas excelentes cualidades nutricionales, destacando su alto contenido en proteínas; además es un alimento rico en minerales como el hierro y el zinc, y en vitaminas del grupo B, que ayudan a la absorción de grasas y proteínas, así como el buen funcionamiento del sistema nervioso.

El escalope milanesa es apreciado por cualquier comensal, no solo por los amantes de la carne. Y es tal su versatilidad que incluso podríamos incluirlo en un menú infantil. Por su excelente sabor, su textura y su aporte nutritivo, no podemos perdernos este estupendo plato principal. Así que ánimo, a prepararlo, verás que fácil.

Cómo hacer escalope milanesa:

  1. Comenzamos salpimentando los filetes por las dos caras.
  2. Depositamos el panko en un plato liso y lo mezclamos con el queso rallado. Valdría un parmesano o cualquier otro queso que tengamos, que esté bien curado.
  3. En otro plato hondo batimos los huevos con el perejil muy picado. A ser posible perejil fresco.
  4. En un tercer plato echamos la harina.
  5. Ponemos una sartén a fuego medio, con aceite abundante.
  6. Procedemos al empanado de los filetes por el siguiente orden: primero los pasamos por la harina; luego por el huevo y finalizamos con el panko. Los reservamos antes de freír.
  7. Los metemos de uno en uno en la sartén, para que el aceite no se enfríe. Doramos y volteamos, cuidando que no se quemen y se hagan por dentro, pero quedando jugosos.
  8. Los retiramos, reposando en papel absorbente.

Y ya estamos listos para servir nuestros estupendos escalopes milanesa. Podemos acompañarlo con salsa de tomate casera. Como complemento ideal unas buenas patatas gajo, o una rica ensalada con frutos secos y tomates confitados, una ensalada de tomate, o una deliciosa, completa, y sana ensalada de quinoa con aguacate y rúcula, si lo servimos como plato principal. Y recordad, también es un característico menú para un día de campo, ya que es perfectamente adecuado para degustar incluso en frío dentro de un sandwich, incluirlo cortado en una ensalada de pasta, o comerlo tal cual.

El truco:

  • Pediremos a nuestro carnicero que prepare los filetes para escalope milanesa, preferiblemente de ternera blanca, que sean finos y limpios, y así nos ahorraremos la engorrosa tarea de ablandarlos con un rodillo.
  • Es importante dejar la carne a temperatura ambiente al menos media hora antes de cocinarla, que no esté recién sacada del frigorífico.
  • En las recetas clásicas se emplea pan rallado en vez de panko, aunque quedará menos crujiente.
  • Antes de freír procederemos a marcar los filetes con un cuchillo, en forma de cortes transversales y longitudinales, para evitar que se queden «abombados”, huecos por dentro.

Alérgenos:

Eliminar la pimienta para los intolerantes a la misma.

La harina deberá ser sin gluten, para los alérgicos a este elemento.

Julia Gaitán
Julia Gaitán

Con más de 30 años de experiencia entre los fogones, Julia es una verdadera profesional de la cocina. Un cajón lleno de infinidad de secretos para elaborar las mejores recetas, fuente de sabiduría y con unos platos de resultados excelentes.