Chupa chups de pollo

Chupa chups de pollo
Esta receta contiene glutenEsta receta contiene huevo
Puntuación:
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
2 votos
Cargando…
Tiempo de preparación
25 minutos
Número de raciones
3 personas
Categoría de la receta

Ingredientes:

Hoy os queremos sorprender con una receta ideal para cocinar con los peques, además es un aperitivo perfecto para fiestas u otros eventos. Vamos a preparar unos chupa chups de pollo. Es muy atractivo para los niños, y queda muy bien presentado para invitar a gente, siendo un plato realmente sencillo.

Todo el mundo conoce los míticos chupa chups, ¿verdad? Pues nosotros haremos la versión salada, con una masa de pollo y queso que está para chuparse los dedos. ¡Los podemos tomar calientes o fríos!

Podéis combinar estos chupa chups salados con otras tapas como estas croquetas de pollo y maíz, o las famosas patatas gajo aderezadas con ajo y parmesano, o estos interesantes langostinos con panko, por daros algunas ideas 🙂

Cómo hacer chupa chups de pollo:

  1. Vamos a empezar lavando la pechuga de pollo y secándola bien con papel de cocina.
  2. Ahora la cortamos en dados con un cuchillo liso.
  3. Seguidamente pasamos esos dados por una picadora, termomix, o robot de cocina. Los trituramos hasta que nos quede una masa.
  4. Por otro lado, cogemos un plato hondo y batimos 2 huevos.
  5. Después agregamos el pollo picado al huevo, añadimos sal, pimienta, y el queso rallado.
  6. Mezclamos todo bien hasta obtener una pasta homogénea. Si vemos que el queso no se deshace bien, podemos meter la batidora eléctrica. ¡Quedará perfecto! Podemos sustituir la mozzarella por el queso que más guste.
  7. Con esa masa vamos a hacer bolitas del tamaño de los chupa chups. Para que no se nos pegue mucho en las manos, nos las humedecemos.
  8. Ahora que ya tenemos las bolitas, las tenemos que pasar por pan rallado.
  9. Las freiremos en abundante aceite. Para ello, lo mejor es hacerlas en freidora, pero si no tenemos no importa. Elegimos un cazo pequeño y alto, echamos abundante aceite de girasol y lo ponemos a fuego fuerte.
  10. Cuando el aceite esté bien caliente, vamos echando nuestras bolitas de pollo. Es mejor hacer varias tandas y que no estés todas apelotonadas para que se frían mejor y queden bien crujientes.
  11. Según las vayamos sacando las iremos colocando sobre un plato con papel de cocina. Vamos repitiendo el proceso hasta freír todas las bolas.
  12. Espolvoreamos los chupa chups salados con un poco de sal.
  13. Por último, les colocaremos “el palo” del chupa chups. Nosotros hemos usado pajitas cortas de color negro, que quedan muy elegantes. También podéis usar palos de brocheta.
  14. Cuando tengamos todos, solo nos queda colocarlos como más nos guste.

Recordad servirlos con varias salsas, de esta manera darán más juego. Podemos servirlos con un poquito de salsa brava casera, con una tradicional mayonesa, una salsa roquefort para los amantes del queso, o una salsa de mostaza…. También podemos darles un toque diferente con una salsa más dulzona como con una mermelada de tomate para una combinación más arriesgada, o probarlo con una mermelada de pimiento rojo, o una salsa de mostaza y miel, que nunca falla…. ¡Arriesgaros o preparar una mesa con nuestros chupa chups de pollo, junto a una variedad de salsas!

Como sea, esperamos que disfrutéis tanto como nosotros de este delicioso y divertido aperitivo.

Elena Gimeno

Elena se licenció en historia del arte y después se especializó en fotografía. Se define como: fotógrafa, amante de la cocina y viajera empedernida.
Ahora dedica buena parte del año a viajar por el mundo y unir las tres facetas.