Muhammara, paté vegetal de pimiento y nueces

Muhammara, paté vegetal de pimiento y nueces
Esta receta contiene frutos de cáscaraEsta receta contiene gluten
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
8 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
5 minutos
Número de raciones
6 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

  • 250 g de pimiento rojo asado
  • 1 diente de ajo
  • 90 g de nueces
  • Pan rallado para espesar
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharada de agave
  • ½ cucharadita de pimentón de la Vera picante
  • AOVE, Sal

Hoy os traemos una receta procedente de Siria, con un toque picante, y perfecta para las cenas veraniegas con los amigos. La muhammara es un paté vegetal elaborado con pimiento rojo asado, nueces y sirope de granada. Es un plato estupendo para compartir al centro, con pan de pita o crudités.

Lo bueno que tienen estos patés vegetales típicos de la cocina árabe es que tienen un toque exótico y a la vez familiar, ya que todos compartimos el Mediterráneo. Echa un vistazo a nuestra receta de tahini casero, una pasta de sésamo también usada en este tipo de cocina. Con él podrás elaborar un rico hummus tradicional u otros patés, así como aderezos para ensaladas.

El sirope de granada (o melaza de) puede ser difícil de encontrar. Se elabora reduciendo al fuego zumo de granada con azúcar, pero para ahorrarnos ese trabajo añadiremos una cucharada de sirope de agave a nuestra muhammara. Asimismo, esta receta también queda estupenda si usáis avellanas en lugar de nueces. Tostadlos para un sabor más intenso.

Cómo hacer muhammara:

En ocasiones se usa pan rallado para espesar. Si queréis una muhammara sin gluten simplemente quitad el pan y añadir un poco más del fruto seco que uséis. Otra alternativa al pan serían los copos de avena o de trigo sarraceno.

  1. Introducir todos los ingredientes salvo el pan rallado en un procesador de alimentos y trituramos. También podemos utilizar una batidora.
  2. A continuación, añadimos el pan o más frutos secos si fuera necesario para espesar el paté.
  3. Lo dejamos reposar en la nevera unas horas para que los sabores se asienten.

No tiene mucha complicación, ¿verdad? Además, la muhammara también está deliciosa como salsa para pasta, en caliente o en frío. Y hablando de salsas para pasta, ¿qué tal este pesto de aguacate?. Puedes veganizarlo con el sencillísimo parmesano vegano.

Otra buena idea para una cena con amigos sería servirla sobre una tabla con otros patés vegetales, como el hummus de guisantes con menta. Acompañadlo de panes diferentes, aceitunas, y hortalizas crudas. Se puede llevar a un picnic o a la playa en tarros de cristal. De este modo reutilizamos envases y ¡además se ven los colores de los patés!

Cómo asar pimientos:

Podéis usar pimientos asados envasados al vacío, o en conserva. Pero por si asáis pimientos frescos, aquí os dejamos las indicaciones a seguir:

  1. Precalentar el horno a 200-220 grados.
  2. Asamos los pimientos en una bandeja de horno, unos 40-45 minutos o hasta que estén tiernos. Hay que darles la vuelta de vez en cuando. Es posible que partes de la piel se quemen, pero no pasa nada porque los pelaremos.
  3. Una vez asados, los dejamos enfriar. Pelamos y despepitamos.

Se conservan bien en un tupper o tarro de cristal en la nevera. Podemos ponerlos en aceite y un diente de ajo para que se maceren un poco, y usarlos en tostas o ensaladas, como esta de quinoa, aguacate y rúcula.

El pimiento rojo (y sobre todo crudo) es una excelente fuente de vitamina C, que es un potente antioxidante. Se recomienda en dietas para prevenir la artritis y para aumentar la fertilidad. Sus nutrientes también nos ayudan a mejorar el aspecto de nuestra piel, así que ¡llenad vuestras neveras en verano!

Marta Caballero

Marta es, oficialmente, graduada en Periodismo, pero la cocina vegana y saludable es lo que de verdad le gusta y a lo que se ha dedicado durante los últimos años.
Disfruta mucho veganizando recetas, aprendiendo sobre nutrición y experimentando en la cocina con sabores, texturas, colores…
Otras de sus grandes aficiones son la música (a ser posible en directo), los viajes y los libros.