Crujiente de langostinos con panko

Crujiente de langostinos con panko
Esta receta contiene crustaceosEsta receta contiene huevo
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
29 votos
Tiempo de preparación
35 minutos
Número de raciones
4 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Estamos deseando que conozcáis nuestro crujiente de langostinos, o lo que es lo mismo langostinos empanados con panko. Un aperitivo muy fácil de hacer con el que sorprenderás a todos en cualquier reunión de amigos.

A pesar de ser sencillo de hacer, no es un plato que abunde, ni se vea muy a menudo en las diferentes celebraciones, como puede ser una tortilla de patatas. Así que podéis aprovechar para darla a conocer y demostrar lo eruditos que sois en la cocina.

Todos sabemos que este tipo de crustáceos se utilizan en abundancia dentro de la cocina española, aunque normalmente forman parte de un plato, y no son el principal ingrediente, como en el caso de la paella.

En alguna ocasión si que se convierten en plato fuerte, se pueden hacer a la plancha, al horno, al pil pil, salteados, y un largo etc. Ahora pasemos a nuestro crujiente de langostinos

Preparación de los langostinos:

  1. Antes de pasarlos por el panko tenemos que limpiarlos un poquito. Para ello, les quitaremos las cáscaras, y las cabezas. Tenemos la opción de dejarles las colitas, o bien quitárselas. Eso ya depende del gusto de cada uno.
  2. Para terminar de limpiarlos debemos quitarles las venitas que tienen a lo largo este tipo de crustáceos. Esa venita de color negro es el aparato digestivo del langostino. Para poder quitárselo con mayor facilidad nos ayudaremos de un cuchillo, y les haremos un pequeño corte sin llegar a la mitad del langostino para que no quede muy abierto. Seguidamente cogemos un palillo de dientes, o incluso la misma punta del cuchillo, y la introducimos para quitar con cuidado la venita.

    Es aconsejable quitarles el aparato digestivo ya que dan un toque amargo, por lo que podría cambiar un poco el sabor de nuestra receta

  3. Una vez estén limpios, llenaremos un bol de salsa teriyaki e introduciremos los langostinos. Los dejaremos marinando en la nevera durante aproximadamente 30 minutos. Una vez pasado el tiempo podemos pasar a preparar el rebozado.

Cómo hacer crujiente de langostinos con panko:

  1. Cogemos tres platos, dos llanos, y uno hondo. En los planos colocaremos, en uno la harina, y en el otro el panko. En el plato hondo cascaremos los huevos, los batiremos, y los salpimentaremos cada uno a su gusto.
  2. Sacamos los langostinos de la nevera.
  3. De uno en uno, los pasaremos por la harina, posteriormente por el huevo, y por último por el panko. Si le queréis dar un toque diferente, os damos la opción de mezclar el panko con un poquito de coco rallado, o con pan rallado grueso.
  4. Repetimos el proceso hasta quedarnos sin langostinos.crujiente de langostinos
  5. Mientras vamos rebozando los últimos, cogemos una olla pequeña, y le echamos aceite de oliva, hasta llegar a cubrir más o menos un cuarto de la cacerola. Si os parece demasiado fuerte el aceite de oliva, podéis sustituirlo por el de girasol, o incluso mezclarlos.
  6. En cuanto el aceite esté bien caliente le iremos echando de uno en uno, o como mucho de dos en dos los langostinos empanados. Cuando veamos que están doraditos, les damos la vuelta con la ayuda de una espumadera, o un tenedor.
  7. Según los vayamos teniendo los colocamos sobre un plato con papel de cocina. De esta manera el papel irá absorbiendo el aceite sobrante.

¡Hecho! ¡Ya tenemos nuestro deliciosos crujientes de langostino!

Para emplatarlos os recomendamos que compréis palillos largos de madera, y los vayáis pinchando. ¡Qué no haya más de tres langostinos por brocheta!

¡OJO! ¡Tened mucho cuidado cuando los vayáis a pinchar, ya que es muy frágil el rebozado!

También tenéis la posibilidad de freír los langostinos ya pinchados en los palillos. La desventaja de esto es que tan sólo podremos pinchar un langostino por cada brocheta, ya que el aceite no llegaría a un segundo si lo colocáramos. Si preferís hacerlos de esta manera debéis mojar los palillos de madera, antes de nada, para que no se quemen.

Nos gustaría daros otra alternativa a la salsa teriyaki, por si no os gusta el sabor, la textura, o lo que sea. Se puede sustituir por salsa de soja, o bien un poquito de vino blanco, unas hojas de perejil cortadas, y un poquito de ajo en polvo. Y posteriormente marinarlos como hemos explicado en el paso 3 de la preparación de los langostinos.

¿Qué es el panko?

A pesar de no llevar pan, es un pan rallado japonés. Se hace con harina de trigo, y pasa por un largo proceso. Existen diferentes tipos según su acabado. El panko aporta a los rebozados un efecto súper crujiente. El panko le queda bien a multitud de alimentos, como, por ejemplo: pescados, cualquier tipo de verdura, carnes… Incluso podéis hacer nuestros famosos fingers sustituyendo al pan rallado por panko.

Esperamos que os haya gustado nuestra receta, si queréis podéis compartir con nosotras cómo os han salido. Os invitamos a que nos dejéis fotos en las redes sociales con el hashtag #crujienteyaldente

Información nutricional

Por cada 100 gramos esta receta contiene:

156.48
Energía (Kcal)
20,8
Hidratos de carbono (g)
3,92
Grasas totales (g)
9,26
Proteínas (g)
0,72
Fibra (g)

*La información nutricional facilitada ha sido elaborada por la dietista-nutricionista Bárbara Hernández Rodríguez. Los valores nutricionales de cada receta pueden variar en función de las cantidades de los ingredientes, el modo de preparación así como las fuentes de aprovisionamiento.

Cantidad por 100 gramos
Calorías 156.48 Kcal
Grasas totales 3,92 g
Ácidos grasos saturados 0,78 g
Ácidos grasos poliinsaturados 0,4 g
Ácidos grasos monoinsaturados 2,2 g
Colesterol 65,93 mg
Sodio 1451 mg
Hidratos de carbono 20,8 g
Fibra 0,72 g
Azúcares 4,23 g
Proteínas 9,26 g

*La información nutricional facilitada ha sido elaborada por la dietista-nutricionista Bárbara Hernández Rodríguez. Los valores nutricionales de cada receta pueden variar en función de las cantidades de los ingredientes, el modo de preparación así como las fuentes de aprovisionamiento.

Yael Nadelar

Graduada en periodismo y comunicación audiovisual, Yael Nadelar es una apasionada de la cocina, especialmente de los postres y dulces.
Amante de los niños y la música, aprovecha cualquier ocasión para viajar y conocer nuevos lugares y culturas, aprendiendo siempre de las costumbres de cada país, importando en su cocina estos conocimientos.