Pretzels caseros

Pretzels caseros
Esta receta contiene glutenEsta receta contiene lactosa
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
15 votos
Tiempo de preparación
100 minutos
Número de raciones
7 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Hoy vamos a preparar pretzels caseros. Pero no cualquier tipo de pretzel, sino uno crujiente por fuera y súper tierno por dentro. ¡Os aseguramos que es más fácil de lo que parece por ello os animamos a que probéis esta receta en casa!

Lo mejor es que podemos hacer los pretzels del tamaño que más nos convenga en función del evento. Si os atrevéis con ellos no os puede faltar un buen acompañamiento, y qué mejor que una crema fría de roquefort, o una maravillosa salsa de mostaza.

Manos a la obra…

Cómo hacer pretzels caseros:

  1. Lo primero que debemos hacer es calentar 1 taza y media de agua hasta que esté caliente. Podemos utilizar un calentador de agua, o bien pasarla unos minutos por el microondas.
  2. Agregamos el agua a un bol grande, y le añadimos una cucharadita de azúcar, junto a otra de sal. Removemos con unas varillas de mano hasta que se hayan disuelto.
  3. Rápidamente agregamos la levadura y dejamos reposar unos 5 minutos hasta que empiece a hincharse. Os recomendamos que utilicéis una levadura seca de panadería antes que la química. A día de hoy se puede localizar en casi cualquier supermercado.
  4. En cuanto la levadura haya creado una película por todo el bol empezamos a añadir poco a poco la harina a través de un colador para tamizarla.
  5. A continuación, agregamos una cucharada de mantequilla sin sal en pomada, o a temperatura ambiente. Es muy importante que la mantequilla no esté fría, ya que sino nos costaría mucho deshacerla.
  6. Removemos todo con una cuchara de madera haciendo que el agua impregne bien la harina hasta formar una masa. Si es necesario, para terminar de integrar de manera adecuada los ingredientes nos pringándonos un poco las manos y amasamos hasta que nos quede una masa uniforme.
  7. Echamos unas gotas de aceite en el cuenco y embadurnamos con la mano todo el interior del bol.
  8. Agregamos la masa hecha una bola al bol, la cubrimos con papel film transparente, y la reservamos durante al menos una hora en un lugar cálido.
  9. Una vez pasado el tiempo destapamos el cuenco, y hundimos con cuidado un dedo, si vemos que la masa tiene una textura elástica y vuelve casi a retomar la misma forma de antes significa que está lista para usar.
  10. Colocamos la masa sobre una encimera limpia y con la ayuda de un cortapizzas o un cuchillo hacemos un corte por la mitad, y cada mitad en 4, 5 o 6 trozos similares. El número de trozos dependerá del tamaño que queramos preparar los pretzels.
  11. Seguidamente, cogemos un trozo, reservando el resto, y con la ayuda de nuestras manos vamos amasando hasta que hayamos formado una especie de cuerda de más o menos unos 30 cm, o en función del tamaño que queramos conseguir.
  12. En cuanto hayamos conseguido que la masa parezca una cuerda larga y uniforme cogemos ambos extremos, hacemos que se crucen pasando uno por debajo del otro y observaremos que los extremos se quedan en el lado contrario.
  13. Aplastamos con cuidado los extremos en la parte inferior del preztel, y lo colocamos sobre una bandeja forrada con papel de horno. ¡Listo! ¡Ya le hemos dado forma a un pretzel! ¡Nos queda el resto! Para ello repetimos los pasos 11 y 12 hasta tenerlos a punto, y reservamos.
  14. Es hora de encender el horno. Lo precalentamos a 180º.
  15. Cogemos una cacerola mediana, le echamos 4 tazas de agua y llevamos a ebullición. Cuando esté a punto de romper a hervir vertemos 2/3 de taza de bicarbonato de sodio de uso alimenticio, y removemos hasta que se haya disuelto por completo.
  16. Ahora, de uno en uno, los vamos cogiendo y sumergiéndo durante 2 minutos en nuestra solución de agua y bicarbonato. Si no hemos agregado agua como para cubrir los pretzels debemos hacerlos “vuelta y vuelta” dejando por ambos lados los dos minutos marcados.
  17. Según los vayamos sacando los colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado.
  18. En cuanto tengamos bañados y colocados nuestros pretzels caseros cogemos un cuenco le echamos la mantequilla salada, y la pasamos unos segundos por el microondas hasta que se haya derretido. Barnizamos los pretzels con la ayuda de un pincel de cocina hasta dejarlos bien impregnados.
  19. Por último, espolvoreamos nuestros lazos de pan con un poquito de sal gorda, y metemos al horno entre 10 – 15 minutos, o hasta que se hayan dorado ligeramente.
  20. Pasado el tiempo retiramos la bandeja del horno, dejamos reposar unos 5 minutos y listos para disfrutar.

¡Es hora de gozar con estos maravillosos pretzels caseros!

Yael Nadelar
Yael Nadelar

Graduada en periodismo y comunicación audiovisual, Yael Nadelar es una apasionada de la cocina, especialmente de los postres y dulces.
Amante de los niños y la música, aprovecha cualquier ocasión para viajar y conocer nuevos lugares y culturas, aprendiendo siempre de las costumbres de cada país, importando en su cocina estos conocimientos.