Croquetas de jamón

Croquetas de jamón
Esta receta contiene huevoEsta receta contiene lactosa
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
10 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
90 minutos
Número de raciones
6 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

  • 100 g de mantequilla
  • 100 g de harina (mejor tamizada)
  • 500 mL de leche
  • 1 Cebolla
  • 200 g de jamón
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Nuez moscada

En esta nueva entrega de Crujiente y al dente, os traemos el entrante español por excelencia, las croquetas de jamón. No hay quien pueda resistirse a este pequeño manjar. Si aún no sabes cómo preparar unas buenas croquetas de jamón, siguiendo estos sencillos pasos, sorprenderás a todos tus comensales.

De pollo, de cocido, de bacalao o de setas, el mundo de las croquetas es infinito. Si sois unos enamorados de este magnifico plato os recomendamos que os atreváis con nuestras croquetas de pollo y maíz. La mezcla de los sabores no os dejará indiferente.

¡A por ello cocinillas!

Cómo hacer croquetas de jamón

Elaboración de la masa de las croquetas:

  1. Para empezar, calentamos en un cazo la leche. Sólo necesitamos calentarla por lo que antes de llevarla a ebullición, quitamos del fuego y reservamos.
  2. En una sartén grande, derretimos la mantequilla a fuego medio. Cuando esté derretida, añadimos la cebolla picada muy pequeña y doramos a fuego medio bajo.
  3. Cuando la cebolla esté lista, agregamos el jamón picado y rehogamos unos minutos.
  4. A continuación, crearemos la bechamel con la cebolla y el jamón bien rehogados. Empezamos bajando el fuego e incorporamos la harina. Con una cuchara de madera o una varilla removemos con paciencia, formando una masa con el resto de los ingredientes.
  5. Dejamos cocer la harina hasta que coja un poco de color. Este paso es importante, de lo contrario, nuestra bechamel sabrá a harina cruda.
  6. Con el fuego todavía bajo, añadimos un poco de la leche caliente, con un vaso es suficiente, y removemos para que se vaya ligando con la harina, la cebolla y el jamón.
  7. Repetimos el proceso vertiendo el resto de la leche poco a poco sin dejar de remover para que la crema quede sin grumos.
    La clave de una buena bechamel es trabajar bien la densidad de la masa. Eso significa que deberemos eliminar con paciencia todos los grumos. Así, conseguiremos una crema ligera y ligada.
  8. Añadimos la sal, pimienta y un poco de nuez moscada.
  9. Cocinamos nuestra bechamel unos 20 minutos a fuego medio removiendo constantemente con una varilla para ayudar a que se oxigene.
  10. Reservamos la bechamel en una fuente y dejamos templar unos 30 minutos. Después, tapamos y dejamos enfriar en la nevera mínimo 4 horas.

Elaboración de las croquetas:

  1. Cuando la masa esté fría, con dos cucharas o con tus manos, da forma a las croquetas. Pequeñas o grandes es tu decisión.
  2. Conseguida la forma, pasamos las croquetas por huevo batido y después por pan rallado. Iremos reservando las croquetas en un plato hasta terminar con toda la masa.
  3. Para freír las croquetas sin que se rompan, el mejor truco es que estén congeladas. Si no disponéis de tiempo suficiente, enfriarlas en el congelador el mayor tiempo posible para ayudar a la masa a compactarse. Con ello evitaréiss que se desmenucen en la sartén.
  4. Para terminar, freímos las croquetas con abundante aceite caliente con cuidado de que no se quemen. Si nuestras croquetas están congeladas, no debéis freír muchas a la vez en la misma sartén, ya que la temperatura del aceite bajará de golpe, y se cocerán con lo que podemos correr el riesgo de que se nos rompan.
    Cuando estén doradas, las retiramos a un plato con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.

¡Listo! Ya sabemos cómo preparar croquetas de jamón. Desaparecerán del plato sin daros cuenta, deprisa!

Chip y Chop

Chip es doble graduada en derecho y administración y dirección de empresas.
Chop es ingeniero mecánico computacional.
Son la mezcla perfecta que añade el toque sabroso y técnico que todo amante de la cocina debe tener, siempre dentro de lo que marque la ley de los fogones, o no...