Cordero al horno

Cordero al horno
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
23 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
275 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Hoy queremos sorprenderos con una receta de cordero al horno. Crujiente por fuera y jugoso por dentro, su proceso de elaboración garantiza el máximo sabor. Gracias a la técnica de horneado a baja temperatura obtendréis un cordero tierno y sabroso. Al no utilizar altas temperaturas, mantenemos el agua de las fibras musculares y evitamos un cordero seco y duro.

El proceso puede ser lento, somos conscientes. No obstante, os recomendamos que os arméis de paciencia porque el resultado de este cordero al horno será único.

Para los mas carnívoros, aquí os dejamos otras recetas para sorprender a vuestros invitados. Probad el secreto ibérico a la naranja, fresco pero con carácter, o el pollo en pepitoria, un guiso de los de siempre, o nuestras crujientes alitas de pollo.

Cómo hacer cordero al horno con patatas panadera:

  1. Comenzamos precalentando el horno a 130º por ambos lados y con ventilador.
  2. En un recipiente grande ponemos a remojo la paletilla de cordero con abundante agua durante 30 minutos.
  3. Mientras tanto, prepararemos un majado para untar en la paletilla. Éste aportará sabor y condimento al cordero. En un mortero, majamos 2 dientes de ajo con 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, vino blanco, 1/2 cucharadita de café de romero seco en polvo y reservamos.
  4. Cuando haya transcurrido el tiempo de remojo, en una fuente de horno con capacidad suficiente, añadimos 5 dientes de ajo, 1 rama de romero y 1 vaso de agua.
  5. Incorporamos encima la paletilla de cordero, salpimentamos e impregnamos con el majado. Podemos hacer pequeñas incisiones con un cuchillo en el cordero para meter los restos de ajo que hayan quedado del majado.
  6. Cubrimos con papel de aluminio la fuente de horno creando un envoltorio hermético y horneamos durante 1 hora.
  7. Es hora de preparar la guarnición. Cortamos las patatas en rodajas de 1 centímetro de grosor aproximadamente. A este tipo de corte se le denomina panadera. Por otro lado, cortamos en juliana la cebolla y reservamos la guarnición en una fuente a parte.
  8. El proceso de horneado, aunque es sencillo, puede ser lento. Lo más importante es que la temperatura del horno no se pierda, por lo que siempre que saquemos el cordero lo haremos con la mayor rapidez posible para no perder calor. Seguir estos sencillos pasos, y no fallareis:
    •  Pasada la primera hora de horno, con cuidado, sacamos la fuente y damos la vuelta al cordero para volver a cubrirla con el papel de aluminio. Horneamos durante otra hora.
    • A continuación, volvemos a dar la vuelta a la paletilla. En esta ocasión regaremos el cordero con el agua de la base. Volvemos a tapar con el papel de aluminio y horneamos durante 45 minutos.
    • Repetimos  de nuevo el proceso por el otro lado otros 45 minutos. Regar con el jugo del cordero de la base y añadir 1/2 vasito de agua a la fuente.
  9. Sacamos el cordero del horno y apartamos en otro recipiente. Observaréis cómo el cordero tiene un color blanquecino pero con apariencia carnosa y jugosa.
  10. Es importante que reservéis en un recipiente todo el líquido posible que haya quedado en el fondo de la fuente. Si creéis que no tenéis suficiente, podéis agregar un poco de agua o vino blanco. Con este jugo evitaremos que la carne nos quede seca.
  11. Precalentamos el horno subiendo la temperatura a 225 º. A continuación, en la misma fuente, incorporamos la guarnición reservada. Salpimentamos y echamos un chorrito de aceite.
  12. Ponemos encima de la guarnición el cordero, regamos con la mitad del jugo reservado e introducimos en el horno sin el papel de aluminio. Es hora de aportar el toque crujiente y el color doradito a nuestra receta.
  13. Dejamos en el horno durante 20 minutos y volvemos a repetir el proceso por el otro lado añadiendo el resto del jugo para que se mantenga tierno.
  14. Finalmente, dejamos 10 minutos más nuestro cordero al horno con patatas panadera por la cara principal. Si no está lo suficientemente crujiente subir un poco la temperatura regando de nuevo para que no quede seco.

¡Por fin! La espera se ha hecho eterna, lo sabemos, pero el resultado es un cordero al horno que mantiene todas sus propiedades, su ternura y su sabor. ¡No os defraudará!

Chip y Chop

Chip es doble graduada en derecho y administración y dirección de empresas.
Chop es ingeniero mecánico computacional.
Son la mezcla perfecta que añade el toque sabroso y técnico que todo amante de la cocina debe tener, siempre dentro de lo que marque la ley de los fogones, o no...