Totopos o nachos caseros

Totopos o nachos caseros
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
5 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
50 minutos
Número de raciones
4-6 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Preparad el tequila o unos margaritas porque con la receta de hoy nos vamos directamente ¡a México! Hoy os vamos a enseñar cómo preparar nachos caseros, y de dos formas diferentes. Os vamos a enseñar la versión “desde 0”, preparando vosotros mismos la tortilla de maíz, y una opción mucho más rápida pero igual de rica y resultona.

Los nachos o totopos son una excelente opción para dipear si eres celíaco o intolerante al gluten. Aunque evidentemente no hace falta serlo para disfrutar de esta delicia. Un buen guacamole casero es lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en nachos, pero otros patés como la muhammara de pimientos asados, el hummus de remolacha o el hummus de guisantes también son una excelente opción.  De hecho, una selección de patés vegetales con nachos, crudités y diferentes panes es una muy buena idea para servir como entrante si tienes invitados. Hay sabores para todos los gustos, ¡además de ser algo muy vistoso por los diferentes colores!

Cómo hacer nachos caseros:

Aunque tradicionalmente los nachos suelen freírse en aceite, en esta ocasión los hemos hecho al horno para hacerlos más ligeros y ensuciar menos. Si queréis freírlos: olla pequeña con aceite de girasol bien caliente, y freír un par de minutos o hasta que estén doraditos. Escurridles el exceso de aceite en un plato con papel de cocina, y ¡a comer!

  1. En un bol amplio volcamos la harina de maíz y un pellizco generoso de sal.
  2. Incorporamos el agua y empezamos a remover con las manos. Esta masa no es tan pegajosa como una masa de harina de trigo, así que en seguida se os despegará de las manos. Si la masa está un poco dura o no toma forma, añadid otros 50ml de agua poco a poco.
  3. Amasad unos segundos hasta que todo quede bien integrado.
  4. Si podéis, dejadla reposar unos 15 minutos para que el agua se absorba bien.
  5. Dividid la masa en 7 porciones, y dadles forma de bolita.
  6. Poned una sartén amplia a fuego medio. También sirve una plancha.
  7. Colocad un papel vegetal sobre la encimera, encima una bolita, y encima otro papel vegetal. Extender con la ayuda de un rodillo intentando que la forma sea redonda. No pasa nada si no queda perfecta. No debe ser muy fina, ya que podría romperse cuando la volquéis sobre la sartén. Quitamos el papel de arriba con cuidado.
  8. Cuando la sartén esté bien caliente, volcamos la tortilla sobre ella. La tostaremos unos minutos a cada lado. Se hinchará y empezará a tostarse. ¡Enhorabuena! Acabas de preparar una tortilla de maíz casera, apta para fajitas y burritos además de para nachos.
  9. La colocamos en un plato y la tapamos con un paño. Repetimos el proceso con el resto de bolitas.
  10. Precalentamos el horno a 180°, con calor arriba y abajo.
  11. Apilamos las tortillas y las cortamos en forma de triángulo, como si fuera una pizza. La forma no será exactamente igual a los nachos industriales, pero así se notará más aún que son caseros.
  12. Coloca los triángulos sobre una bandeja de horno y píntalos con aceite oliva. Puedes espolvorear pimentón, comino, ajo en polvo… o simplemente sal.
  13. Hornear unos 12 minutos aprox. o hasta que adquieran un color tostado.
  14. Cuando estén listos sacadlos del horno y dejadlos enfriar para que se queden crujientes. Se conservan bien en un recipiente hermético.

Cómo hacer nachos caseros… con trampa:

En esta versión sin trampa nos ahorraremos el preparar las tortillas de maíz. Usaremos las que venden en los supermercados, y seguiremos las instrucciones a partir del punto 11. Las cortaremos en triángulos, los pintaremos con aceite y los hornearemos hasta que empiecen a dorarse por los bordes.

Esta opción es mucho más rápida pero quedaréis igual de bien, porque también podéis tunear los nachos con diferentes especias. Incluso podéis darles un toque mediterráneo o más exótico si os sentís creativos. Al hacer los nachos caseros y al horno, sean desde 0 o no, nos ahorraremos los ingredientes poco saludables de los nachos industriales, y sabremos exactamente cuál  es la calidad del aceite.

¿Os animáis con alguna de las dos opciones?

Marta Caballero

Marta es, oficialmente, graduada en Periodismo, pero la cocina vegana y saludable es lo que de verdad le gusta y a lo que se ha dedicado durante los últimos años.
Disfruta mucho veganizando recetas, aprendiendo sobre nutrición y experimentando en la cocina con sabores, texturas, colores…
Otras de sus grandes aficiones son la música (a ser posible en directo), los viajes y los libros.